Bits

Cita con... TRICICLE

8:50


TRICICLE, 33 AÑOS RECETANDO HUMOR DE POCAS PALABRAS

Carles, Joan y Paco llevan 33 años recetando una clase de humor muy particular. El toque Tricicle les ha hecho famosos dentro y fuera de nuestras fronteras. Con ellos, diferentes generaciones han reído hasta llorar con fantásticos sketches a pesar de que las palabras brillen por su ausencia. Nos hemos citado con ellos en una cita tensa y divertida, y es que... ¡cómo imponen! | Por Cristina Hernández Polo

Considerada una de las mejores compañías de mimo cómico del mundo, han anunciado que "Bits", el espectáculo en el que Tricicle más habla, será el último espectáculo original del trío. Genios y figura sobre el escenario y fuera de él, tuvimos el placer de hablar con ellos en su camerino sobre "Bits", la cultura y el humor, a unos días de poner punto final a su paso por el Teatro Compac de Madrid. Truhanes, señores/as... pasen y disfruten.

Habéis definido "BITS" como un espectáculo digital en código de gags trinario en el que intentáis conseguir el mayor número de sketches por minuto.¿Lo habéis conseguido?
Joan: Sí, pero somos tendencia a seguir insistiendo. Por eso nuestros espectáculos una vez que acaban tienen más gags que al principio ya que siempre vamos incorporando y llenando algunos huequecillos.

¿Qué ingredientes tiene "BITS" que no han tenido vuestros anteriores espectáculos? ¿Porque es el último espectáculo?
J: En cada espectáculo intentamos que el formato sea diferente. Haciendo un repaso rápido, "Slastic" era un plurireportaje, "Entre tres" una sitcom, "Sit" trabajar alrededor de un único elemento... En este caso es un viaje a través de internet y eso te lleva a que todos los scketches sea muy diferentes unos de otros. En "Bits" es quizá es el espectáculo más activo, más rápido, uno de los que tiene más scketches pero porque tiene que ver con internet, que es un elemento...

Paco: ¡Qué no! ¿Pero que tiene de diferente? Te han dicho que tiene de diferente...

J:... pues igual que todos tiene un principio y tiene un final.

Antes de llegar a provocar esos aquelarres de risa, lleváis a cabo un proceso previo de creación y producción . ¿Cómo ha sido el proceso para crear vuestro último espectáculo? ¿Cuánto tiempo os ha llevado?
Carles: Depende del espectáculo, pero son varios meses. En principio se trata de pensar y pensar cual es el tema que sin palabras pueda tener capacidad de desarrollarse y poder sacarle más jugo. Una vez conseguimos la idea tras muchas horas dándole vueltas, se estructura y se van creando los gags y las situaciones. Al final ya sólo nos queda movernos y llevarlo a escena.



Tricicle ha vuelto a gustar al público madrileño y habéis alargado la temporada en el Teatro Compac. A lo largo de estos meses ¿Os ha ocurrido alguna anécdota destacable, como que alguien se haya pasado llorando 90 minutos de risa o algún espontáneo a lo Jimmy Jump?
(risas) J: Pues hay un sckech de Carlos que hace de entrenador, y yo tengo la sensación que en el momento que sale con una copa, y él que se parece un poco a Mourinho, creo que el público le aplaude más porque se piensa que es la copa de Europa...Esto en Bilbao o en Alicante, como no son madridistas..

C: ...Se creen que soy del Barca...

J:... en Barcelona tendremos que cambiarlo y que sea entrenador del Barca (risas).

Además del éxito que decís que parece tener este sckech en Madrid, ¿con qué otros creéis que el público se entrega más?
P: Depende del público y sus referencias. Recuerdo que en "Terrific" nos decían al principio "me ha gustado mucho el número de los niños, el del asesino, el de..." y es como ¿cuál no te ha gustado?. Cuando son scketches a la gente le da tendencia a escoger y en realidad no hay ninguno que luego no guste y esto es lo mejor.

J: También nosotros ponemos nosotros un orden de scketches para que al final el espectáculo acabe arriba. Entonces de alguna manera los que quizás tengan más aceptación sean los últimos.

Igual no habrá un nuevo montaje con material nuevo, ¿por que "Bits" como punto y final a un proyecto original de Tricicle?
C: Pues porque la producción de un espectáculo nuestro dura unos cuatro años, y esto nos sitúa en una franja de edad que no sé si tendremos para entonces el mismo ímpetu y ganas de viajar tantos meses de viaje. No sé, ya veremos, pero en principio no creo que hagamos ningún espectáculo de producción propia, quizás una despedida final con lo mejor de... pero...

J: ... Podemos empezar por el primero otra vez y repetirlos, porque empezamos hace 33 años y el primero habrá mucha gente que seguro que no lo vio...

P. ... Puede resultar algo como lo mejor de los Morancos...

Y después de poner punto y final a vuestra primera andadura como directores en "Forever Young" ¿tenéis pensado más proyectos por el estilo?
J: Pues seguramente. En el momento en el que nos retiremos nos seguiremos dedicando a este mundo. De echo ya Paco ya tiene una trayectoria larga de dirección, y Carlos y yo también hacemos cosas. El teatro no lo vamos a abandonar y seguro que algún proyecto aparecerá. 

C: Yo creo que la marca Tricicle no va a desaparecer, porque cuesta mucho llegar a tener y consolidad una marca, y nosotros afortunadamente lo hemos conseguido. Aprovecharemos esta circunstancia para seguir haciendo cosas como Tricicle dentro del mundo del teatro.

33 años de Tricicle, ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de estos años?
J: Lo mejor, pues todo lo que nos ha pasado. De ser tres estudiantes dedicados a hacer mimo, pantomina... que era un género absolutamente parateatral, pues vivir de ello 33 años después, llenando teatros, haciendo giras, llevando a cabo más de 800 funciones como hicimos con "Garrick"... pues es muy bonito la verdad. Luego lo peor... pues estos  mismos 33 años que son una carga. Muchas horas de furgonieta, avión, coche... de aquí para allá... pues quizás tanto tiempo fuera de casa te hace despegarte de los amigos, de la familia... Todo tiene sus pros y sus contras...

Una pregunta un poco difícil....
P: ... pues pásala, pásala

... Habéis triunfado dentro y fuera de nuestro país, ¿Podríais elegir una ciudad y un teatro que más os haya sorprendido?
P: Pues el último que más nos sorprendió fue Shangay, en China, que pensamos que no entenderían nada y se morían de risa. Fue toda una sorpresa. Íbamos un poco como paletos pensado que los chinos sólo pensaban en arrozales y resultó que Shangay era un Nueva York a lo bestia, y fue una sorpresa. No sé si para quedarnos a vivir allí, pero sí para repetirlo.
Joan y Carles jugando al Spiribol
Vuestros espectáculos implican un gran desgaste físico ¿Alguna de las actividades que realizáis para manteneros en forma es el Spiribol?
C, J y P: Síííííííííí, por supuesto, todas las mañanas (risas)
P: incluso cuando llueve... y en misa...
J: ...Sí, también en misa...

La cultura se ha convertido en un producto de lujo, ¿tan peligrosa es?
J: La cultura, para según que segmentos de la sociedad, siempre ha estado ligada a una corriente más progresista y reivindicativa. En contra de lo establecido...

P: ... Lo que han echo es entretenimiento, que eso sí que es peligroso. La cultura la han dejado aparte. Salía ayer en el periódico las cifras de las recaudaciones, que se contaban por millones, y las de espectadores. Todo esto va a ir a más. La subida del IVA debería afectar al espectador, pero en realidad afecta mucho a las compañías y a las productoras. El Teatro Nacional de Cataluña ha echo un ere, una compañía que se llama FOCUS también... Ahora mismo se están y se siguen cerrando teatros y compañías dejando a mucha gente en la calle.

J:... y también se están cerrando muchas librerías. Todo esto afecta a la cultura en general y esto provoca una época muy triste. A la vez, esto puede dar sus frutos. En épocas difíciles se incentiva la creatividad, cómo cuando durante la época de la dictadura surgieron muchas de las compañías teatrales más importantes y con formas teatrales fuera de lo convencional, evitando así la censura, y que todavía continúan existiendo.

Cómo reconocidos médicos del humor que sois....
P: Ginetólogos, que lo descubría ayer, que quiere decir estudiosos de la risa.

Pues entonces, vosotros, cómo reconocidos ginetólogos que sois, os voy a plantear diferentes casos a los que debéis de recetar la solución para que vuelvan a reír... o no.  El primero de los casos es un joven con dos carreras, un máster, habla cuatro idiomas y es un crack de la informática. A pesar de todo esto está en paro ¿Cómo le devolvemos la sonrisa a este jovenzuelo?
C: Uff, que se vaya a otros país que allí encontrará las oportunidades que aquí no hay. Aquí formamos a los jóvenes y luego les exportamos a coste 0 a otro país. Yo estoy seguro que dentro de unos años, cuando se siga haciendo "Españoles por el mundo", encontraremos gente de una generación que por estas circunstancias tuvieron que ir a hacer su vida a otros países...

P:... y se hará "Españoles en España"

El segundo caso es un ex-jugador de balonmano que NOÒS sabemos como ha llegado a convertirse en un importante directivo de una empresa. En la actualidad parece ser que sus actividades tienen en vilo su matrimonio. ¿Qué hacemos para devolverle la sonrisa? ¿o que no?
J: Este debe de estar de muy mal humor ¿he? (risas) Este es difícilmente recuperable...

P: Yo creo que este debería irse un poco más lejos. A Alaska, a Groenlandia...  (risas)

El tercer caso es un político con barba, gafas y con un seseo tan desagradable como las promesas que incumple diariamente...
J: El problema de los políticos es que no tienen sentido del humor, de entrada nunca van al teatro. Yo creo de todos los años que llevamos creo que como mucho 10 políticos nos han ido a ver al teatro...

P: ... se pueden contar con los dedos de la oreja...

C: No tienen sentido del humor. Si lo tuvieran el país iría mejor.

Por último, ¿que hacemos con un grupo de señoras de unos 50-60 años muy fans de unos señores que a pesar de ser cortos en palabras sigue haciéndolas reír como hace 30 años e inclusive llegan a ser capaces de guardar cola por verles?
P: ¿Y no hay un grupo de chicas de entre 20 y 30 años?.... No lo entiendo, es que no me creo que no las haya....

J: Si estas hacen cola para vernos...

P:... que nos traigan a sus hijas...

J: Esto sólo les pasa a cantantes. Nosotros tenemos la suerte de tener un público muy diverso. Cada día vemos gente joven al lado de gente mayor, y un tío con muchos piercings al lado de una señora con abrigo de vison. No nos podemos quejar de público. Hay una regeneración generacional que los padres, esos que nos vieron por primera vez con 25 años, nos traen a sus hijos. Tenemos esta suerte.

C: Y mujeres embarazadas con futuros niños que todavía no han nacido pero que ya se ríen (risas). El otro día trajeron a un señor que había fallecido que puso en el testamento que aún así quería venir (risas).

J: Bueno, tenemos una anécdota que nos ocurrió en Barcelona. Falleció un espectador en el espectáculo. Estaba terminal y quería venir a vernos, y murió allí. Su hija estaba feliz porque cumplió sus palabras.

P: Murió en felicidad. Murió riendo.

Y para acabar...
J: Adiós

(risas)... si Paco, Joan y Carles no se hubieran dedicado al humor, ¿cual habría sido el plan b en sus vidas?
C: Pues yo estudié para abogado pero no me veo nada la verdad (risas).

P: Pues yo sería dibujante de chistes.

J: Yo a lo mejor sería uno de esos españoles por el mundo. Estaría en Costa Rica en la playa vendiendo...

P: ... hamacas, tirachinas...

J: ... hamacas o dando vueltas en una zodiac.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter