Asa Butterfield

Crítica de "El juego de Ender", dirigida por Gavin Hood

7:38

Cartel final

ARTÍCULO POR CRISTINA HERNÁNDEZ POLO

ENDER, ¿UNA PARTIDITA?

Título: El juego de Ender (Ender’s game). Director: Gavin Hood. Reparto: Asa Butterfield (Ender Wiggin), Hailee Steinfeld (Petra Arkanian), Harrison Ford (Coronel Hyrum Graff), Abigail Breslin (Valentine Wiggin), Ben Kingsley (Mazer Rackham), Viola Davis (Gwen Anderson). Guion: Gavin Hood; basado en la novela “El juego de Ender”, de Orson Scott Card. Distribuidora en España: eOne Films. Estreno en España: 8/11/2013.

Sinopsis: En un futuro cercano, una raza alienígena llamada los Insectores ha atacado la Tierra. De no ser por un héroe legendario, el Comandante de la Flota Internacional Mazer Rackham (Ben Kingsley), todo se habría perdido. Preparándose para un próximo ataque que determinará el futuro de la Tierra y la salvación de la raza humana, el estricto Coronel Hyrum Graff (Harrison Ford) y el Ejército Internacional entrenan sólo a los mejores jóvenes para encontrar al futuro Mazer. Entre estos jóvenes está Ender Wiggin (Asa Butterfield), un chico tímido pero brillante estratega, reclutado para unirse a la élite en la Escuela de Batalla.
PUNTUACIÓN: 3/5

Hoy llega a los cines la adaptación de cinematográfica del primer tomo de la saga escrita por Orson Scott Card. "El juego de Ender" es el arranque de una historia de ciencia ficción ambientada en un futuro cercano en el que la Tierra se ve atacada por una raza alienígena llamada Insectores, los cuales se ven derrotados, en el que fuera el primero de los asaltos, por el héroe Mazer Rackham, Comandante de la Flota Internacional. Un hecho que se utilizaría para concienciar y reclutar a los mejores jóvenes con el propósito de crear un ejército Internacional, bajo la batuta del estricto Coronel Hyrum Graff, que tiene como propósito el de encontrar al nuevo Mazer, a un nuevo héroe capaz de ingeniar la estrategia más perfecta para acabar por completo con los alienígenas que ponen el peligro el futuro de la Tierra y la salvación de la raza humana.

Dejando un sabor agridulce, "El juego de Ender" podría pasar con mucha gloria o no tocarla, y es que, si hablamos del guión, a pesar de haberse reescrito tres o cuatro veces hasta que Scott Card dio el visto bueno, se arranca de tal forma que promete mucho pero que se pasea cojeando durante, al menos, un cuarto de la cinta. No profundiza, pasa de puntillas, es como si el abanico se abriera para nunca cerrarse o cerrarse de tal golpetazo que acabará con su funcionamiento. Ni escenografía sorprendente, ni bichos que lleguen a impresionar - porque impresionar no es lo mismo que horrorizar por ser hijos del movimiento cutrista - ni unas interpretaciones que salven el vaivén de impasividad provocada en el espectador. Esta vez, pese a que el reparto esté sustentado en un conocido trío formado por Harrison Ford, Ben Kingsley y Viola Davis, son los dos últimos quién pasarían con un  notable bajo el examen porque sintiéndolo mucho por el eterno Han Solo, por el siempre indomable Indiana Jones, Ford parece un mecánico perteneciente a un grupo de jubilados de la tercera edad que buscan algo de vivida aunque no puedan ni con su alma. Los años dorados de este actor han pasado, asumámoslo. Por otro lado, el trío adolescente quizás aporte más profundidad a los personajes de este juego. Si bien, Hailee Steinfeld y Abigail Breslin podrían pasar con notabilidad esta inmersión son su apoyo a Ender, es el joven de ojos azulados Asa Butterfield, quién da vida a un Ender de 16 años en vez de los 6 que tiene en el libro, el que aporta casi más madurez a la inverosimilitud de la historia pese a su cándida cara e inapreciable cáliz heroico. Pero como siempre, son ustedes los que juzgan, o en esta ocasión, son ustedes lo que juegan.

Pincha aquí para ver el tráiler oficial de "El juego de Ender" | Otras publicaciones relacionadas: Los protagonistas de "El juego de Ender" visitan Madrid.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter