Audrey Fleurot

Crítica de "En la flor de la vida", dirigida por Nick Quinn

8:06

En la flor de la vida : Cartel
ARTÍCULO POR LAURA LÓPEZ

A LA VEJEZ, VIRUELAS

Título: En la flor de la vida (La fleur de l'âge). Director : Nick Quinn. Guión: Andréïa Barbosa, Santiago Amigorena. Música: Éric Neveux, We Were Evergreen. Fotografía: David Quesemand. Reparto: Pierre Arditi, Jean-Pierre Marielle, Julie Ferrier, Audrey Fleurot, Radivoje Bukvic, Pierre Vernier, Elisabeth Vitali, Cyril Guei, Laure Calamy. Distribuidora en España: EMON. Estreno en España: 3/01/2014.

Sinopsis: Narra la historia de Gaspard, un productor y presentador de TV de 63 años que se encuentra en el ocaso de su carrera y se empeña en mantener su juventud y soltería, resistiéndose a aceptar el paso de los años. De la noche a la mañana, Gaspard se verá obligado a acoger en su casa a Hubert, su rebelde y desvalido padre, con quien mantiene una fría y tensa relación. Hubert se encargará de amargar la existencia de toda aquella asistenta que su hijo contrata para cuidarle. Es entonces cuando Zana irrumpe en sus vidas, una extravagante pero adorable cuidadora que robará el corazón de los dos hombres.

PUNTUACIÓN: 4/5
En la flor de la vida : Foto Jean-Pierre Marielle, Pierre Arditi

Esta comedia afrancesada no es más que un ensayo sobre la vejez y la familia, de cómo el tiempo nos separa de nuestros progenitores para luego volver a juntarnos. Es el ciclo de la vida, nos convertimos en los padres de nuestros padres, llegado el momento donde todo aquello que nos separaba es ahora lo que nos une. Pues en ocasiones necesitamos un detonante que nos ayude a quitarnos esa venda que nos cubría los ojos y nos impedía ver más allá y, a veces, ese punto de inflexión resulta ser una persona, un tutor que nos enseña a apreciar aquello que antes no podíamos. Zana es ese “algo” efímero en la vida de Gaspard y Hubert, una brisa de aire fresco en su relación, que dejará una estela difícilmente olvidable. Un amor puro, de los que no esperan nada a cambio y dan más de lo que se pueda esperar.

Lo joven y lo añejo se mezclan armónicamente durante el metraje, dejando que el contraste hable y se exprese por si sólo, a la vez que permite destacar la frescura de los diálogos y la complicidad existente entre los dos protagonistas masculinos. No nos encontramos delante de una de esas comedias elevadas, pero ni mucho menos se puede tachar de ligero un film que habla de sentimientos tan profundos como la reconciliación o el autoconocimiento.

Lo mejor
El dúo padre e hijo
La sonrisa de Zana

Lo peor
Los secundarios poco trabajados
Los momentos “Amelie” que se quedan como anecdóticos.

“En la flor de la vida” es una de esas películas que consiguen que salgas del cine con una sonrisa en la cara, con una sensación de gratitud hacia la historia y hacia los propios personajes. Una lección de optimismo que es de agradecer en los tiempos que corren.

Pincha aquí para ver el tráiler de "En la flor de la vida".

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter