Ay Carmela

Crítica de "Ay, Carmela" por El Teatro del Finikito

8:27


Artículo por Enrique Calvo

NADA PUEDEN BOMBAS DONDE PUEDE CORAZÓN

El Teatro del Finikito continua con su gira de representaciones de su versión de "Ay, Carmela", y la última fue en la Sala Margarita Xirgú, que conmemoraba el día de La II República con un patio de butacas a rebosar.

 Allá por 1987 se estrenaba el texto de José Sanchís Sinisterra, con un Paulino interpretado por José Luis Gómez y Verónica Forqué se convirtió en Carmela. La obra de teatro tuvo un gran éxito y llegó a estrenarse en Buenos Aires en el año 1989. Posteriormente, en 1990, Carlos Saura dirigía la versión cinematográfica de las aventuras de Paulino y Carmela, con Carmen Maura y Andrés Pajares como el dúo protagonista. Ha pasado más de dos décadas desde el estreno de "Ay, Carmela" en las tablas y sigue estremeciendo como el primer día.


El Teatro del Finikito lleva 22 años ofreciendo lo mejor de sí mismos y no podría ser menos con su versión de "Ay, Carmela", dirigida por Carlos Boso y genialmente interpretada por Eva del Campo y David Sanz. El "Ay, Carmela" se contruye a bases de flashbacks y con un Paulino devastado por la muerte de Carmela, que recordará sus peripecias con su mujer hasta la hora de su muerte.

"Ay, Carmela" se ha convertido en todo un himno y representa un grito de rabia y de inteligencia destinado a defender el papel del artista en la sociedad, así como a denunciar la estupidez de la guerra, de todas las guerras del mundo. 

Sin lugar a dudas, la versión de la compañía El Teatro del Finikito no se queda corta y ofrece una calidad increíble, un precioso juego de luces para ayudar al espectador a diferenciar los flashbacks de la vida sin Carmela y muy buenas interpretaciones de Eva del Campo y David Sanz, que sobresalen en su papeles y nos hacen reír y llorar con la historia de Paulino y Carmela.

Os animo a que sigáis la pista a El Teatro del Finikito en su página web para estar al tanto de próximas representaciones.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter