Carlos Ceña

Crítica “Emplátame el corazón”, dirigida por Juan Luis Iborra

11:42


“QUE LO QUE UNE EL PALADAR, NO LO SEPARE LA CONCIENCIA”

En mitad de un ataque de risa Juan Luis Iborra estrena “Emplátame el corazón” en el Teatro del Arte. Una obra que con ironía, psicología y una buena dosis de alta cocina se ríe del amor y convierte cada cursilería en una oportunidad para reírnos de nosotros mismos. Si eres de risa fácil, si eres de los que nunca dicen nunca, y mucho menos a un plato de cinco estrellas Michelin, esta es tu obra. | Por Adolfo Pardo.

Bea y Ramón es otra pareja desequilibrada, otra más en la consulta de un terapeuta. Bea prefiere disfrutar en soledad de la buena comida basura con tal de no comer con Ramón, que es incapaz de resistirse a cualquier plato gourmet. Un viaje por Europa, un viaje culinario unirá sus paladares, pero esto sólo puede ser el principio del fin, o la solución a sus problemas según el especialista. Sin embargo, su conciencia está ya harta, la tienen mareada y sabe que esto tiene que acabar ya… o no. ¿Qué pasará? ¿Qué misterio habrá? ¿Podrá ser su gran viaje?

Con una trama original, un guión divertido y unas interpretaciones espontáneas como la vida misma, “Emplátame el corazón” se atreve a hablar de las relaciones de pareja, de su sinsentido, de su locura y de esa ferviente necesidad de estar acompañados pase lo que pase que siempre mueve nuestros deseos e impulsos. Un planteamiento, que a la par de hacernos reír y olvidar nuestros problemas por un segundo, también consigue hacernos pensar en nuestras propias relaciones, con sus más y sus menos, y que por miedo o por unas cosas u otras dejamos atrás. ¿Por qué? Preguntemos a nuestra conciencia, o mejor aún, vamos a olvidarla para reír y abrazar por una vez al amor y al deseo.

Con una puesta de escena bien sencilla, un simple proyector, un vestuario bien elegido y una sentida interpretación propia del cabaret de Moulin Rouge, viajamos junto a Bea y Ramón por las principales capitales de Europa, Roma, París… asistiendo a cada uno de sus conflictos, ya sea en la cama o en un terreno mucho más familiar para ellos: la mesa de comedor (no podemos olvidar que ahí está el origen de sus problemas). José Cerrato, Carlos Ceña y Maria Martín sorprenden con una actuación fresca, dinámica y sobre todo llena de espontaneidad, provocándonos cuanto menos una agradecida carcajada.

Así que ya sabes, si estás harto de drama y quieres volver a reír y sobre todo disfrutar. Aprovecha ahora que por fin nos bajan el impuesto y vente a ver “Emplátame el corazón” y es que todo es más ligero con un buen menú.

:: “Emplátame el corazón” de Juan Luis Iborra se representa todos los viernes a las 19:30 en el Teatro del Arte (c/ San Cosme y San Damián 3, Metro Antón Martín y Atocha L1). Más información aquí: www.teatrodelarte.org

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter