Bésame y vente conmigo

Cita con... Olivia Ardey

8:15

ENTREVISTA POR CRISTINA HERNÁNDEZ 

"ES CHIC LEER ERÓTICA ROMÁNTICA" 

Hablamos con Olivia Ardey, una de las autoras estandarte de la novela chik lit en nuestro país. Su última novela, "Regálame París", es una delicia total, una historia cargada de romanticismo, humor y grandes personajes con los que vivir un viaje sensorial a la mágica ciudad de París.

Hace unas semanas os hablamos de "Regálame París", una maravillosa lectura escrita por Olivia Ardey. Pues bien, hoy es Olivia con quién tenemos el placer de hablar sobre esta preciosa y entretenida novela que emociona y divierte a partes iguales. Momentos tiernos, picantes, y divertidos van de la mano de Yolanda y Patrick, sus protagonistas, y del nutrido y disparatado coro de personajes secundarios que les acompañan. En esta ocasión, París es el escenario en el que se desarolla la cuarta novela publicada de ésta escritora valenciana. Su anterior trabajo, "Bésame y vente conmigo" (Ed. Versátil 2013), cosechó un considerable éxito de público y ventas, alcanzando la segunda edición en menos de un mes, y desde el lunes está a la venta solo en formato ebook "Doce campanadas y un beso", el spin off de esa novela. Ahora nos regala París de una manera preciosa a través de un viaje sensorial a la ciudad de las luces y del amor al tempo de "La vie est Rose". Un título imprescindible para las lectoras de este género. 


Tras haber disfrutado de la lectura, yo me pregunto, ¿qué te hizo crear esta maravillosa novela? ¿Fue una inspiración nocturna o diurna? :)
“REGALAME PARÍS” fue fruto de muchas fantasías diurnas, me paso la vida soñando despierta. Y la idea surgió de un caso real, a una persona muy cercana a mí le ocurrió lo mismo que a Yolanda pero tomó la decisión contraria. Quise contar la historia que pudo ser y no fue porque siempre me he preguntado qué habría sido de la vida de esta mujer si hubiese optado por aceptar, comprender, perdonar y tender una mano.

París, escenario de las más románticas escenas de cine. París, la ciudad de las luces y del amor. París, el escenario de este maravilloso libro, un viaje sensorial con quién recorrer esta ciudad a través de las 331 páginas que lo forman, pero ¿qué le inspira París a Olivia Ardey?
¡Ganas re volver! París es una ciudad protagonista en sí misma. Un lugar mágico que nunca deja de sorprender, llena de rincones y detalles insólitos, con un ritmo de vida frenético pero que invita al viajero a tomársela con calma, sentarse y disfrutar sólo viendo cuanto pasa ante sus ojos. Por muchas veces que la visites, no te la acabas nunca.

Una ciudad mágica como telón de fondo de una preciosa historia de amor. Un amor cargado de pasión y ternura. Un amor que fomenta el romanticismo empedernido en las lectoras que consuman “Regálame París” :) ¿Cómo describes en pocos palabras a los protagonistas de este romance? ¿Tiene Yolanda algo de Olivia?
Los protagonistas de mis novelas no tienen nada de mí. ¡Ya me gustaría poseer el tesón y la fuerza de voluntad de Yolanda! Ella es una mujer con una vida cómoda en lo material pero muy difícil en cuanto al afecto. Aún así se niega a hacer dramas y sabe perdonar. Una mujer que transmite buena onda allá por donde va, por eso parece un hada que hace felices a los demás.

Y Patrick, ¡es el hombre que todas desearíamos que nos abriera la puerta de su séptimo sin ascensor! Es independiente, responsable y paciente. Si a todo esto le añades que se mueve en una moto de gran cilindrada, que tiene cuerpo de jugador de rugby y que es tremendamente sexy.

Pero como mis protagonistas siempre tienen defectos, porque creo que eso los hace creíbles y cercanos, ni Patrick y Yolanda se salvan: él alberga un rencor que hace daño sin querer a quien menos lo merece. Y ella tiene un punto muy egoísta.

"Los libros tienen que aportar algo más, en este caso sonrisas y lágrimas, como la vida misma"

Si bien Patrick y Yolanda nos hacen testigos de su amor, también hacen que el lector les acompañe en sendos viajes de redescubrimiento personal vinculados a las tramas familiares que ambos protagonizan, ¿qué te lleva a insertar estos “dramas” familiares como el elemento emotivo de esta historia?
A mí me gusta escribir historias románticas que acaban de maravilla, eso por supuesto, pero que contengan más que romance. Los libros tienen que aportar algo más, en este caso sonrisas y lágrimas, como la vida misma. Me gusta que el lector conozca a los personajes a través de sus conflictos personales. En el caso de Yolanda, sin entrar en detalles para no desvelar la trama, la capacidad de perdonar. Y en el caso de Patrick, el valor de aprender a pedir perdón, algo tan sencillo y a la vez tan difícil.

Llorar de risa también ocurre mientras lees la novela, y es que, la comicidad de las vecinas de Rue Sorbier es el contrapunto más divertido de la novela, ¿están inspiradas en alguna conocida? ¿Tienes alguna favorita?
En absoluto, toda la pandillita femenina del 11 de rue Sorbier es fruto de la imaginación. Elegir una me cuesta muchísimo, porque las adoro a todas. Pero mi debilidad quizá es Madame Lulú, con sus inocentes chifladuras y su pasado libertino.

Haciendo un guiño a esa colección de instantáneas con las que Yolanda y Patrick elaboran su particular bobina de recuerdos inolvidables, ¿qué fotogramas la completaría continuando a partir del anuncio de su primer hijo? Es que es taaan bonito… :)
Junto a esa primera que inaugura el álbum, vendrían nueve meses de fotografías, cientos de instantáneas robadas, posadas o improvisadas del embarazo paso a paso y de la felicidad que los une.

Esta lectura entraría dentro del género de novela romántica-erótica, una temática que actualmente protagoniza un desatado boom literario, ¿cuál crees que es el motivo de esta moda?
Las lectoras (hablo en femenino porque son mayoría) no la consideran demasiado erótica, muchas incluso la califican como lectura Light. El boom yo creo que ha venido porque por fin la gente a perdido el pudor a decir en voz alta “sí, me gusta este tipo de novela”, lo dice, lo comenta con las amigas… Está de moda, es lectura de evasión y está bien visto, es chic leer erótica romántica. Y yo me alegro muchísimo de que cada cual disfrute leyendo lo que le apetezca, porque la lectura es uno de los grandes placeres de la vida.

Si bien “Regálame París” será ya el libro favorito de muchas, ¿cuál es el libro preferido de Olivia Ardey?
Jane Eyre de Charlotte Brönte. Es mi libro de cabecera desde los doce años. He perdido la cuenta de las veces que lo he leído y, cuanto más lo leo, más lo disfruto.


Quedando encantada con esta historia, y quizás con ganas de más, ¿qué nueva historia tienes en mente para tu nueva novela? ¿Qué proyectos literarios tienes?
Dentro de unos días, el 2 de diciembre, sale en ebook mi nueva novela corta, DOCE CAMPANADAS Y UN BESO. Un spin off navideño muy bonito de mi novela BÉSAME Y VENTE CONMIGO. Y para el 2014 ya puedo adelantar que otra novela corta mía que ahora sólo está disponible en formato digital, se publicará en Chile para el verano austral y en España para San Valentín.

Cruzo los dedos para disponer de tiempo suficiente para escribir y poder ofrecer a las lectoras una nueva comedia romántica a lo largo del año que viene. Tengo la cabeza en Italia, no puedo decir más. Cuando este proyecto que me tiene muy ilusionada vea la luz, me he prometido volver a la romántica histórica.

Muchas gracias por su tiempo y por regalarnos París de una forma tan maravillosa.
Gracias siempre a vosotros, por brindarme la oportunidad de que las lectoras me conozcan un poco mejor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: Reseña de "Regálame París" de Olivia Ardey.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter