21 Días

Cita con... Samanta Villar

7:38


ENTREVISTA POR ENRIQUE CALVO

"La desigualdad genera que nos acerquemos a la ley de la jungla"

La periodista Samanta Villar lleva al frente de "Conexión Samanta" desde 2010, seis temporadas en las que ha tenido que retratar todo tipo de vidas: desde la pobreza más mísera al lujo excesivo. Samanta es una mujer con carácter, de ideas claras y divertida. Después de las más de 60 emisiones de su programa le pidió un descanso a Paolo Vasile.

Encender la televisión y sintonizarla en Cuatro y ver a Samanta Villar en acción siempre es sorprendente, ya que jamás sabrás a lo máximo que se puede enfrentar en los reportajes de "Conexión Samanta".

Todo empezó el 26 de noviembre de 2010 con la emisión del primer "Conexión Samanta", dedicado al torero Fran Rivera. De nuevo teníamos a Samanta Villar en Cuatro, y es que anteriormente estuvo en las dos primeras temporadas (2009-2010) de "21 días", otro programa de reportajes en los que pasó 21 días entre cartones, sin comer, viviendo en una chabola, en la industria del porno... Un trabajo duro, que termina por agotar cuerpo y mente y cuyo relevo cogió Adela Úcar.

En cada emisión de "Conexión Samanta" la audiencia está con ella, y no lo decimos nosotros, lo dicen los datos de audiencia: en lo que lleva de sexta temporada tiene una media de más de 500.000 espectadores, pero para ella ha llegado el momento de darse un respiro, y es que han sido 4 años sin parar.
Nos hemos citado con Samanta Villar para hablar de "Conexión Samanta", su carrera profesional y su decisión, que causó un gran revuelo en los medios de comunicación. Pero también hablamos de las redes sociales y.. ¡de su club de fans!


Desde 2010 al frente de “Conexión Samanta”, han sido  4 años de no parar pero, ¿cómo es la preparación de una emisión, desde que se decide el tema hasta que se comienza a rodar?
Depende de cada tema, porque hay temas que necesitan una producción más corta y otros que la necesitan más larga, pero tenemos varios redactores trabajando simultáneamente en esos temas y cuando se aprueba un tema comenzamos a investigarlo a fondo: se hace una primera investigación más superficial y  a partir de ahí es cuando se empieza a plantear que personajes pueden articular esa historia, buscar ciertos perfiles y encontrarlos, comprobar que sean buenos comunicando porque a veces tenemos las historias pero no se saben expresar bien. Todo eso puede ocupar desde dos semanas hasta un año y medio, como fue el caso de los vientres de alquiler, ya que tuvimos que esperar a que todo el proceso culminase. Cada tema tiene su ritmo y su tratamiento.

¡Es un trabajo duro! No solo el tuyo sino el de toda la redacción.
Sí. ¿Sabes lo que pasa? El equipo de “Conexión Samanta” ha sido siempre muy exigente, pero a todos los niveles. Yo soy la primera que soy exigente conmigo misma y con los demás, pero es que los propios redactores también son muy exigentes, ten en cuenta que no se conforman con cualquier personaje y con cualquier secuencia y eso es muy importante también, que el guión se exija a él mismo.

Imagino que la decisión de tomarte un respiro ha sido muy meditada, ¿no?
Totalmente.  De hecho la he post-puesto varias veces la decisión. Yo tenía la intención de descansar un tiempo atrás pero bueno, parece que nunca encontraba el momento y a partir de este verano fue cuando me di cuenta que teníamos una buena oportunidad porque habíamos adelantado bastante la temporada y se dejaba a Cuatro con unos cuantos reportajes que se pudieran emitir mientras yo descansaba y pensé que esta era la mía.

Una duda que saltó cuando salió la noticia de tu descanso era si el formato volverá la temporada que viene, ¿lo sabes?
Lo que si tengo claro es que seguiremos trabajando con Cuatro, lo que no sabemos es si volveremos con “Conexión Samanta” o con otro programa de reportajes o que es lo que queremos hacer, aún tenemos tiempo para pensarlo, pero Cuatro quiere seguir trabajando conmigo y yo la verdad es que estoy muy contenta con ellos y también quiero continuar.

Samanta, en algunos de tus programas has hablado del lujo y de la crisis, dos contrapuntos que ahora mismo están en el ojo del huracán. Tú, personalmente, cuando haces un reportaje sobre el lujo y ves todos esos excesos, ¿qué se te pasa por la cabeza?
Yo intento no caer en razonamientos demagógicos, es decir: hay gente que vive el lujo  porque ha tenido decisiones arriesgadas y ha acertado y ha ganado mucho dinero y con suerte y lujo. Entonces me parecería demagógico criticar eso, ¿no? Yo no critico el lujo, lo que critico es la falta de oportunidades o que no se propulse la igualdad de oportunidades. Yo entiendo que no tiene porqué ganar lo mismo un empresario que arriesga su dinero y no sabe si le puede ir mal, ya que no nos olvidemos que mucha gente pierde dinero en los negocios, y no tiene que cobrar lo mismo que un asalariado que no arriesga su dinero. Yo eso lo comprendo ya que un riesgo merece una recompensa. Ahora, lo que me parece criticable es que la gente no pueda acceder a buenas carreras universitarias por igual,  con los mismos medios, con los mismos contactos y tener las mismas oportunidades. La desigualdad de oportunidades es lo que yo siempre intento denunciar pero tampoco te voy a decir que el lujo tiene su lugar. ¡Que cada uno se gaste el dinero en lo que quiera! Y el que ha ganado mucho dinero porque ha acertado y lo ha hecho bien pues, ¿quién soy yo para decirle que no viva el lujo?

Además, en mi opinión, el programa dedicado a los secuestros de niños en Guatemala es muy duro, ¿cómo afrontaste el reto de retratar el dolor de esas familias?
Es otro capítulo más de la crueldad de la que es capaz el ser humano ya que el ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor, ¿no? En este caso toca ser testigo de lo peor y lego, por supuesto, del desamparo de esta gente, de la corrupción policial, de la inoperancia judicial, de la indiferencia social, que eso también es tremendo. Entonces al final te das cuenta de que la situación que ellos viven es de desamparo total y a mí me recuerda mucho a la ley de la jungla: el más fuerte sobrevive y el más débil morirá, directamente, no hay más. Es así. Por eso la desigualdad es tan importante combatirla porque la desigualdad genera que nos acerquemos a la ley de la jungla. Por eso es muy importante, y vuelvo a lo mismo, la igualdad de oportunidades, el amparo, el bienestar social, etc para que nos alejemos del instinto animal y seamos civilizados.

¿Por qué crees que la población le tiene tanto respeto y a su vez “asco” a la Policía y Guardia Civil?
Creo que lo que está pasando es que últimamente están saliendo a la luz muchos casos de desproporción de la acción policial, de represión en manifestaciones democráticas, pacíficas, etc y esto tiene muy mala prensa y en este contexto más todavía. Es lógico.  Por otro lado hay que saber moderarlo y saber ponerlo en contexto, es cierto que no la inmensa mayoría de los agentes policiales caen en ese tipo de conductas pero también es verdad que esas conductas tienen un gran altavoz: los medios de comunicación. Es comprensible que mucha gente se sitúe en contra de los cuerpos y fuerzas de seguridad  del estado y yo estoy convencida de que si viesen el marco global de la cantidad de agente que trabajan en la que la inmensa mayoría trabajan conforme a la ley pues claro, podrían matizar su opinión. Yo entiendo a las dos posturas.

Comenzaste tu andadura televisiva en los informativos  de Viladecans Televisó y luego los retomaste en Televisión Española, ¿echas de menos esa etapa?
No, pero también es una cuestión muy personal mía ya que yo no echo de menos nunca cosas que haya hecho antes. Probablemente tenga que ver con el hecho de que me divierto mucho haciendo lo que hago ahora y no siento nostalgia de lo anterior. Cada etapa ha sido muy interesante , tienen unas coherencias las unas con las siguientes y han sido pasos que me han llevado hasta aquí y seguiré dando pasos que me llevarán a no sé exactamente dónde. No tengo tendencia a echar de menos el pasado

¿Qué programa te gustaría poder realizar?
Me gustaría poder hacer un programa que fuera de denuncia social, todas las semanas, y con temas de investigación. Me gustaría continuar siendo reportera pero también dirigir el programa, igual que hago ahora, no me importaría dejar de hacer pantalla… Hay bastantes maneras de las que me veo en el futuro profesionalmente. Siempre relacionado con la información y con la denuncia social ya que son los temas que más me motivan.

En tus redes sociales cuentas con una gran participación de tus seguidores y el trato es muy de tú a tú, ¿piensas que las redes sociales han sido toda una revolución?
Sí. Todavía les queda. Yo creo que todavía estamos en los pasos siguientes de lo que serán las redes sociales  en el futuro. Y la televisión por internet, de hecho saló la noticia ayer de que Movistar TV ha comprado los derechos de Moto GP y de Fórmula 1 y eso va a significar una revolución en los contenidos audiovisuales. Empezaremos a ver que la gente se conecta a internet para ver retransmisiones en ver de poner la tele. Ya pasa ahora simultáneamente, ¿no? Pero ahora no solo es exclusivo de internet y dentro de poco va a cambiar y eso cambiará la manera de trabajar a todos porque el espectador va a buscar el contenido que le interese y el editor tendrá que hacer el esfuerzo por buscar contenido interesante para el espectador, mucho más fragmentado y las audiencias mayoritarias serán distintas que ahora. Los grupos de espectadores serán mucho más reducidos pero bueno, yo creo que eso vendrá bien al contenido audiovisual y la gente buscará los programas que le apetece ver.

¡Hasta tienes club de fans! ¿Cómo te sentiste cuando supiste de su existencia?
Me dio pudor y de hecho, pobrecitos míos, les tiro un vaso de agua fría porque yo considero que un periodista  no es una estrella de rock y no tiene porqué tener un club de fans. No me siento cómoda teniendo un club de fans porque no me parece que yo haya hecho algo meritorio como para tener un club de fans, entonces lo veo desproporcionado , aunque les entiendo porque claro yo soy una persona que sale por televisión y la gente demuestra su admiración con algunos temas comprometidos y entonces entiendo su postura, aunque yo quiero que entiendan la mía y pienso que a veces hiero sus sentimientos sin querer y es un poco complicado porque yo no soy fan de mí misma: yo soy muy crítica conmigo misma y con los demás también asique me cuesta mucho hacerme la idea de tener ese club de fans y me parece que es totalmente inmerecido.

Para ir terminando, ¿qué consejo que darías a todos esos jóvenes que se están formando y que ven el futuro muy negro?
Fíjate que, a pesar de todo, los jóvenes tienen una ventaja y es que son jóvenes . Que no desistan en su empeño porque tienen tiempo  y antes o después ganarán. Lo que hay que conseguir es mantener la pasión y la perseverancia , eso es muy importante. Los más apasionados y perseverantes serán los que primero conseguirán las oportunidades, los que se queden detrás y sean más tranquilos, más sosegados y más discretos serán los que conseguirán las siguientes oportunidades, pero las primeras serán de los que espabilen y de los que luchen por ellas y se muevan más. Y al final es una cuestión de salud, si tú estás moviendo constantemente alguien, antes o después, te contratará

"Conexión Samanta" actualmente está en emisión en Cuatro. Puedes escuchar el audio de la entrevista a continuación:

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter