Alexis Denisof

Crítica de "Mucho ruido y pocas nueces", dirigida por Joss Whedon.

8:52

ARTÍCULO POR LAURA LÓPEZ

LA SOLEMNIDAD DE SHAKESPEARE EN LA COMEDIA LIGERA

Título: Mucho ruido y pocas nueces ("Much Ado About Nothing"). Director: Joss Whedon. Guión: Joss Whedon (adaptación de la obra de William Shakespeare). Música: Joss Whedon. Reparto: Amy Acker, Alexis Denisof, Nathan Fillion, Clark Gregg, Reed Diamond, Fran Kranz, Jillian Morgese, Sean Maher, Spencer Treat Clark, Riki Lindhome, Ashley Johnson, Emma Bates, Tom Lenk, Brian McElhaney, Joshua Zar, Paul M. Meston, Romy Rosemont. Distribuidora en España: Betta Pictures. Estreno: 20/12/2013.

Sinopsis: Beatriz y Benedicto son dos jóvenes que no creen en los poderes del amor. Claudio, por el contrario, locamente enamorado de Hero, defiende el amor y desea casarse con ella por encima de cualquier cosa. Obsesionados con unir a Beatriz y Benedicto, la pareja y todos los que les rodean, preparan un plan que intentará unirlos para siempre. Pero varios  acontecimientos cómicos y trágicos se interpondrán en el camino a la felicidad… ¿Vencerá el amor sobre todas las cosas?

PUNTUACIÓN: 3/5
Imagen de Mucho ruido y pocas nueces (Much Ado About Nothing)

Mucho ruido y pocas nueces es una adaptación de la obra homónima de Shakespeare, del director y guionista Joss Whedon. La obra fue rodada en 12 días en la casa del propio director, empleando el texto original de Shakespeare y utilizando el blanco y negro como método expresivo.

El film, situado en un presente descontextualizado, narra la historia de dos parejas de jóvenes, que viven y entienden el amor de formas muy diferentes. Beatriz y Benedicto no creen en el amor romántico y esperan vivir su vida en soltería, a pensar de ocultar sentimientos el uno por el otro. En la otra cara de la moneda, está Claudio, enamorado perdidamente de Hero, prima de Beatriz, con la cual quiere contraer matrimonio. Estos personajes convivirán bajo el mismo techo junto con otros familiares y amigos, viviendo situaciones límite, entre cómicas y trágicas, que les llevarán a reafirmar o descubrir sus verdaderos sentimientos e ideales amorosos.

La adaptación de Whedon consigue diluir los diálogos elevados y pomposos, propios de la escritura shakesperiana, en un escenario de comedia ligera, con gags que buscan el descanso auditivo del espectador, en pro de la risa fácil. El uso del blanco y negro ya no nos resulta sorprendente, al estar siendo escogido últimamente por muchos directores en la realización de sus obras. En el caso de “Mucho y ruido y pocas nueces” no sabemos hasta que punto se encuentra justificado y ayuda al desarrollo de la narración, más bien le resta dinamismo y originalidad al proyecto.

Lo mejor
La adaptación de los diálogos

Lo peor
Los momentos musicales

Aunque no nos encontremos delante de una de las mejores reinterpretaciones de la obra, quizá podríamos considerarla como una de las más frescas y divertidas, pues no podemos obviar la genialidad compositiva de algunos de los planos que rozan el bizarrismo y nos reafirman en nuestra idea de que estamos ante un producto muy personal digno de ser visto y disfrutado. Una buena manera de acercar los fabulosos textos de Shakespeare a un amplio publico, invitándonos a desempolvar los grandes clásicos de las viejas estanterías.

Pincha aquí para ver el tráiler oficial de "Mucho ruido y pocas nueces", un estreno que llega a nuestra cartelera este viernes.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter