Acontracorriente Films

Cita con... Mar Coll, Nora Navas y Pau Durá (Todos queremos lo mejor para ella)

7:46


ENTREVISTA POR PATRICIA MONTERO

Mar Coll, Nora Navas y Pau Durá nos presentan “Todos queremos lo mejor para ella”

Desde el pasado viernes ya puedes ver en los cines la nueva película de la directora catalana Mar Coll, “Todos queremos lo mejor para ella”. Un film en el que narra la historia de Geni, una joven abogada que tras un accidente de tráfico en el que está a punto de morir y que le deja secuelas físicas y psicológicas decide cambiar el rumbo de su vida. Una historia de reconstrucción, pero también de liberación de una joven que casi nada recuerda de su vida anterior y que tiene la sensación de estar marcada por su pasado y su familia y por no haber vivido aquello que habría querido vivir. Fue tras ver la película cuando mantuvimos un encuentro con la directora del film, Mar Coll y los actores protagonistas, Nora Navas que encarna a Geni y Pau Durá que encarna a Dani, el marido de Geni.

Contención y sutileza
Durante nuestro encuentro con Nora Navas, Pau Durá y Mar Coll nos quedó claro que para ellos “Todos queremos lo mejor para ella” es una película “sutil y contenida” que trata sobre alguien que sufre un cambio, un shock y como se adapta a ello, como lo asume y lo digiere y el proceso que le lleva hacerlo, pero también los que están a su alrededor tienen que pasar por este proceso. Por ello “me parecía importante que para ponerse en sus zapatos de la mejor manera posible era necesario tener la menor información posible respecto a su pasado, ella no recuerda bien lo que podía sentir o cómo se manejaba en determinadas situación. Me parecía útil no contar su pasado”, aseguró la directora catalana Mar Coll.

En cuanto a los paralelismos con su anterior film, la directora catalana asegura que es algo normal porque las “guionistas somos las mismas y la familia sigue estando presente” en todo momento. En este sentido aseguró que “los paralelismos no son algo que me agobien en absoluto, es más cuando veo la filmografía de alguien y veo que se repite un patrón eso me da confianza porque hace cosas que le motivan, que le gustan, es una sensación de estar profundizando” en aquello que te gusta.

Geni y Nora Navas
La elección de Nora Navas como Geni fue casi un enamoramiento fortuito, para Coll era demasiado evidente y oportunista la elección de esta actriz que había ganado recientemente el Goya a la mejor interpretación por “Pa Negre”. Sin embargo cuando hizo el casting para el papel fue “brutal, había entendido perfectamente la película, tenía la mitad del trabajo hecho sobre el personaje, comprendía todo de Geni, técnica y personalmente. No era para nada lo que me había imaginado, sentía al personaje principal muy frágil y Nora tiene mucha energía y una voz poderosa, pero me di cuenta de que era una actriz fuera de serie y que era una suerte si hacía la película”. En este sentido, la directora catalana cree que la conexión con la actriz fue inmediata, ambas compartían muchas cosas y tenían una visión del mundo y de la película muy similar, “ahora si bien al principio no sabía quién era Geni, ahora no podría pensar en Geni sin ver a Nora, no podría haber sido ninguna otra persona en el mundo”.

Por su parte, para la actriz Nora Navas, Geni ha sido algo más que un papel a interpretar, es un personaje de esos que te “generan preguntas existenciales y psicológicas, cómo somos, qué etiquetas nos han puesto desde pequeños, podemos dejar de ser en algún momento aquello que somos o que creemos ser”. Geni es como una niña pequeña a la que todo el mundo quiere, pero a veces “queremos muy mal” porque los personajes “proyectan sus miedos y sus miserias en Geni y en que salga adelante porque para ellos era un pilar fundamental. Eso genera cierta ansiedad familiar que crea conflictos”. Son películas en las que “los personajes hablan poco, las secuencias quedan suspendidas en el aire, nada está subrayado. Los guiones son muy complejos” y sólo “empiezan a cobrar vida cuando te juntas con los actores”. Y añadió que “ya un personaje que tenga secuelas físicas para un actor o actriz es interesante porque te hace situarte de partida en otro lugar”, afirmó Nora Navas.

Buenos y malos
El resto de personajes, principalmente la familia y el marido conforman un grupo dispar y en ocasiones patético que provoca pena y humor a partes iguales. Para Pau Durá todos y cada uno de los personajes tienen cierta complejidad a caballo entre el dramatismo más puro y la comedia más sutil. No es una película “obvia”, aseguró Dura, es más es muy sutil porque “no hay buenos ni malos”, o al menos no de una forma evidente, “cambian de bando. Es un drama en el que te ríes y en el que unas veces piensas que unos son los malos y al momento cambian de bando”. Por su parte, Coll considera que “si bien la familia se equivoca en la forma en como trata el problema que tiene delante, me parece que las motivaciones que tienen y el proceso es totalmente comprensible”, por ello ninguno es bueno ni malo, “son como creen que deben ser”.

En este sentido, Pau Durá aseguró que todos los personajes tienen ese punto de “patetismo” que los hace casi divertidos y que te suscitan a ratos ternura y enfado y todos y cada uno de ellos “consiguen atraparte sin los tópicos de la empatía a toda costa o el rechazo” porque “es sutil hasta en el patetismo de los personajes”. Y es con esta sutileza con la que llegamos al “final feliz del film, un final necesario”, que quizás no es “Made in Hollywood”.

“No sirve de nada ser nostálgico”
Con respecto al nuevo cine español, Mar Coll aseguró que es un concepto divertido porque “cada dos años se dice nuevo cine español, es difícil poner etiquetas en el presente”. Y añadió que lo que está cambiando en la actualidad es la relación de las personas con el mundo audiovisual, cada vez es más “potente y el interés por el cine, el consumo de audiovisual y la facilidad para hacer películas es increíble, puedes conseguir una calidad de imagen aceptable por relativamente poco dinero, cosa que antes era imposible. Esto va a afectar, la gente va a hacer películas y la gente talentosa y sensible no va a tener excusas para no expresarse y eso es muy positivo para el medio”.

En este sentido, la directora catalana considera que lo que se va a cuestionar más es la repercusión masiva, aunque “tú vas a poder hacer cine y tener tu público. Vivimos en una época convulsa y da miedo, porque los que hemos empezado en una época más convencional, que las cosas cambien cuando te va bien da miedo, nos adaptaremos”. Y añadió que es una cuestión positiva para el cine, para que sea más accesible, “cuando hay interés, el dinero o la publicidad lo hacen factible aunque no sé cómo será, va a ser un proceso traumático, hay sectores que se van a tener que reconvertir y a los nostálgicos nos va a saber mal que en los cines no se proyecten determinados tipos de películas pero no sirve de nada ser nostálgico”.

"Todos queremos lo mejor para ella" de Mar Coll ya en los cines. Pincha aquí para leer la crítica de esta nostálgica película. 

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter