Cita con ...

Cita con... El Gran Wyoming

8:38


ENTREVISTA Y FOTOGRAFÍA POR CRISTINA HERNÁNDEZ

"Si alguien fuera capaz de explicarnos los presupuestos y como se lo han gastado nos llevaríamos un chasco acojonante"

José Miguel Monzón, alias El Gran Wyoming, acaba de publicar "No estamos locos", un libro cargado de humor, ironía y crítica social, hecho de cabeza y fruto de la indignación que viven muchos españoles dada la situación política e ideológica que sacude nuestro país. Una oportunidad fantástica para citarnos con este gran comunicador, con quién hablamos sobre este imprescindible manifiesto, puro Wyoming 100%.


"Ya conocen las noticias. Ahora les contaremos la verdad". Así arranca cada noche "El Intermedio", el programa que le mantiene como uno de los más grandes comunicadores de nuestro país. Apodado como El Gran Wyoming, José Miguel Monzón, de profesión médico, acaba de publicar "No estamos locos", un libro lleno de humor, ironía y crítica social en el que cuenta crudamente por qué estamos atrapados en este terrible momento político e ideológico. Hecho de cabeza, "digo que es un libro hecho de cabeza porque cuento lo que tengo en la cabeza, que cómo ves es muy grande, y en su interior está el cerebro, y en un trozo del cerebro tengo algo de memoria, que es la base de lo que cuento", señaló Wyoming. Cargado de indignación y redactado "desde el desprecio total", como él mismo nos dijo, el presentador carga contra la derecha, desde Franco hasta Rajoy, en un manifiesto que pretende dar respuestas a una sociedad que paga por todo. Los intereses que se esconden detrás de los recortes, la propagación de la corrupción institucional, la injusta justicia, los verdaderos antisistema que son los gobernantes y la falta de una verdadera libertad de expresión, entre otros temas, son los que aborda este libro impregnado de Wyoming en estado puro. 

Un paseo por la historia de nuestro país. Un paseo con parada en La Moncloa, La Zarzuela, Bruselas y El Vaticano, en el que los diagnósticos de este médico son explicados gracias a su gran poder de comunicador. "Los políticos no lo están haciendo mal, lo están haciendo muy bien. Los políticos de la derecha acceden a lo público, no para gestionarlo, sino para hundirlo. Su meta es hundir una Sanidad que era la mejor del mundo para ponerla en manos privadas y que se forren empresas de las que forman parte. Se puede decir entonces que lo están haciendo muy bien”, señaló. Nos citamos con él, en una entrevista realizada desde la más absoluta admiración y respeto, con el mayor de los sentimientos y compromiso con una cruda realidad que a nosotros también nos toca de lleno. Es turno de cambiar ligeramente esa primera cita, porque pueden que conozcan las noticias, pero ahora Wyoming nos cuenta su verdad.

En "No estamos locos" hablas de la crisis, del desempleo, de la libertad de expresión, te paseas por La Moncloa, La Zarzuela y hasta por El Vaticano. Visto y vivido el panorama, no estamos locos, pero ¿sabemos lo que queremos?
No. Tenemos claro lo que no queremos. Lo malo es preguntarnos quién nos resuelve esto ahora. Esto de la democracia, los partidos, tiene esta cosa que parece que debe de haber alguien que debería encargarse de arreglar y gestionar las cosas, pero no sabemos quién. Es como si uno tuviera un mal y no supiera a que especialista acudir. Es como si a uno le dicen que tiene un centralillo lobular. Este diría "Doctor, ¿qué es esto?" y le dirían "no sabemos", "¿y a que especialista tengo que ir?" "no tengo ni puta idea". Estamos en esas, todo está muy complicado.

En el libro haces un repaso de la historia de nuestro país desde un punto de vista subjetivo.  Y es que, hablar de historia no siempre es hablar de una verdad objetiva. ¿Para hablar de historia no debería de tomarse una postura neutral? ¿O crees que para ser honesto con este término debería de verse la historia haciendo uso de una postura externa, al margen total de los acontecimientos, o desde la voz de la experiencia?
Yo en mi caso soy un testigo que habla de lo vivido. Claro, es que la historia es muy complicada. Ten en cuenta que nosotros ahora hemos dedicado un presupuesto gigantesco de muchos millones de las antiguas pesetas a hacer una enciclopedia de la historia de España. Pues el capítulo dedicado a la historia contemporánea y a todo el periodo de Franco se lo dan a la Fundación Francisco Franco, entonces claro, estos señores no van a contar que era dictador, no van a contar que este señor dio un golpe de estado que abolió la democracia y libertad de este país, y que se quedó cuarenta años por la cara... no lo van a contar, esto no lo van a contar. Entonces sí, ¿cuando tú lees historia que te estás leyendo? Por eso yo digo en la introducción de este libro que es un relato totalmente subjetivo, pero es que los historiadores también lo son. Es uno mismo el que tiene que tener la inteligencia suficiente para saber a quién se aproxima, quién le parece más fiable, más científico, menos visceral, pero no quiere decir que las cosas no ocurran. Por desgracia, como te decía, después de mucha protesta se ha quedado esa parte en la historia oficial de este país que hemos pagado todos los ciudadanos. Imagínate la  gente a la que han fusilado a sus familias, que ha pagado a un señor para que diga que qué bien hecho está. 

Muchos abuelos le habrán dicho a sus nietos eso de "qué suerte tenéis que podéis estudiar y vivir cómodamente". Da la sensación que los jóvenes hemos crecido con todo hecho, y en cuanto a hecho me refiero a luchado, pero paradójicamente, son estos jóvenes lo que vuelven a reivindicar y a luchar por unos derechos que por ley deberían de ser inamovibles e intocables. ¿No resulta inverosímil que generación tras generación se tenga que luchar por unos derechos fundamentales  que en vez de ser perennes parecen estar hechos con fecha de caducidad?
Es que nos olvidamos que esto, que la lucha por la libertad, tenemos que hacerlo todos los días. Cuando caemos en un primer mundo y nos embarcamos en un proyecto que se llama Europa, es como si nos hubiéramos montado en un transatlántico que hasta llegar a Nueva York tenemos dos semanas de placidez. Pero esto no es así, porque en el medio había un iceberg no iba a hundir. Los abuelos tenían razón, ¡qué suerte!, pero ha habido un giro que unos señores se han encargado de dar y por esto yo les doy tanta caña, porque no había ninguna necesidad de ello. Han secuestrado el transatlántico y lo están llevando hacia el puerto que a ellos les da la gana, pero es la primera vez en la historia que el que se queda hereda algo peor de lo que había. 

"Lo llaman reforma laboral y es una gran putada de sometimiento porque es dejar a la ciudadanía en la indefensión total y así tenerla acogotada y poder disponer de ella"

Es la primera vez que una generación va a vivir peor que la anterior, la generación de mis hijos, la tuya, va a vivir mucho peor que la mía, porque ya no se trata de una cuestión material, que se puede arreglar, pero hay una cosa más profunda que es el poder hacer un proyecto de vida. Ya no es pensar en que quieres ser uno sino en lo que te digan que tienes que ser, porque ya no tienes la oportunidad de nada. Ahora tú no vas a tener ni puta idea de lo que quieren hacer contigo, porque ni tienes derecho al trabajo, ni a conservarlo, ni exigir de acorde al sacrificio que has hecho con tu trabajo en un empresa. Lo llaman reforma laboral y es una gran putada de sometimiento porque es dejar a la ciudadanía en la indefensión total y así tenerla acogotada y poder disponer de ella. Eso es a lo que te refieres, por lo que sí, es verdad, ¿cómo podemos revisar la educación pública, la igualdad de oportunidades? Esto no es creer en una democracia. Esto no es una democracia. Habría que hacerles un test. 

Una de las palabras que es trending topic en las conferencias de nuestros gobernantes es la palabra "transparencia" Estamos gobernados por un grupo de titiriteros que de idiomas andan cortos, sus notas no les habrían permitido optar a ninguna beca, son algo olvidadizos, mentirosillos..., pero, ¿no crees que es muy preocupante que además sean bastante daltónicos?
Han confundido el para qué les pagamos. En los empleos normales está claro. Si te dicen que cojas una brocha y pintes una pared y te niegas pues tendría repercusiones. En esto de la política ellos dicen lo que tienen que hacer, entonces, en vez de  administradores dicen "somos los putos amos y hacemos lo que nos da la gana. No damos explicaciones y por su puesto con los impuestos hacemos lo que queremos". Los recortes en sanidad, en educación, que a los chavales que no tengan dinero para pagar un comedor y que vayan con carterita se les cobre por ello... ¿hasta donde están dispuestos a llevar la crueldad? Hasta el infinito, les importa un carajo. 

Son unos mentirosos, porque disfrazan los impuestos. Dicen que rebajan en las ayudas al ejército pero suben todo tipo de impuestos para luego repartir el puzle como quieren. Si alguien fuera capaz de explicarnos los presupuestos y como se lo han gastado nos llevaríamos un chasco acojonante. Ayer dieron la noticia de que 37.000 millones de euros que le dieron a los bancos no se van a tener que pagar porque no se saben donde están. ¡¿Cómo que no se van a pagar?! Los vamos a tener que pagar nosotros, y por esto no hay dinero para sanidad. Esto es lo que hacen todo el rato. Es una vergüenza. 

"Wyoming for president!" es un lema que bien podría ser realidad. Sabiendo de la repercusión e influencia que tienen sus master class de integridad moral con las que cada noche llega a miles de casas, ¿no te has planteado formar un partido político? ¿No te ves estrechando manos en la escalinata de La Moncloa?
Uff, no. No me veo inaugurando pantanos un sábado por la mañana o acudiendo a funerales de militares asesinados. No quiero renunciar a mis privilegios por servir a los demás a pesar de parecer egoísta, pero creo que tiene más fuerza hacer lo que hago desde un programa de televisión que siendo el cabeza de un partido político. Si me dedicara a ello sería tan exigente conmigo mismo como lo soy yo con los políticos. Yo no estoy cualificado para ello, pero no por eso no hago uso de poder exigir, porque no hay que olvidarse que estamos en una democracia...

Aunque no lo parezca...
Aunque no lo parezca, y cada día menos... ¿Wyoming for President? No suena mal (risas) Pero no, que yo no quiero renunciar a mi vida para dedicarla a sufrir. Qué se encarguen ellos, aunque ni eso saben.

"Ellos se encargan de hacer la cultura inaccesible, porque por desgracia es una de las cosas de las que se puede prescindir cuando no se tiene lo elemental"

Sigo pensando que Wyoming for President suena bien (risas). Y volviendo a mencionar "El Intermedio", además de darte la enhorabuena por el ondas...
Gracias otra vez. ¡Cuánto piropo! Sé que es fruto de mi irresistible belleza y no de mi gran inteligencia (sonríe)

... (Risas) ¡No me descentres! En "El Intermedio" ruedan tantas cabezas como en la famosa saga de G.R.R.Martin, ¿no habéis recibido presiones por parte de la cadena? ¿Has tenido miedo de que te exterminen otro programa?
Cierto, no sería la primera, ni la segunda... no sería la primera vez, vaya. Antes también se lo he comentado a un compañero. Se extendió el rumor de que existía un movimiento que se movía con el propósito de acabar con el programa, pero por suerte, "El Intermedio" sigue ahí porque es la audiencia quién lo mantienen con fuerza. Es más, no sólo sigue vivo, sino que cada día esta audiencia crece, y esto es una gran defensa, una gran baza a favor de nuestro trabajo.

Sanidad, educación... y cultura, porque ésta tampoco se está quedando atrás en esta política de recortes. ¿Consideras que la cultura es un arma cargada de futuro y que por eso está sufriendo este abismal maltrato?
Por descontado. Son enemigos viscerales de la cultura, por eso nos han puesto el 21%. De él hablaba el otro día el ministro Montoro diciendo eso de que el IVA y el precio no tienen nada que ver, que era todo por la baja calidad de los productos. Tiene tan mala suerte que a los dos días ponen los cines a dos euros y se llenan. El dinero entonces tiene mucho que ver en que se pueda consumir cine, teatro o música. Ellos se encargan de hacer la cultura inaccesible, porque por desgracia es una de las cosas de las que se puede prescindir cuando no se tiene lo elemental. Por lo que sí, la cultura es un arma cargada de futuro y se nota.

"La verdad más exacta es la ausencia de mentira"

Para terminar, y acorde a lo que has mencionado antes, el futuro de los jóvenes es tan desolador como frustrante para muchos de ellos. Se han ido muchos, y muchos ni siquiera para hacer uso de su formación. Aquí, de momento, quedan otros tantos que sobreviven y subsisten con sueldos denigrantes y trabajos muy desmotivantes. Como favor te pido un consejo para una amiga. Ella es periodista y lleva un año en el paro. Recibe ofertas, pero derivan de la moda de "prácticas no remuneradas"...
Tú amiga eres tú, ¿no? (sonríe)

¿Sí? (sonrisa) Aunque es emprendedora y bastante persistente, está a punto de sacar la bandera blanca antes casi de haber empezado. Cuando ella no sabía qué objetivo marcase en la vida, qué querer ser de mayor, vio "Caiga quien caiga", te vio a ti, y fue el momento en el que dijo "Yo quiero hacer eso". ¿Qué consejo le darías para que no abandonara su sueño y no se rindiera a pesar del oscuro túnel que todavía le queda por atravesar? 
Primero voy a tragar saliva. Segundo decirte que me miras con muy buenos ojos y me siento muy irresistible en este momento (pone ojitos y creo que sonrisa seductora) Ahora bien, te digo que no tire la toalla en el sentido de estar siempre vigilante, incluso aunque por necesidad tenga que trabajar en un medio que la obliguen a decir y hacer cosas que no quiere, que no se autoconvenza, que cuando esté haciendo algo mal, cuando este mintiendo, porque uno si sabe cuando miente aunque sea por obligación, que luche para que eso no ocurra porque la única posibilidad de que un periodista y la información se salve, es que sea lo más cercano a la verdad. La verdad no es una cosa inaccesible, que es en lo que se escudan los que mienten, la verdad es que basta con no mentir, la verdad más exacta es la ausencia de mentira. Le diría: sigue ahí pero ten esto claro, porque te hará mejor persona y va a hacer que el que reciba lo que diga te crea, porque eso la gente lo nota. 

Se lo diré.
Díselo. Por eso yo he escrito este libro, porque es un compromiso con la gente. Recuérdale a tu amiga que no flojee nunca en lo esencial, osea que haga lo que le dé la gana (sonríe).

:: "No estamos locos" de El Gran Wyoming está a la venta por la Editorial Planeta a un PVP de 17'50€.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter