Cecilia Freire

Crítica del montaje teatral "Huevo", con Cecilia Freire y Jesús Caba

7:57


LEY DE VIDA


Cecilia Freire y Jesús Caba  forman la compañía teatral "La bipolar". Ambos protagonizan "Huevo", una obra escrita y dirigida por Iñigo Guardamino que se representa los viernes en el circuito alternativo madrileño Garaje Lumière y que ahonda en los problemas, miedos y responsabilidades que supone la ley de la vida.

El huevo era el símbolo que época egipcia tenía que ver con el germen de la generación, el misterio de la vida. En civilizaciones posteriores, y hasta el presente, su simbología sigue unida al proceso de la ley de la vida, a la esencia de la vida, al inicio de esta, y de como la metáfora que explica  que este "objeto" ovalado está ligado a las finitas capacidades que desarrolla el hombre a partir de ser incubado.

Este huevo, irrumpirá en la rutinaria vida del matrimonio formado por Judith y Francisco cuya existencia transcurre insípida hasta que este objeto sobredimensionado aparece una noche en la puerta de su casa cambiando sus vidas para siempre. Su historia parece estar desintegrándose dada la rutina de su vida amorosa, el esclavo trabajo de ella y la situación desempleada de él, dónde la gestación de este nuevo miembro será el detonante de esos miedos y dudas que harán que los problemas de convivencia y el temor a nuevas responsabilidades sostengan esta inteligente tragicomedia.

"Huevo" escrita y dirigida por Íñigo Guardamino, es el primer montaje de la compañía teatral "La bipolar" formada por sus dos protagonistas. Si bien Cecilia Freire interpreta a una mujer ejecutiva de éxito, Jesús Caba se mete en la piel de un marido desempleado contentado con dedicarse a cuidar del hogar, obseso del orden y con un  reloj biológico acuciante.  Un dúo excepcional que aporta naturalidad y sentido común a una puesta en escena con escaso decorado, acciones rápidas, un par de momentos musicales y un brillante texto sólo eclipsado en ocasiones cuando el gran huevo ilumina la escena.

Un guión que invita a la reflexión, a plantearte si de poder elegir unos padres te llevaría a nacer o no nacer. Si bien este matrimonio estereotipan dos formas de vida diferente, no son sino los miedos, las responsabilidades y la experiencia sufrida por los padres de los protagonistas los que sustentan esta rápida gestación cuyo tamaño crece de la misma forma que los crecen los problemas entre los futuros padres. Para vivir hay que volar y romper el cascarón, adquiriendo sabiduría, fuerza, amor... configurándose así la esencia de la vida, de nacer y ver más allá, de iniciase en un nuevo mundo, aunque ¿y si ese mundo no te gusta?.

La obra ha prologado sus funciones hasta el 24 de Mayo (sólo viernes a las 20:00h) en el fantástico Garaje Lumière.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter