Nuevo Teatro Alcalá

"Rigoletto" en el Teatro Nuevo Alcalá

10:07


Artículo por Laura Martínez

Si bien la semana pasada pudimos disfrutar de La Compañía Estudio Lírico (dirigida por Belkys Domínguez) , con su  representación de “Il trovatore”, esta semana podemos continuar deleitándonos con otro gran éxito como es “Rigoletto” , una emblemática ópera italiana. Así el  Nuevo Teatro Alcalá continua con su homenaje al bicentenario del nacimiento de Verdi.

Esta ópera está basada en la obra teatral Le Roi s'amuse de Víctor Hugo. La primera fecha de estreno  se remonta al 11 de marzo de 1851 en el teatro La Fenice de Venecia. Tuvo grandes problemas con la censura de la época por considerarla inmoral y obscena. Tras un tira y afloja entre los censores y el compositor, éste consiguió mantener lo fundamental y solo cambiar algunos detalles ( trasladar la acción a Mantua o convertir al Rey en un Duque).

Se compone de tres grandes actos, con la música de Giuseppe Verdi, donde se aprecia la pasión con que el autor construía la música para sus personajes. El libreto es de Francesco Maria Piave. Esta obra tiene como grandes características su riqueza melódica y su fuerza dramática. Es un intenso drama de pasión, de engaño, de amor  filial y también de venganza.



El protagonista que da nombre a la obra es Rigoletto,  y narra la tragedia del bufón jorobado de la corte del Ducado de Mantua, que emociona con sus sentimientos al público. Rigoletto, es un fiel servidor de la lujuria de su señor hasta que el afán desmedido de codicia y posesión también llama a su puerta... y ya no será cualquier jovencita la que tendrá que conseguirle a su libertino duque, sino a su propia hija!! La obra critica duramente al abuso de poder de la monarquía a través de un Duque que se divierte, arrastrado a la lujuria, el engaño y la corrupción. Verdi se arriesgó a dar el papel principal a un personaje marginal, como es un bufón, al que le permite mostrar su cara más miserable y a la vez su faceta más humana como padre doliente. Y también aprovechó muy bien ese material para juzgar de manera inflexible la situación de Italia bajo el imperio austrohúngaro. 


La acción se desarrolla durante el S. XVI. Rigoletto es el barítono, Gilda es soprano ligera, el Duque es tenor , Sparafucile, es bajo y Maddalena es mezzosoprano.

Mi segundo contacto con la ópera ha sido de nuevo de lo más satisfactorio. Si bien es verdad que la noche empezo flojita, durante los primeros cinco minutos donde parecía que los artistas no estaban al cien por cien, de repente arrancaron con toda su fuerza y atraparon toda mi atención y admiración.  Unas voces estupendas, una orquesta que aunque pequeña, defiende la música de Verdi  y acompaña la puesta en escena a la perfección.  De nuevo, para los iniciados en este género, los subtítulos ayudan a entender una obra que a priori no resulta complicada pues la interpretación de toda la compañía es muy comprensible y sencilla.  Destacan especialmente los protagonistas de la obra, que dejan en todos los sentidos un gusto muy especial cada vez que tienen una escena donde lucirse ante el público .

Para mí un momento especialmente emotivo ha sido la interpretación del monólogo 'Parisiamo' o la popular melodía de 'La donna é mobile' , ya que reconocía  la canción y ha sido un placer escucharla en  vivo en una ópera por primera vez.
En fin, una vez más….y va a ser que le estoy cogiendo el gusto, he disfrutado de una noche con un más que grato espectáculo; una magnífica opción cultural que nadie debería desconocer.



ARGUMENTO:

ACTO I


En el palacio del Duque de Mantua tiene lugar una de las cotidianas orgías que el Duque organiza acompañado de sus cortesanos y de su bufón, el jorobado Rigoletto. El Duque comienza expresando que tanto le da una mujer como otra, pero intenta conquistar a la mujer del conde de Ceprano delante de él mismo. Aunque el conde intenta impedir el acercamiento a su esposa, no lo consigue. Rigoletto observa la ira del conde, y se burla de él, ya que se siente seguro por estar bajo la protección del Duque. Sin embargo, los cortesanos cansados de las impertinencias del bufón deciden escarmentarlo: creen que tiene una amante, y empiezan a pensar en la represalia.

En la fiesta aparece el duque de Monterone, con gran furia contra el Duque de Mantua porque ha deshonrado a su hija, y de eso también se burla Rigoletto, siendo por ello objeto de las maldiciones del Duque.
De camino a su casa, Rigoletto va meditando en la maldición proferida por Monterone, cuando se encuentra con un siniestro personaje, Sparafucile, que no es más que un asesino a sueldo. Rigoletto no le hace demasiado caso, pero toma nota de sus servicios.
Entonces se encuentra con su hija, Gilda, custodiada por la criada Giovanna. Rigoletto no la permite salir de casa si no es para ir a la iglesia, y siempre acompañada. Su hija desconoce su verdadero trabajo. Cuando están hablando, Rigoletto cree oir ruídos fuera de la casa y sale a ver que es, entonces el Duque de Mantua se cuela dentro con la ayuda de Giovanna. Ha conocido a Gilda en sus visitas a la iglesia. La muchacha cree que se trata de un estudiante pobre y bueno, llamado Gualtier Maldé. Rigoletto sale de la casa repitiéndole a su hija que no salga de casa. En ese momento se encuentran Gilda y el duque, y se confiesan su amor, pero escuchan ruidos en la calle y el duque se va, ante el miedo de Gilda de ser sorprendidos por su padre.
Los que rondan la casa son Marullo y otros cortesanos, dispuestos a raptar a la que creen amante del bufón. Cuando se disponen a hacerlo, Rigoletto regresa, y estos le convencen de que quieren raptar a la condesa de Ceprano, que vive delante. Él los cree e incluso se brinda a participar en la broma. Los cortesanos le vendan los ojos, y cuando se quiere dar cuenta, ya han raptado a su hija, la cual ha perdido un pañuelo. Rigoletto piensa que todo se debe a la maldición proferida por Monterone.


ACTO II


El duque de Mantua se lamenta porque al ir a ver a su amada se entera de que Gilda ha sido victima de un rapto. Lo que no sabe es que pronto los cortesanos se la van a traer a él, lo cual le provoca al saberlo una inmensa alegría.

Reaparece Rigoletto, al principio disimula su preocupación, pregunta por el duque y le contestan que está cazando. Los cortesanos, le dicen al bufón, burlándose, que si ha perdido una amante la busque en otra parte. Él confiesa que no es su amante, sino su hija!
Gilda sale llorando de las habitaciones del duque y confiesa a su padre cómo se enamoró de un joven que resultó ser el malvado duque. Su padre entonces jura venganza a pesar de las súplicas de su hija de que no lo haga.

ACTO III


La acción ocurre en el hostal que Sparafucile regenta con su hermana Maddalena. Allí llega Rigoletto con Gilda para que se de cuenta de la clase de hombre que es el duque, ya que sigue enamorada. Allí le ven pidiendo vino y una cama. Llega Maddalena y hay una escena de seducción por parte del duque hacia la bonita muchacha.

Rigoletto ha pactado con Sparafucile, el asesinato del duque, le paga la mitad de lo estipulado, la otra mitad, al serle entregado el cuerpo sin vida del duque. Además ha ordenado a Gilda vestirse de hombre e ir a Verona.
Maddalena, que conoce el pacto de asesinato, anima al duque para que se vaya, pero una tormenta se lo impide, así que lo acompaña a su habitación y le quita la espada cuando se ha dormido y suplica a su hermano que no lo mate. Sparafucile dice que no puede faltar a su palabra. Entonces Maddalena le propone matar al primero que llame a la puerta y entregar a Rigoletto ese cuerpo en lugar del Duque. Su hermano accede. Pero la conversación la oye Gilda, que ha desobedecido las órdenes de su padre, y decide ser ella quien salve la vida del Duque. Llama a la puerta del hostal y recibe la puñalada de Sparafucile, que la mete en un saco.
A la hora convenida, Saparfucile entrega a Rigoletto el saco con el cuerpo. El bufón cree que ya tiene vengada la afrenta hecha a su hija, pero escucha cantar al Duque, horrorizado abre el saco y ve con horror que quien está dentro es su propia hija!! que agonizante le promete rezar por el desde el cielo. Rigoletto fuera de sí, loco y roto por el dolor clama y repite que ha sido castigado por la maldición de Monterone.

"Rigoletto" hasta el 27 de enero en el Nuevo Teatro Alcalá.







También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter