cine

Crítica "Las Venus de las pieles", dirigida por Roman Polanski

7:29


ARTÍCULO POR CRISTINA HERNÁNDEZ 

TEATRO, ¿PURO TEATRO?

Título: La Venus de las pieles (La Vénus à la fourrure / AKA: Venus in fur). Director: Roman Polanski. Reparto: Emmanuelle Seigner (Vanda), Mathieu Amalric (Thomas). Guión: Roman Polanski y David Ives, basado en la obra de David Ives. Distribuidora en España: Wanda Visión. Estreno en España: 31/01/2014.

Sinopsis: En un teatro parisino, después de un duro día de audiciones para el papel del nuevo proyecto, Thomas se lamenta al teléfono por el poco empeño e interés que han mostrado los candidatos que se han presentado. Nadie tiene el nivel necesario para asumir el liderazgo del reparto y Thomas se está preparando para salir cuando aparece Vanda, un torbellino de energía desenfrenada y descarada. Vanda tiene todo lo que odia Thomas. Es vulgar, sin cerebro y no se detendrá ante nada hasta conseguir el papel. Thomas le da una oportunidad para mostrar su talento y Vanda le sorprende con una increíble metamorfosis. Provista de accesorios y disfraces, entiende a la perfección el personaje y ha memorizado cada línea del guion. Mientras la prueba se alarga, la intensidad entre ellos se incrementa y la atracción se convierte en una obsesión para el joven.

PUNTUACIÓN: 4/5

"El Todopoderoso le sacudió...
Y le entregó a manos de una Mujer..."

¡QUÉ GRANDIOSIDAD DE PELÍCULA! Polanski lo ha vuelto a hacer. De nuevo nos invita a ser testigos de un juego de excentricidades, provocación y calidad artística, para cuya ocasión ha seleccionado a dos únicos actores como piezas sobre las que articular la adaptación de un texto excepcional y grandioso como lo es "La Venus de las Pieles", una novela erótica de Leopold Von Sacher-Masoch, aunque es la pieza teatral de David Ives a la que el director polaco le ha ayudado a dar forma al guión de la cinta. Un reparto formado por Emmanuelle Seigner y Mathieu Amalric, y una  sola localización, un teatro parisino, son los tres pilares que mueven un libreto de aire clásico pero tremendamente polémico, controvertido y apasionante. Un film para el cual, Polanski toma las pautas de arranque, desarrollo y cierre de "Un Dios salvaje"(2011), cuyo resultado da forma a un trabajo sugerente y divertido, sórdido pero ameno, inquietante pero hilirante

Thomas está a punto de cerrar una jornada de audiciones monótona, pero la irrupción de Vanda en el teatro, a pesar de la negativa inicial del director, será el inicio de una master class teatral brillante. El espectador en el papel de espectador, se situará en un patio de butacas en el que se verá atrapado con estupefacción ante el juego teatral que la pareja escenifica. Un  juego perverso, masoquista y vibrante que marca la enigmática y talentosa Vanda saliendo y entrando en el guión de la obra demostrando el verdadero poder de una Venus, capaz de ser buena y mala, provocadora y castrante de una manera sumamente inteligente. Por su parte, Thomas se deja embaucar, se hace hacer, se deja someter. 

Lo mejor
Emmanuelle Seigner hace un trabajo sublime. 
Mathieu Amalric, como si el alterego de Polanski fuera, consigue no solo dar vida a un personaje, sino a dos, y es que, quien no vea en él a la encarnación de Roman, ¡que tire la primera pieda!
El poder del juego del texto, que no solo involucra a los actores, sino también al espectador de manera ensimismada.
La BSO.

Lo peor
Todavía la estoy digiriendo.

En definitiva, los fans de Polanki disfrutarán de este vodevil textual gracias a un guión que entreteje momentos hilirantes, inquietantes y brillantes con una tensión psicosexual casi tangible. Una película que encierra la odisea de un hombre que se descubre a sí mismo tras abandonar su ser a la Venus, una mujer capaz de tambalear su cordura involucrándole en un juego de dominación tremendamente electrizante. 

Pincha aquí para ver el tráiler de "Las Venus de las pieles", la última maravilla de Roman Polanski.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter