Astrid Jones

El montaje "Un trozo invisible de este mundo" vuelve a Madrid

18:26

ARTÍCULO POR CRISTINA HERNÁNDEZ

"UN TROZO INVISIBLE DE ESTE MUNDO" VUELVE A MADRID

Tras representarse por diferentes puntos de la geografía española, "Un trozo invisible de este mundo" volverá a verse en Madrid. Una nueva oportunidad para disfrutar de este inteligente texto, dramático e irónico a la par protagonizado por Juan Diego Botto y Astrid Jones.

Sergio Peris-Mencheta dirige la puesta en escena de "Un trozo invisible de este mundo", un guión escrito por Juan Diego Botto, quién además protagoniza este montaje junto a Astrid Jones, que volverá a Madrid el próximo mes tras una exitosa gira del montaje por nuestro país. Las Naves del Matadero serán el escenario que acoja de nuevo este reflexivo y maravilloso trabajo. “La vida no es una línea recta”, dice en un momento dado uno de los personajes, maravillosamente humanos, dibujados con esmero por Juan Diego Botto, protagonista de uno de los cinco monólogos que estructuran la obra. 

Cinco personajes diferentes desfilan por un guión que aborda dos temas tan próximos que a veces se confunden: la inmigración y el exilio. Alejándose del paternalismo y de los tópicos, la pieza trata de poner nombres y apellidos a las cifras y estadísticas de los titulares de prensa y cuenta historias inspiradas en personas y experiencias reales: un agente de policía que cree que en este país no cabe nadie más; un inmigrante que llama desde un locutorio a su mujer para contarle cómo va todo en la distancia; una mujer subsahariana que cuenta a su hijo cómo viajó a Europa y los obstáculos que encontró al llegar al “primer mundo”; un joven que relata su experiencia frente a la tortura en la Argentina de los 70; y un hombre que con sarcasmo filosofa sobre lo que supone estar lejos de casa y perderlo todo por el exilio político.

Desde la ironía y el humor "Un trozo invisible de este mundo" habla de la soledad, de la necesidad de vivir en sociedad, de la lucha por mantenerse a flote, de la pérdida y de curar las heridas.

Cinco personajes en una pieza que aborda con ironía, humor y drama dos temas que se tocan, que se confunden y rozan: el exilio y la inmigración. Sin paternalismos, sin condescendencia y sin tópicos, esta obra trata de poner nombre y apellidos a aquellas personas que a menudo solo conocemos a través de las cifras y estadísticas de los titulares de prensa. 

Un agente de policía que cree que en este país no cabe nadie más. Un inmigrante que llama desde un locutorio a su mujer y, entre divertidos desencuentros y confusiones, explica cómo le van las cosas y la dureza de la distancia. Una mujer subsahariana que cuenta a su hijo cómo viajó a Europa y los obstáculos que encontró en el ‘primer mundo’.  

Un joven que relata su experiencia frente a la tortura en la Argentina de la dictadura de la Junta militar de los 70, y un hombre que, cargado de sarcasmo, filosofa sobre lo que supone estar lejos de casa y perderlo todo por un exilio político.

Estos textos están basados e inspirados en personas y experiencias reales conocidas gracias a la colaboración de diversas organizaciones y ONG´s, a las que el autor debe un enorme agradecimiento.

No te pierdas la oportunidad de disfrutar, o volver a disfrutar, de "Un trozo invisible de este mundo, que podrá verse del 8 de mayo al el 8 de junio en Las Naves del Español/Matadero.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter