Alan Arkin

Crítica de "La gran revancha", dirigida por Peter Segal

7:52


ARTÍCULO POR CRISTINA HERNÁNDEZ 

PELLEJOS AL RING

Título: La gran revancha (Grudge match). Director: Peter Segal. Reparto: Sylvester Stallone, Robert De Niro, Alan Arkin, Kevin Hart, Jon Bernthal, Kim Basinger, Camden Gray. Guión: Rodney Rothman; basado en un argumento de Tim Kelleher. Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España. Estreno en España: 10/01/2014.

Sinopsis: Henry “Razor” Sharp y Billy “Kid” McDonnen son dos modestos boxeadores de Pittsburgh cuya enconada rivalidad llama la atención a nivel nacional. Cada uno había ganado uno de los dos combates en los que se habían enfrentado en sus buenos tiempos hasta que, en 1983, en la víspera de su decisivo tercer combate frente a frente, Razor anunció por sorpresa su retirada, negándose a explicar el motivo y dando así el golpe definitivo a la carrera de ambos. Treinta años más tarde, el promotor pugilístico Dante Slate Jr. ve la posibilidad de hacer un negocio muy rentable y les hace una oferta que no pueden rechazar: volver al ring y desnivelar la balanza de forma definitiva.

PUNTUACIÓN: 3/5

Se puede envejecer con dignidad y carecer de dignidad al verse envejecido y no aceptar el ciclo de la vida. Cada gloria tiene su momento, cada momento su deporte y cada deporte su edad recomendada para practicarlo. Pues bien, Rocky Balboa y Toro Salvaje, perdón, Sylvester Stallone y Robert De Niro, parecen no asumir que sus cuerpos ya no son lo que lo fueron, que sus músculos ya no están para exhibirse y que en su lugar ese atractivo ha dejado paso a unas carnes flácidas en exceso... tan exceso que se convierten en el mayor de los esperpentos de este título "para padres". Peter Segal dirige "La gran revancha", un título 100% palomitero que entretiene, divierte y que los fans de la pareja protagonista y del boxeo estarán encantados de ver. Basado en el argumento de Tim Kelleher, el guión a cargo de Rodney Rothman es demasiado previsible, pero a su vez ameno y simpático, aunque lo de mostrar la parte romanticona de Stallone es el ejemplo de anti amor por excelencia, ¡hay qué ver lo mal que suena un "te quiero" de la boca de este hombre!

Algo de drama pasa por las vidas de los protagonistas de esta historia de cuadrilátero - aunque lo de convencer al espectador sea otro cantar-, radicando el mayor de sus atractivos en el ser testigos de la gran revancha sobre un ring de Stallone y De Niro, engalanados con su respectivo calzón para la ocasión. Una historia que cuenta sin más la enemistad de dos boxeadores que vuelven a subirse a la lona muuuchos años después, ya padeciendo las consecuencias de una edad,  en un tercer enfrentamiento en el que entran a formar parte de las razones las cuestiones económicas, el orgullo masculino y una eterna rivalidad. Una revancha simpática, algo burda a veces, en la que se incluye algún símil con otros títulos protagonizados por las estrellas de este combate, gags muy graciosos y un gran trabajo de efectos especiales en las escenas que arrancan la película, cuyas imágenes recuperan fragmentos de "Toro Salvaje" y "Rocky".

Lo mejor
Alan Arkin.
Los efectos especiales.
Escenas de los créditos finales.

Lo peor
La forzada trama de amor entre Stallone y Kim Basinger. Filin cero.
El sentimentalismo que tendría que provocar la relación padre - hijo es tan nulo como nefasto.

En definitiva, una lucha de pellejos bastante entretenida, porque ante todo debemos de recordar que "seguir cuando crees que no puedes más es lo que te hace diferente a los demás", y Syl y Robert son tan diferentes que siempre serán unos firmes pesos pesados. Pincha aquí para ver el tráiler de "La gran revancha", un título que llega hoy a nuestros cines.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter