Ayer no termina nunca

Crítica de "Ayer no termina nunca", dirigida por Isabel Coixet

17:30


Artículo por Cristina Hernández Polo

DOS CUERPOS ARROJADOS POR EL MAR

Presentada a nivel mundial en la 63ª edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, se estrena este viernes en los cines de nuestro país tras ser la cinta encargada de abrir la 16ª edición del Festival de Málaga el pasado sábado. "Ayer no termina nunca" es el último trabajo de Isabel Coixet, un cuidado drama protagonizado por una excelente Candela Peña y un soberbio Javier Cámara.

Isabel Coixet es un estandarte dentro del la cinematografía de nuestro país. Su estilo a medio camino con el dogma, su inconformismo, su sentido crítico y su humanidad configuran un cine personal donde la soledad de los personajes, el poder del silencio y la cámara al hombro son los tres elementos que nuevamente se encuentran en el primer proyecto subvencionado por la propia directora, un proyecto en el que ha confesado haber hecho lo que le ha dado la gana puesto que esta vez no ha tenido ha nadie que le dijere que hacer. Una coproducción de Miss Wasabi Films, la productora de Isabel, y A Contracorriente Films  protagonizada por Javier Cámara y Candela Peña. 

"Ayer no termina nunca" es la historia del reencuentro de una pareja después de cinco años sin verse y cuyas vidas han seguido caminos diferentes a pesar de la profunda herida que ambos compartieron, comparten y compartirán siempre. Contextualizada en una Barcelona del 2017, el clima social-económico-político no se distancia de la realidad con la que día a día despertamos en este país. 


De nuevo la cineasta catalana vuelve a emocionar y a hacernos testigo de una historia protagonizada por personajes heridos sin abandonarles a lo largo de un reencuentro emocional y personal, en el que lo rutinario no ha conseguido cerrar un duro capítulo vivido por la pareja que sustenta de principio a fin esta historia. Un drama que disecciona la realidad de unos personajes que en soledad han enfrentado la vida tomando diferentes caminos en el que el dolor de lo vivido, irremediablemente ocupa un lugar en sus día a día, como si de una cosa tangible se tratara.

"La vida es una puta mierda a veces sin explicación alguna" afirma ella en un punto del diálogo que configura el guión de este film. Dos personajes de los que no conocemos el nombre, pero de los que si llegamos a conocer muchas cosas. El como un hecho tan dramático puede detener la vida de una madre profundamente dolida que se resiste a olvidar nadando día a día en un mar de dolor, de lágrimas y de búsquedas de por qués, o de como el mismo acontecimiento, la misma herida, logra cicatrizarse enfrentando la vida, cerrando un capítulo y escribiendo uno nuevo, con nuevos personajes y en una nueva ciudad.







Nuevamente Coixet aborda su compromiso con la realidad, tratada con veracidad, delicadeza, respeto y naturalidad. Los pensamientos más profundos de los personajes se manifiestan en paralelo al reencuentro que están viviendo estas dos almas arrojadas por el mar. Desarrollándose en un espacio vacío, en un cementerio en el que se reúnen estos dos cuerpos que se enfrentan al mundo condicionados por la muerte de un hijo en común a causa de una negligencia médica provocada por los recortes en sanidad. Si tiempos pasados estuvieron llenos de luz, la detención del reloj que marcaba su felicidad los cubrió de una oscuridad que dejó tan vacías sus vidas como el espacio en el que se reúnen.

Inspirado en la obra de "Gif", "Ayer no termina nunca" esta protagonizada por dos bestias de la interpretación encargados de ejemplificar la relación entre hombres y mujeres a través de una conversación profunda e íntima. Si ella, una excelente Candela Peña, es la cara de una moneda tremendamente atormentada, castigada por la vida, aferrada al pasado, a lo que pudo haber pasado y no pasó, todo ello le hace tomar una actitud cínica y sarcástica ante un presente que se tiende de un hilo; mientras que él, interpretado de  manera soberbia por Javier Cámara, se enfrenta al dolor rompiendo con el pasado y construyendo un nuevo futuro. Dos interpretaciones justas, veraces y naturales que emocionan y te sumergen a un espacio en el que el silencio es el tercer protagonista de esta narración.

El ayer no termina nunca, el pasado no puede olvidarse, el dolor no puede curarse. Es momento de avanzar y luchar por uno mismo. Estreno hoy 26 de Abril en nuestro país.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter