A little boy’s astounding story of his trip to Heaven and back

Crítica de"El cielo es real", dirigida por Randall Wallace

8:10

ARTÍCULO POR CRISTINA HERNÁNDEZ

CREER O NO CREER, ESA ES LA CUESTIÓN

Título: El cielo es real ('Heaven is for real'). Director: Randall Wallace. Reparto: Greg Kinnear (Todd Burpo), Kelly Reilly (Sonja Burpo), Thomas Haden Church (Jay), Connor Corum (Colton), Lane Styles (Cassie), Margo Martindale (Nancy), Jacob Vargas (Michael). Guión: Randall Wallce y Christopher Parker; basado en el libro “Heaven is for real: A little boy’s astounding story of his trip to Heaven and back”, de Todd Burpo y Lynn Vincent. Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España. Estreno en España: 19/06/2014. Puntuación: 3/5.

Sinopsis: Greg Kinnear interpreta a Todd Burpo, un pequeño empresario, bombero voluntario, pastor y padre de familia, que intenta llegar a fin de mes en lo que ha sido un año duro. Tras tener que someterse su hijo pequeño, Colton, a una cirugía de emergencia en el hospital, sus padres, Todd y Sonja están locos de contentos por el milagro de su recuperación.  Pero no están preparados para lo que ocurre a continuación: Colton empieza a hablarles con total naturalidad y seguridad sobre su asombroso viaje de ida y vuelta al Cielo.


Esta semana llega a nuestro país la conmovedora cinta "El cielo es real", un relato basado en la historia real recogida en el bestseller “Heaven is for real: A little boy’s astounding story of his trip to Heaven and back” escrito por la periodista Lynn Vincent y Todd Burpo, el padre de Colton, el pequeño protagonista de este relato. 

Sensible, impregnada de la complicidad entre un padre y un hijo y con cierta comicidad, Randall Wallace lleva a la gran pantalla el caso cercano a la muerte que vivió Colton a los 4 años, cuando la rotura de su apéndice le hizo visitar el cielo durante tres minutos mientras le operaban. Una historia apoyada en la fe cristiana, en el aferro a creer en ese lugar al que se llega sin billete y del que no hay posibilidad de vuelta. O eso nos han contado. O eso creemos. O no creemos.  Aunque la cinta puede no convencer a escépticos, el enfoque parece moverse por el deseo casi universal de saber si existe una vida futura al margen de las convicciones de cada uno planteada a través de un caso real concreto y a través de unos personajes que provocan gran empatía dada la cotidianidad de sus problemas y dada la naturalidad de los actores que los interpretan, piezas clave del buen engranaje de la película.    

El mensaje de "El cielo es real" bebe mucho del sentimentalismo y de la subjetividad de la posición de Todd, un padre que investiga sobre lo que le sucedió a su hijo y que apoya su explicación en la fe, pero no en un sentido devoto e incondicional, sino en una actitud racional que le hace exponer su sentir en un discurso con el que pretende hacer ver a todos que esos ángeles que vio su hijo cantar, que esa luz, que esa paz que sintió durante ese paseo por el cielo se ha manifestado ante los ojos de todos en otras formas más reconocibles como el llanto de un niño, el amor de los padres o la valentía de un conocido.

Un trabajo del que cabe destacar la preciosa fotografía y las interpretaciones de Greg Kinnear- soberbio en su papel de Todd Burpo-, Kelly Reilly, Margo Martindale y el pequeño Connor Corum, totalmente idéntico al joven al que le ocurrieron los hechos, y que a pesar de la ambición y las grandes intenciones que Wallace pone esta adaptación, el creer o no creer es la verdadera cuestión que lleva a descubrir con gusto este misterio sin miedos.

:: "El cielo es real" se estrena en nuestro país este jueves.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter