Catherine Zeta-Jones

Crítica de "Efectos secundarios" de Steven Soderbergh

8:43




JUBILACIÓN CON UN SORPRENDENTE THRILLER PSICOLÓGICO

Steven Soderberg a anunciado que "Efectos secundarios" es el punto final de su carrera cinematográfica. Este film, protagonizado por Jude Law, Rooney Mara, Channing Tatum y Catherine Zeta-Jones, es un provocador thriller psicológico cuyo toque "hitchcockiano" no dejaran indiferente al espectador.

El director de "Magic Mike" ha decidido retirarse del mundo del cine con este fantástico y sorprendente thriller psicológico ambientado en el mundo de la psicofarmacología. Steven Soderbergh dirige esta provocadora historia enfocada a mostrar los efectos secundarios de los medicamentos en la mente y cuerpo de los pacientes, cuyo toque "hitchockiano" en su realización hará que el espectador disfrute de una apasionante pieza cinematográfica.


"Efectos secundarios" cuenta la historia de Emily (Rooney Mara) y Martin (Channing Tatum), una joven pareja neoyorkina cuyo mundo se desmorona cuando Emily intenta suicidarse. Incapaz de superar su depresión, Emily acepta seguir una nueva medicación recetada por su psiquiatra, el Dr. Jonathan Banks (Jude Law), pensada para calmar la ansiedad. Pero el fármaco comienza a tener inesperados efectos secundarios que amenazan con destruir las vidas de todos los implicados. Los hechos que se desarrollan harán que intervenga la antigua psicóloga de Emily, la Dra (Catherine Zeta-Jones), una implicada que confesará el verdadero motivo de este enredo.

Soderbergh se adentra en el mundo de los medicamentos y de los experimentos de nuevos fármacos que utilizan cobayas humanas aducidas por sus psiquiatras, previamente contratados por estas empresas de dudosa rentabilidad médica, para probar los numerosos medicamentos que anualmente sacan al mercado bajo una influencia de insaciable sed de dinero.

Si hablamos de los personajes, merecería un punto y a parte el señalar la precoz muerte de Martin, ¿por qué últimamente Channing Tatum no sobrevive a la mitad de las historias en las que participa? En esta ocasión es un personaje transitorio, un mero objeto y objetivo de una gran mentira, a pesar de lo buen hombre que es (era): detallista, atento, paciente, atractivo... bueno, salvo el detalle de haber estado en la cárcel 4 años. Por lo demás, todo un partidazo cuya muerte merece ser vengada. Catherine Zeta-Jones, tan elegante como (casi) siempre, se convierte en un personaje secundario de categoría. Jones, que interpreta a una perturbadora psiquiatra , demuestra ser una mujer dura y con una fuerte coraza capaz de ocultar con frialdad la verdad de este provocador engaño.






















La protagonista del film, Rooney Mara, sorprende gratamente. Aprovechando la fragilidad que emana su rostro y fino cuerpo, consigue hacernos creer que la depresión le ha provocado ese aparente estado de debilidad y pasividad. Por su parte, Jude Law, el protagonista masculino, ¡es un genio! Resuelve el puzzle  -a pesar de haberlo tenido que armar en un principio-. Emily le ha engañado y está dolido: su fama se desmorona, crece su descrédito profesional y personal, su mujer le abandona, regresan fantasmas del pasado... Un papel que le viene como anillo a dedo. Excelentemente perfilado y proyectado.

El plano que nos introduce en la historia no guía al punto final de este estimulante thriller, y este mismo plano cierra el torbellino de emociones que el espectador va a vivir de la mano de unos excelentes personajes. A pesar de algunos hilos sueltos, el guión va de menos a más, en base al desenmascaramiento de una gran mentira. Su flojo arranque se ve contrarrestado con un giro total de los hechos configurando de esta forma el film en dos partes: Por un lado, la enfermedad de Emily. Su depresión, su matrimonio y sus citas con su psicólogo, son los elementos que desmenuzan a la protagonista femenina con el fin de conseguir subsanar una enfermedad que (aparentemente) le hace desear acabar con su vida. Por otro lado, el  juicio se convierte en el punto de partida de una vorágine de mentiras que absorberán y sorprenderán al espectador.

Un juego que hará oscilar al espectador entre juzgar a favor de uno u otro hasta que los hilos empiezan a atarse y lo que empieza de manera lenta y con falta de fuelle, se convierte en un película imprevisible, sorprendente y alucinante. Te atrapa y te sumerge en esa búsqueda desenfrenada por descubrir la verdad. Estreno en nuestro país el próximo viernes 5 de abril:



También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter