Crítica

Crítica de "Perdona Bonita pero Lucas me quería a mi", dirigida por Israel Reyes

8:03



"PERDONA BONITA PERO LUCAS ME QUERÍA A MI": DEL CINE AL TEATRO, EN UNA VERSIÓN MUSICAL MUY MADE IN SPAIN

Israel Reyes dirige la adaptación teatral de "Perdona bonita pero Lucas me quería a mi", una divertida e irreverente comedia escrita por Félix Sabroso y Dunia Ayaso, autores también de esta versión musical que acoge el Teatro Infanta Isabel. Un reparto de lo más acertado y disparatado, on Octavi Pujades como Lucas, nos hacen disfrutar de 80 hilirantes minutos con una banda sonora muy ye-yé.

Ya hace sus años, concretamente 16, Félix Sabroso y Dunia Ayaso crearon la exitosa y taquillera película "Perdona bonita pero Lucas me quería a mi", un divertido enredo protagonizado por Alonso Caparrós, Jordi Molla, Pepón Nieto y Roberto Correcher. Sus mismos autores, sin quitar la esencia de una trama y de unos personajes que todavía tienen vigencia, han adaptado el guión para teatro reforzándolo y haciendo de este una hilirante comedia musical incapaz de no provocar sucesivos arranques de carcajadas.

Los que hayan visto la peli y disfruten de la obra, verán el ingenio suscitado para adaptar determinadas escenas. Los flasbacks se convierten en controvertidos números musicales y la escenografía contribuye a un juego de sombras reflejadas para ejemplificar algunas argumentaciones de la trama. Israel Reyes dirige el montaje, todo un canto al entretenimiento más sencillo y funcional, en el que famosas canciones made in Spain serán adaptadas con el propósito de entonar, con mayor o menor acierto, algunas de las exposiciones de los simpáticos personajes de esta historia. Una historia en la que se ejemplifica como la entrada de Lucas a las tranquilas vidas de Dani, Carlos y Toni provoca un tsunami en su sólida amistad y apacible convivencia. Eran tres amigos que compartían casi todo: la casa, los quehaceres domésticos, sus tendencias homosexuales y las deudas. Fueron estas las que les obligaron a alquilar uno de los dormitorios de su piso. Entonces apareció Lucas, con su pelo largo, su encantadora sonrisa, y su cuerpo musculoso para cambiar por completo la vida y el destino de sus enamorados caseros. Lucas aparece muerto pero... ¿quién mató a Lucas?

Un montaje que hace justicia a la película, y es que, sobre un escenario, se aprecia mucho más el rocambolesco crimen pasional en torno al que gira esta divertida historia entonada con mucha pluma. El elenco, que está muy bien seleccionado, no es sino un hámdicap más que hace de este musical todo un encuentro de una tribu humana, particular como ella misma, en la que la interpretación de Octavi Pujades es bastante sorprendente, porque sí, es guapo, MUY GUAPO, y tiene unos abdominales de infarto, DE INFARTO, pero es que, además, ¡da la nota con acierto!... ¡Qué voz!. Yo sólo añado una cosa más: perdonadme todos, bonit@s míos, pero Octavi me quería a mi.

"Perdona bonita pero Lucas me quería a mi" está en el Teatro Infanta Isabel de miércoles a sábados a las 20:30 h,y los domingos a las 19:00 horas.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter