Cita con...

Citan con... Ignasi Vidal y Daniel Muriel, que protagonizan “Dignidad”, un thriller político dirigido por Juan José Alfonso en los Teatros del Canal

14:49


“HAY OBRAS DE TEATRO QUE PUEDEN CAMBIAR LAS COSAS”

Ignasi Vidal escribe y protagoniza, junto a Daniel Muriel, un thriller que va más allá de la política. “Dignidad”, dirigida por Juan José Alfonso, llega a la Sala Negra de los Teatros del Canal y podrá disfrutarse hasta el día 26 de abril | Por Raquel Jaro. 

“Es una trama que, a pesar de toda la carga política que tiene, se centra bastante en el tema de la amistad de dos personas que llevan muchos años trabajando codo con codo, ascendiendo dentro de la jerarquía de este partido político “x” y que, ante el umbral de lo que se les viene encima, del poder, empiezan a surgir pequeñas diferencias que amenazan con desequilibrar una amistad que ha soportado todo tipo de situaciones”. Así nos presenta “Dignidad” su autor Ignasi Vidal, quien además protagoniza, junto a Daniel Muriel, este thriller que bucea dentro del entramado de un partido político y en especial dentro de la relación entre Francisco y Alejandro, compañeros de partido.  En definitiva, “¿cómo mantener la dignidad, dedicándote a la política?”, cuestionan sus actores.

Francisco, personaje al que interpreta Daniel Muriel, es un padre de familia, Secretario General del partido que está a punto de convertirse en Presidente del Gobierno. Según el actor, Francisco encarna esa dignidad que se intenta mantener: “él intenta hacer las cosas bien, intenta ser honesto, cree mucho en su lema, 'el país necesita gente honesta y transparente'”. 

Por su parte, Ignasi Vidal interpreta a Alejandro, trabajador incansable que ha dedicado muchos años a la política y que ha ido subiendo peldaños junto a Francisco, con el que tiene una gran complicidad:“En un momento dado se da cuenta que su papel era el de escudero. Para él sólo existe el partido, las normas están entrecomilladas según las situaciones y con su trabajo busca que Francisco no sufra situaciones embarazosas, que tenga el camino despejado para llevar las ideas de cambio y renovación a la gente”, apunta.

 “El logro de esta función es que sin hablar de ningún partido en particular, el espectador es el que se posiciona, hablamos de la política en general, de algo universal, es el público el que lo particulariza”

“Tantos años de batalla interna, dentro del partido, une mucho a las personas”, afirma Vidal. Pero entonces, ¿qué es lo que hace que una amistad como la de Francisco y Alejandro se vea amenazada? ¿Cuál es el precio del poder? “El problema es que hay una traición, hay diferentes cosas que pasan y eso es lo que les pone en un momento de conflicto a estos dos personajes. De eso habla esta función, los dos queremos mantener la amistad, empezamos por algo puro, por intentar cambiar, por intentar mejorar las cosas, pero nos desviamos del camino”, señala Muriel. “'Es muy difícil compatibilizar la moral con la política', decía Francis Bacon. Cuando uno es político es muy difícil no pringarte o que no te salpique lo que hagan los demás”, comenta Ignasi en respuesta al precio del poder.

Afirman no haber tomado ningún referente político en particular para dar vida a sus personajes, sino que tanto Francisco como Alejandro están inspirados en muchos políticos diferentes, políticos jóvenes, en una obra que podríamos considerar adelantada a su tiempo: “Yo escribí este texto hace un año, cuando todavía no existía el fenómeno Podemos, cuando Ciudadanos no era más que un partido que estaba en Cataluña”.

 “El logro de esta función es que sin hablar de ningún partido en particular, el espectador es el que se posiciona, hablamos de la política en general, de algo universal, es el público el que lo particulariza”, añade Muriel, “no hablamos de ideología en toda la función y sin embargo ahondamos en la complicada red de ideas que tejen un partido político”, le apoya el autor.


Daniel Muriel sí que reconoce haberse inspirado físicamente en Abert Ribera, líder de Ciudadanos, bajo recomendación de su director, Juan José Alfonso: “hay mucha cercanía por edad y sobre todo en lo que me fijé mucho, tanto en él como en muchos políticos es en esa firmeza con la que sueltan lo que dicen, sea verdad o sea mentira…y hacen que sea indiscutible”. Además, el actor comenta que podemos nombrar un referente concreto en cuanto a la relación entre Francisco y Alejandro: “ese binomio casi perfecto que hubo en los ochenta en la política que fueron Felipe González y Alfonso Guerra porque me parecía muy interesante, ya que, aunque no fue algo parecido a esto, algo les ocurrió, que su amistad se vio truncada por el ejercicio de la política.”

Entre los que no parece haber conflicto alguno es entre Ignasi y Daniel a pesar de la dificultad añadida (o la ventaja, según se mire) de que el primero sea autor y actor al mismo tiempo. “Cuando empiezas como autor proyecto tu percepción es mucho más global, el actor es un poco “egoísta” en ese aspecto, primero encara el personaje y luego presta atención a lo que tiene alrededor. La labor del autor es mucho más generosa” - cuenta Ignasi - “Ya me he olvidado de que yo he escrito esto, ahora estoy disfrutando del personaje y de la experiencia de trabajar con Dani”. Daniel, por su parte, afirma que “Ignasi ha sido muy generoso, ha retocado lo que hiciera falta para llegar a la historia” y que ha sido “maravilloso” participar en una obra que califica como “potente, con giros de guión, que te remueve. Ese es el gran objetivo del teatro”.

Si “Dignidad” tuviera su propio 'eslogan electoral' Ignasi Vidal tiene claro cuál sería: "'HAY OBRAS DE TEATRO QUE PUEDEN CAMBIAR LAS COSAS'. El teatro sirve para muchísimas cosas pero hay una que es fundamental: ha ayudado a lo largo de la historia a modificar grandes pautas de comportamiento. Aún no lo sabemos porque no hemos estrenado pero puede que esta sea una de esas obras.”

De momento, entre las cosas a mejorar en nuestra sociedad tenemos una que atañe directamente al teatro: el IVA cultural al 21%. “Esto es un desastre, la gente sigue yendo al teatro milagrosamente, aunque si bajara vendría mucha más gente. A lo que realmente afecta es a la calidad de los montajes. Los sobrecostes que implica una tasa impositiva tan alta, porque es una burrada, es una bestialidad, los paga la calidad del espectáculo. Ojalá esta pesadilla del 21% acabe rápido.”

:: “Dignidad” dirigida por Juan José Alfonso y escrita por Ignasi Vidal, se representa en la Sala Negra de los Teatros del Canal (C/Cea Bermúdez,1. Metro: Canal) del 6 al 26 de abril. Más información aquí.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter