Biopic

Crítica de "Dallas Buyers Club", dirigida por Jean-Marc Vallée

8:32

ARTÍCULO POR CRISTINA HERNÁNDEZ

EL SIDA EN LOS TIEMPOS DEL RODEO

Título: Dallas Buyers Club. Director: Jean-Marc Vallée. Reparto: Matthew McConaughey (Ron Woodroof), Jared Leto (Rayon), Jennifer Garner (Eve), Denis O’Hare (Dr. Sevard), Steve Zahn (Tucker), Dallas Roberts (David), Kevin Rankin (T.J.). Guión: Craig Borten y Melisa Wallack. Distribuidora: Vértigo Films. Estreno en España: 14/03/2014.

Sinopsis: Cuando a Ron Woodroof se le diagnostica que tiene el virus del SIDA, se le prescribe un fármaco altamente tóxico y se le pronostican 30 días de vida. Reacio a aceptar esa sentencia de muerte, Woodroof se introduce en el mundo de los fármacos clandestinos y acaba convirtiéndose en el mayor promotor de un tratamiento no aprobado legalmente que no solo le alivia de la enfermedad, sino que también prolonga su vida. Woodroof inicia una batalla contra la Administración de Alimentos y Medicamentos, y da pie a una campaña de concienciación sobre la desinformación del Gobierno para ayudar a todas las víctimas silenciosas que sufren el virus del SIDA.

PUNTUACIÓN: 4/5 

"Dallas Buyers Club", ganadora de tres Oscars, se estrena por fin en nuestro país. El SIDA es el motor de este biopic que desarrolla un presente a contrarreloj. Un dramático guión que se apoya en dos caras y mismas cruces de una historia tan tremenda como la calidad interpretativa de Matthew McConaughey y Jared Leto, sus dos protagonistas

El SIDA en los tiempos del rodeo establece la trama de "Dallas Buyers Club", la historia real de Ron Woodroof, un electricista tejano diagnosticado con el VIH y cuyo pronóstico de vida de treinta días le llevaría a emprender una lucha a contrarreloj movido por un espíritu con miedo a la muerte. El contrabando de medicamentos le llevará a levantar su propia "consulta", con la que no sólo ganará mucho dinero, sino que ganará muchos días de vida extras, días que llevaron siete años más allá la fecha de caducidad establecida por los médicos. Un bonus track durante el cual Woodroof no dejaría de luchar, dentro de un marco de clandestinidad e ilegalidad, convirtiendo su consulta en una roca demasiado grande como para que la FDA siguiera mirando para otro lado. Y es que, esta enfermedad tan letal en la época en la que se enmarca la trama llegó a transformar la vida de excesos de este mujeriego y homófobo tejano cuyo diagnóstico le movió a alterar sus preocupaciones y principios, a comenzar a cuidarse y a practicar una vida saludable. Un personaje trabajado de manera visceral por Matthew McConaughey, papel que le llevó a ganar el pasado domingo el Oscar como mejor actor protagonista, cuya entrega en cuerpo y alma calará en el espectador, con mayor o menos profundidad, pero sin causarle indiferencia. 

Un texto sin muchos giros drásticos en el que el componente más destacable es el pilar protagonista, Matthew McConaughey, y es que, se puede decir que el guión construye su argumento en base al trabajo del actor, el cual se ve oxigenado con la aparición del personaje secundario al que da vida un irreconocible Jared Leto. Ambos  soberbios interpretando dos caras diferentes con la misa cruz en la vida de los que se perciben todos los matices que lo configuran, física y psicológicamente hablando. Si bien la lucha de Woodroof contra las instituciones médicas es el verdadero vehículo que hace avanzar la trama, es la sutileza dramática con la que se trata lo que convierte la cinta en un trabajo tremendamente inteligente que centra la evolución del pilar de la historia con una gran coherencia. El drama de "Dallas Buyers Club" se ve contrarrestado con los puntuales ápices de acidez cómica, destacable por ejemplo cuando Woodroof se disfraza de cura para burlar a la policía de la aduana e introducir kilos de medicamentos ilegales desde México.  Escenas cargadas de saber entre las que caben tratar la ética médica, la injusticia, la desigualdad social y una gran batalla de uno contra la FDA. El SIDA en los tiempos de rodeo era mortal, pero hubo un hombre al que el pánico a la muerte y la rabia ante el poco avance médico, le llevó a envestirse "doctor" y ha buscar un parche con el que ir aplazando ese ensordecedor latino final.

Lo mejor
Matthew McConaughey: soberbio.
Jared Leto: irreconocible y maravilloso. Un actor que demuestra su increíble versatilidad. 

Lo peor
Quizás muchos reciben un mensaje contrario al pensar que al no hondar en sentimentalismos la cinta pierde profundidad. 

En definitiva, "Dallas Buyers Club" es un trabajo de gran calidad, valioso y reflexivo, que se aleja del sentimentalismo a pesar de la crudeza y de la veracidad de su historia, dando forma a una cinta entretenida en la que sobresalen dos nombres por encima de todo: Matthew McConaughey y Jared Leto, tanto monta, monta tanto, interpretativamente hablando.

Pincha aquí para ver el tráiler principal en VOS de "Dallas Buyers Club", uno de los títulos premiados en los pasados Oscars. 

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter