10.000 KM

Reportaje '10.000 KM': Maravillosa opera prima de Carlos Maques-Marcet, crítica y entrevista a sus protagonistas, David Verdaguer y Natalia Tena.

19:00

'10.000 KM': BRILLANTE, DELICADA E INTENSA CON UNAS INTERPRETACIONES QUE REBOSAN AUTENTICIDAD

Fue la gran triunfadora del pasado Festival de Málaga y lo fue muy merecidamente. Brillante, delicada e intensa, '10.000 KM' es un excepcional debut en el largometraje del realizador David Marques-Marcet, quien retrata de una manera limpia, sencilla y natural, una relación de amor que lucha por mantenerse a golpe de Skype. Un maravilloso título que completa la autenticidad de las interpretaciones de David Verdaguer y Natalia Tena. Una cinta que emana verdad. | Por Cristina Hernández.

  • La brillante opera prima del realizador Carlos Marques-Marcet.
  • '10.000 KM': Una película de sentimientos desde una lejanía cercana. 
  • Entrevista a David Verdaguer y Natalia Tena: "Con quererse no es suficiente"
   ___________________________________________________________________________

   ¿Puede la distancia fragmentar la más sólida historia de amor? ¿Pueden las tecnologías reemplazar el contacto físico? ¿Es suficiente con quererse? Son preguntas que tienen su respuesta en '10.000 KM', la cinta triunfadora en la última edición del Festival de Málaga, un título que emana verdad. Una vez vista fue nuestra favorita, un sentimiento que se agravó cuando entrevistamos a sus protagonistas, dos actorazos simpatiquísimos, espontáneos y talentosos que nos recibieron jugando a las cartas bajo un sol primaveral sobre un escenario con vistas al Teatro Cervantes, foco principal de las proyecciones más destacadas de la programación. La opera prima de Carlos Marques-Marcet, la talentosa batuta que dirige esta rompedora cinta, se alzó con cinco Biznagas en Málaga (mejor director, mejor guionista novel, mejor película, el premio especial del jurado de la crítica y Natalia Tena como mejor actriz), unos reconocimientos que avalan esta reflexiva película sobre el amor en los tiempos de Skype en la que David Verdaguer y Natalia Tena dan una magistral clase de interpretación cargada de autenticidad que arranca con una asombrosa secuencia de 23 minutos sin cortes que establece la premisa por la que nos harán testigos de su relación a través de una narración que juega con videoconferencias que marcan el deterioro de un amor agrietado por la distancia física de ambos. Uno de los estrenos de la semana, una de las películas del año y uno de los títulos que para muchos será esa cinta para ver y disfrutar en repetidas ocasiones ocupando un lugar en el top ten de fotogramas favoritos.  

   El director Carlos Marqués-Marcet consiguió emocionar a los compañeros que fuimos testigos de la más conmovedora de las dedicatorias en la gala de clausura del Festival de Málaga cuando dedicó una de sus Biznagas a los periodistas que iban a esta fiesta del cine pagándose de su bolsillo los gastos de la cobertura por el mero hecho de amar su profesión y amar el cine, algo que compartía y entendía él, ¿se puede ser más adorable? Un triunfo que obtuvo tras conseguir lo mismo en Austin en el Festival South by Southwest, un certamen lanzadera de ideas y nuevas voces en la cultura, y es que, Marques-Marcet ha dado forma a un trabajo que rompe lo convencional, que experimenta y juega de manera sobresaliente llegando a configurar una cinta interesante, inteligente y maravillosa, porque no decirlo. Las nuevas tecnologías apoyan, mantienen y deterioran la relación sentimental de la pareja protagonista y únicos personajes que llevan el peso de un guión a golpe de escenas de todo tipo a través de Skype. Un romance cargado de verosimilitud escenificado por David Verdaguer y Natalia Tena, quienes dan vida a Sergio y Alex, una sólida pareja que baraja la idea de tener un hijo cuando ella recibe una residencia artística de un año en Los Angeles que les supondrá llevar a distancia la relación. Y es ahí donde radica el enigma de esta cinta: ¿puede el amor sobrevivir a 10.000 km de distancia? 

   Un retrato limpio, sencillo, natural, en el que Verdaguer y Tena nos hacen testigos de una complicidad que rebosa veracidad. Dos grandísimos trabajos que mantienen atentos al espectador a presenciar el clímax de esta película de sentimientos desde una lejanía cercana donde las tecnologías, por mucho avance que supongan, nunca llegarán a sustituir al contacto físico entre las personas. Arriesgada apuesta que hace de '10.000 KM' un trabajo brillante, tierno e intenso con el que disfrutar y reflexionar.


"CON QUERERSE NO ES SUFICIENTE"

Durante su paso por el Festival de Málaga nos citamos con David Verdaguer y Natalia Tena, quienes nos recibieron con total naturalidad jugando con entrega a las cartas. Una situación que marcaría la tónica distendida y simpática de una entrevista muy funny, en la que confesamos que nos quedamos prendadas de David y nos hicimos más fan de Natalia cuando se puso a promocionar su grupo, 'Molotov Jukebox', repartiendo pegatinas de este. Para Sergi y Alex sabemos lo que significan 10.000KM, pero ¿qué significado tendrán para David y Natalia? 

Extrapolando la complicidad que muestran en pantalla, David y Natalia se divierten en cada entrevista y se divierten en los breaks entre una y otra. Testigos y partícipes de ello, nos reunimos con los actores horas después de estrenar en el Festival de Málaga '10.000 KM', un título que se convierte en un gran escaparate del talento de estos dos sensacionales intérpretes. Si David Verdaguer está más ligado a la comedia y al teatro, Natalia Tena lo esta a la ficción - recordemos que da vida a Osha, la salvaje de la serie 'Juego de Tronos'-. Para ambos, esta experiencia se convierte en una gran oportunidad para mostrar otros registros, aunque lo que más nos destacaron los protagonistas de '10.000 KM' fue el gran aporte personal que les ha supuesto trabajar juntos y trabajar bajo las órdenes de Carlos Marques-Marcet: "A nivel personal podría destacar que he conocido a dos personas estupendas, que son Natalia y Carlos, el director. Yo en teatro sí que he visto actores y directores así, pero en cine, lo poco que había hecho, no había visto un director tan heavy, trabajando tan fino con nosotros. Y Natalia..., pues no es una súper estrella" - se gira y le apunta con cierta ternura-  "no eres una súper estrella Nat, eso no es bonito, eres una persona normal" - puntualiza David mientras Natalia ríe - "¡Es una persona maravillosa!", afirma divertido el actor, quien además señala que esta película le ha supuesto una oportunidad de hacer un trabajo más dramático en cine: "En teatro si había hecho drama pero en cine no habían apostado por mí, y la verdad es que estoy muy contento", nos confío Verdaguer. Por su parte, Natalia nos concretó que para ella "profesionalmente significa que la gente puede ver que hago cosas en español, que para mi es muy importante". Indica también que emocionalmente ha sentido mucho: "Ha sido un rodaje en el que me he reído mucho, nos hemos reído mucho. Nunca me había reído tanto haciendo una película, me lo pasé tan bien. Todo el equipo era como una familia. Cuando volví a Londres estuve dos semanas sin hablar a nadie, ni a mi novio, ni a mis gatos, ni a nadie, estuve súper deprimida, llevaba mucho dolor", declara la actriz.

"Hacíamos muchas tomas y luego Carlos nos dejaba improvisar"
David Verdaguer

Trabando bajo la batuta de Carlos Marques-Marcet
David y Natalia se rinden en elogios ante el trabajo de Carlos Marques-Marcet, y lo hacen mostrando el gran cariño que le tienen, aunque también aprovechan para compartir con nosotros alguna anécdota que el trabajo del director originó durante el rodaje de la cinta: "¿Cómo es Carlos como director? ¡La planta tiene ojos!", indica entre risas Natalia. "¡La madre que lo parió!", exclama David entre risas antes de explicar la primera de las anécdotas: "Había una secuencia que grabamos pero que al final no se ha quedado en el corte final de la película en la que yo regaba una planta que se supone que era de ella y yo hablaba con planta. Y Carlos me dijo: "Imagínate que la planta tiene ojos". Y ahí, él me dijo que cambié e hice, supuestamente, una interpretación de la leche", señala el guapo actor, a lo que Tena salta: "Sí, es que dice cosas muy raras... "Ese cuadro es Sergi" - dice imitando a Carlos- ¡¿pero quién está hablando!? Ok, ok, vale", confía riendo la actriz.

Ambos señalan el gran trabajo de dirección de Marques-Marcet, un trabajo que les hizo empaparse de una emotividad muy profunda: "Ha sido muy, muy fuerte, es una dirección muy emocional. Tenía mucha confianza en lo que captaba la cámara, por lo que confiaba en nuestro trabajo, en el de todo los compañeros, nos dejaba trabajar sin ser como otros directores que están ahí con la cámara sin ver lo que hay detrás. Es un director que ayuda a los actores, ¿te acuerdas ensayando la última escena? Carlos no podía ni mirar porque estaba emocionado. Tenía que grabar, pero se fue a otro cuarto porque no podía dejar de llorar...", indica sorprendida la Natalia. "Estábamos nosotros haciendo como el último polvo, y de golpe me giro y estábamos los dos solos haciendo que follábamos. ¿Y Carlos? Pues estaba fuera y nos dijo "era demasiado fuerte, era un dolor muy grande, no he podido rodarlo, perdonarme, pero ha estado muy bien chicos", apunta David. Los protagonistas de '10.000 KM' destacan que el director le ha entrenado, le ha hecho ensayar mucho y probar cosas, pero que luego en la película les dejó mucho fluir: "Tenía muy claro cuando una cosa le interesaba y cuando otra no. Hacíamos muchas tomas y luego nos dejaba improvisar", revela el actor provocando en su partener un sonoro "Fake time!" entre risas: "Sí, fake time! Era muy divertido, nos reímos mucho", concluye David.


Sergi, Alex y las cosas del amor
En la película el espectador es testigo de una completa complicidad e intimidad entre los protagonistas. Un resultado consecuencia de un trabajo actoral que tiene mucho que ver con la química que los intérpretes tuvieron desde el primer momento: "Natalia y yo tuvimos mucho feeling, mucha química desde el día uno", señala David. "Sí, y mucho Love", aporta Natalia. Un resultado del que los protagonistas se sienten muy sorprendidos y emocionados: "yo flipé al final, porque haciéndola no lo ves, pero viendo la peli ves que es amor, que hay mucho amor", comenta con entrega Verdaguer añadiendo que "no es tanto las escenas de sexo, eso es lo de menos, es lo fácil, porque eso es una coreografía, pero las miradas, las rutinas, es lo que viéndolo te hace decir "joder, se quiere mucho esta gente". Es lo que decíamos antes, que con quererse no es suficiente". Un amor tan fuerte, tan real, tan de verdad que al ver el metraje final a Tena le hizo pensar en la poca gracia que le iba a hacer a su novio: "Yo cuando la vi por primera vez pensé que mi novio no iba a poder ver nunca la película por eso, porque se ve nuestro amor, y es muy fuerte", apunta muy sincera la actriz.

El amor y sus cosas, sus locuras, sus celos, sus egoísmos, su generosidad, a través de Sergi y Alex, dos personajes que comparten ciertos matices con los actores que los interpretan: "El Sergi tiene de mí que soy bastante romanticón y el sentido del humor. Creo que este es un buen escudo, que te salva la vida. Pero por otro lado creo que no sería tan egoísta como Sergi porque el trabajo es muy importante para mí y me portaría distinto si ella necesitase un año o dos para crecer profesionalmente, pero bueno, coincido en muchas cosas con mi personaje, también porque Carlos ha hecho un personaje muy para nosotros", expone David. Por su parte, la actriz e integrante de la banda de metal 'Molotov Jukebox' señala que para ella "hay momentos en los que Alex se quiere explicar pero emocionalmente se cierra y él es el que le puede hacer que lo hable, se lo diga, lo saque, y hay momento que yo, aunque parezco lo contrario, cuando son sentimientos muy fuertes no me salen, cuando estoy muy enfadada me callo, o cuando quiero llorar no puedo llorar. Es como que me lo llevo muy dentro y mi novio hace como Sergi, me hace sacar las cosas. En eso me parezco a ella".



10.000 KM son muchos kilómetros y sabemos lo que significan para la relación de Sergi y Alex, pero, ¿qué significado tendrá esta distancia para Natalia y David en sus vidas? "Yo no podría hacer eso. Videochat no. Si haces una división así yo creo que la pareja debe de ir junta. Mi novio que también está en una banda de metal, si le ofrecen algo grande en Croacia yo me voy a Croacia. Lo que sea, yo creo que tienes que intentarlo", confiesa Natalia. "Un año puedes aguantarlo, el problema es cuando es más tiempo. Uno tiene que bajarse los pantalones y ceder. Al final los personajes son muy egoístas, y lo bonito de la historia es que yo veo la película y yo estoy más con Alex y ella más con Sergi, y eso es curioso porque nos comportamos distinto", admite David.

"En esta peli los dos llevamos el peso y si sale mal es nuestra culpa"
Natalia Tena

Una entrevista que empezó con risas y en la que los actores nos involucraron en su felicidad, buen rollo y emoción ante lo que estaban viviendo con este trabajo. Aunque tienen su bagaje en otros medios, la fama y el prestigio puede o no verse correspondidos de la mano en cualquier trabajo: "Yo creo que el teatro sí que te da prestigio pero es más pequeño. Con la peli ahora yo estoy flipando, es muy fuerte...", comparte emocionado el actor mientras Natalia se ríe. "Tu es que ya has hecho estrenos de 'Games of thronos', y Khaleesi, y todo eso... "Dragons!" - grita el actor imitando la voz de la compañera de Natalia en la famosa serie de la HBO-, pero ¿yo? es que claro, en teatro un estreno es ir con una copa de cava o de vino y escuchar pequeños agradecimientos "hola", "muy bien, me ha gustado mucho". En el cine todo tiene más magnitud y queda plasmado para siempre, que eso asusta la vida". Natalia, que nos hace testigos de su cuarto o quinto ataque de risa, una vez calmada nos confiesa que toda esta vorágine promocional de la película le ha hecho tomar alguna dormidina por la noche para poder conciliar el sueño: "he tomado alguna noche dormidina porque no podía descansar y dejar de darle vueltas, porque he hecho más trabajos, pequeños papeles, pero en esta peli los dos llevamos el peso de la película y si sale mal es nuestra culpa", indica la actriz a la que su compañero interrumpe señalando de manera cómica que "y sí sale bien es gracias al director", los dos actores ríen. "Da miedo el pensar que la película se podrá ver siempre, y eso que grabamos muchas escenas que no están dentro del montaje final", añade David. "Cuando se hizo un pase con la primera versión de la película en EE.UU, duraba dos horas y media, y aunque Carlos no quería "matar" a su bebé, la gente comentó que tenía que cortarla. Ahora dura una hora y media y es mejor, porque es más concreta, más to the point...", concluye Natalia.

::: '10.000 KM' de Carlos Marques-Marcet, distribuida por AVALON, llega mañana ya mañana a muchos cines de nuestro país. Pincha aquí para ver el tráiler oficial de la cinta.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter