Anthony Mackieque

Crítica de "Dolor y dinero", dirigida por Michael Bay

6:48


Artículo por Óscar Baquero

DOLOR Y DINERO: EL SUEÑO (TRUNCADO) AMERICANO

La historia, basada en hechos reales, comienza cuando unos culturistas creen que han llegado a lo más alto de su carrera en el gimnasio y deciden dar el siguiente paso para conseguir su sueño: planear el secuestro, robo y asesinato de uno de sus clientes. Un adinerado empresario colombiano que ha hecho fortuna mediante malas artes en sus negocios. La película “Dolor y dinero”, protagonizada por Mark Wahlberg, se estrenará en nuestro país el próximo viernes 30 de agosto de 2013.

Michael Bay, director de  Armageddon,  Pearl Harbor y la saga Transformers, nos presenta su última película, titulada: “Dolor y dinero”. Esta nueva comedia de acción, basada en increíbles hechos reales, nos cuenta la historia de un grupo de entrenadores personales de Miami en los años noventa. Los tres protagonistas, Mark Wahlberg, Dwayne Johnson y Anthony Mackieque, deciden perseguir el sueño americano, para ascender económica y socialmente. Pero sus planes se truncarán a medida que avanza el film y acabarán inmersos en una trama criminal de la que nadie puede salir beneficiado.

Tras secuestrar y asesinar, aparentemente, al empresario colombiano (Tony Shalhoub), deciden seguir con sus nuevas vidas de ricos. Disfrutando de la mansión, los coches y malgastando el dinero de su víctima. Pero todo cambia cuando descubren que el muerto, no lo está realmente y ha contratado a un audaz detective privado (Ed Harris) para que les descubra. Los tres secuestradores, acorralados por las deudas y a punto de ser descubiertos, deciden estafar a otro empresario. Pero nuevamente, sus planes no salen como ellos esperan y finalmente son descubiertos por la policía.



Platinum Dunes y Paramount Pictures, nos muestran la verídica historia de este grupo de torpes entrenadores personales, en la que no faltan los chascarrillos, vibradores y el chiste fácil. Eso sí, todo ello adornado con muy buenos efectos especiales. Tras un comienzo bastante potente al mostrarnos parte de la detención del protagonista, en determinados momentos de la trama, la narración baja demasiado el listón y cuesta seguir el transcurso natural de los hechos. En la última media hora, en la que se desarrolla el último y fatídico secuestro, te mantiene pendiente de las disparatadas decisiones que van tomando los protagonistas y conserva la expectación hasta el momento final de las detenciones. Si quieres pasar un rato entretenido, ¡no dudes en ir a verla!

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter