Cita con

Cita con... Ismael Lozano Latorre, autor de "La isla de los dragones dormidos"

7:56


ENTREVISTA POR ENRIQUE CALVO

"Ficción, realidad, misterio y secretos inconfesables se esconden en la novela"


Del autor de "La sirena de Famara", que ya está agotando su quinta edición, nos llega una nueva historia de amor que mezcla, perfectamente, el mundo de fantasía de dragones y princesas con el mundo real. Ismael Lozano Latorre vuelve a demostrar que escribir es lo suyo y lo hace de una manera fascinante.



"La isla de los dragones dormidos" viene precedido del éxito anterior de su autor: "La sirena de Famara" ha llegado a miles de lectores y eso ha puesto el listón muy alto, listón que Ismael Lozano Latorre sobrepasa con su segunda novela. En ella, conoceremos la historia de una familia rota, rota por el dolor de lo que supone un golpe traumático tan grave como puede ser la casi pérdida de un hijo, de un hermano. Con "La isla de los dragones dormidos"  Ismael Lozano Latorre se supera así mismo y atrapa al lector ya que la novela está compuesta por capítulos cortos que harán que pases al siguiente y, sin darte cuenta, ya la has terminado.

Con motivo de la publicación de la novela, nos citamos con el autor para que nos cuente el porqué de escribirla, de dónde le vino la inspiración y si aún se sorprende por el éxito de "La sirena de Famara", pero será mejor que te lo cuente él mismo.



“La isla de los dragones dormidos” es tu segunda novela, muy esperada por el público pero, ¿qué nos puedes contar de ella?

Bueno... La isla de los dragones dormidos es una historia ambientada en Lanzarote donde el amor, el sentimiento de culpa y los secretos familiares son los protagonistas.
En ella, Claudia, una mujer insegura que siempre ha vivido bajo la sombra de su marido, debe aprender a luchar contra sus miedos cuando viaja a Lanzarote a cuidar de su hermano que ha intentado suicidarse.
Ficción, realidad, misterio y secretos inconfesables se esconden en las casi 450 páginas que componen la novela.

Un príncipe mudo que embotella sentimientos, una chica pelirroja a la que no puede darle el sol, un chico problemático ¿O un chico con problemas?, una madre sobre protectora y una mujer indecisa que se ve devorada por las dudas... Todos se reúnen en una historia, donde trato de sorprender al lector y mantenerlo siempre alerta, porque en cualquier momento, los dragones pueden despertarse y abrasar todo con su fuego.

“La isla de los dragones dormidos” es una novela de amor ambientada en Lanzarote donde la magia está presente, tiñendo de colores la realidad cotidiana y el drama que vive la familia protagonista.

Es una historia de una familia rota por el dolor y los secretos,  que se ven envueltos en una tragedia tras el suicidio de Daniel, hijo de Elvira y hermano de Claudia. Esta última encuentra un cuaderno en el que Daniel relata su vida en forma de cuentos, ¿por qué hacerlo así y no en forma de diario tradicional?

Lo tradicional no va conmigo, cuando escribo me gusta hacerlo sobre temas cotidianos pero saliéndome de lo establecido, llenar la historia de magia, conseguir que un relato que transcurre en un hospital se llene de príncipes y dragones me parece un modo de impregnar de colores algo que podría ser gris, muy oscuro.
La magia siempre esta ahí, en cada historia, sólo hay que saber buscarla para que nos inunde y decore la novela.

Uno de los personajes más enigmáticos es Alba, la chica del pelo encendido y a la que no se le puede tocar. La historia de amor entre Daniel y Alba es tu preferida, ¿por qué?

Porque es la más atípica, son dos personajes únicos, especiales y la relación que surge entre ellos va más allá del amor, ambos son incomprendidos, están limitados pero con ansias de volar, el uno se apoya en el otro para seguir soñando.

Cuando Alba y Daniel se encuentran estaban predestinados aunque a ambos les cuesta asumirlo porque es una relación muy complicada, hay más motivos para no amarse que para hacerlo pero... el amor es así, irracional e incomprensible y termina saliéndose siempre con la suya.
La novela contiene momentos realmente mágicos de ellos dos, cuando los escribía cerraba los ojos y me los imaginaba a los pies del Castillo de San Gabriel devorándose con los ojos sabiendo que su amor era imposible...

¿Sinceramente? Me gustan las historias de amor prohibidas jejeje

Yo me sigo quedando con la historia de Claudia y Chedey. Él me parece muy atractivo y ella vive en un mundo de mentiras que, poco a poco, irá descubriendo. ¿Chedey es tan bueno como lo pintas?

Todos los personajes están llenos de matices, Chedey es buena persona pero también esconde secretos, todos mentimos, todos nos equivocamos y nadie es bueno ni malo al cien por cien, todos tenemos un pasado con el que debemos lidiar y a Chedey le ocurre eso.

Si hablamos de su relación con Claudia podemos decir que Chedey es un príncipe azul montado en un caballo blanco que siempre sale en su defensa, pero si vemos la relación del enfermero con otros personajes sabremos que no siempre se comporta así, cuando algo le duele se defiende, ataca y no siempre de la mejor manera. Chedey es bueno porque está enamorado, el amor siempre nos hace intentar ser mejores personas.

Volviendo a Daniel y Alba, el castillo de San Gabriel es testigo de su historia de amor, ¿por qué la elección de ese paraje y no otro?

Para mi el Castillo de San Gabriel es un sitio mágico, por la noche, cuando pasas cerca de él lo ves iluminado por unos focos amarillentos que lo envuelven en misterio, como si fuese una fortaleza que se resiste a ser devorada por el mar, unida a Arrecife (la capital de Lanzarote) por dos puentes de gran belleza.
Muchas veces, cuando paseaba por el paseo marítimo me preguntaba cuántas historias de amor habrían visto esos muros, cuantos “te quieros” y cuantas rupturas...

La elección de ese Castillo como protagonista mudo de la novela fue basado en ese sentimiento, en la necesidad de que las piedras de sus murallas hablaran por primera vez y nos contaran lo que han visto de la ciudad desde hace siglos.

En “La islas de los dragones dormidos” haces un guiño a tu anterior novela, “La sirena de Famara”, porque a Chedey le gusta ir a surfear allí, ¿es un pequeño regalo para el lector o surgió sin más?

Lanzarote es una isla pequeña, todos nos conocemos o por lo menos hemos tenido contacto en alguna ocasión, es normal que los personajes de esta novela conocieran a Dora, lo difícil hubiera sido que no fuese así. Supongo que es el pequeño regalo que he querido realizar a todos esos lectores que me pedían una segunda parte de La Sirena de Famara o simplemente, es que me cuesta desprenderme de Juan y Dora.
Juan y Dora son especiales, son los protagonistas de mi primera novela y a ellos les debo gran parte del reconocimiento y éxito que he tenido hasta ahora, supongo que yo también los echaba de menos y quería pasar un ratito más con ellos.

¿“La isla de los dragones dormidos” la escribiste antes o después de “La sirena de Famara?

La comencé a escribir después de publicar La sirena de Famara, mientras comenzaba la promoción le robaba minutos al tiempo para sentarme a escribir porque el germen de esta historia ya estaba en mi cabeza y necesitaba plasmarla en papel.

Ha sido un placer intercalar la escritura con la lectura de todos los comentarios que me hacían los lectores sobre “La sirena de Famara”, sinceramente, sus mensajes han sido la mejor herramienta con la que se puede tener para mejorar.

¿Qué te inspiró para la historia?

Pues si te soy sincero no lo sé, la historia surgió de pronto en mi cabeza, tenía la idea de escribir una novela donde el protagonista estuviera en coma pero como se fue desarrollando en mi mente y como de pronto las páginas se llenaron de dragones es un enigma, supongo que la historia estaba en el limbo de la imaginación esperando que alguien la atrapara y se atreviera a plasmarla en palabras.

En mi anterior cita contigo me comentaste que no te esperabas el éxito de tu anterior novela. Ahora, con la quinta edición a punto de agotarse, ¿qué balance haces?

Pues sigo sin creérmelo, que dos años después de su publicación algunas librería todavía me hagan pedidos grandes me parece sorprendente, la lectores todavía se están dejando seducir por el cántico del espíritu de las ballenas y parece que lo seguirán haciendo.

“La sirena de Famara” es una novela especial, la escribí con muchísimo cariño como homenaje a la isla que me adoptó y donde he creado una vida nueva y supongo que la ternura con la que la escribí se ha transmitido en sus páginas y es percibida por el lector.

Para terminar, te dejo vía libre para que animes a todos nuestros lectores a leer  “La isla de los dragones dormidos”.

Para animarlos a leerla sólo puedo decir una cosa, cuando me decidí a publicarla tenía mucho miedo porque pensaba, que después de “La sirena de Famara” y el éxito que había tenido, iba a ser muy difícil superarla o escribir algo del mismo nivel. La publiqué porque soy un cabezota aunque mis inseguridades al respecto no me dejaban dormir bien.

Hoy, después de llevar un par de semanas a la venta, he de decir que estoy muy contento porque todos los comentarios que me han llegado sobre ella son muy positivos, incluso me han dicho lo que más ansiaba, que les ha gustado más que La sirena de Famara.

Muchas gracias por tu tiempo, siempre es un placer hablar contigo. ¡Ah! Y sabes que no tienes mi aprobado por “La isla de los dragones dormidos”, ¡tienes un sobresaliente con matrícula de honor!

Muchísimas gracias a ti, siempre es un placer colaborar con COVE SET


"La isla de los dragones dormidos" ya está a la venta bajo la Editorial Círculo Rojo al PVP de 14,45€.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter