Cita con...

Cita con... Berta Izquierdo, La PRIMA.

8:00


"Ahora ya en los grupos de whatsapp dicen mucho que tengan cuidado conmigo porque luego lo cuento"

Ochenta citas con las que identificarse, divertirse y reírse de una misma y sus desdichas. Hablamos con la diseñadora gráfica Berta Izquierdo, La PRIMA, que reúne en "La felicidad es lo que pasa entre putata y putata" una filosofía tipografiada a base de ingenio y simpatía que cura y sana a modo de carcajadas. | Por Cristina Hernández.

«A ver si te atreves a darme todos esos besos que me mandas por whatsapp»», «El vino mejora con los años. Yo mejoro con el vino», «Si la cerveza viene del cereal… ¿Vale como desayuno?», estas citas son tres ejemplos que se pueden encontrar en "La felicidad es lo que pasa entre putada y putada", un libro de Berta Izquierdo, alias La PRIMA, un título risoterapéutico cuyo divertimento está asegurado con las frases ingeniosas, simpáticas y descriptivas de muchas real lifes que caracterizan los carteles que firma, pildoritas de humor que habrás compartido en la mayoría de tus redes sociales.

Natural de Burgos, esta diseñadora gráfica de veinticinco años edita su primer libro - porque quién sabe si no habrá más-, un trabajo realizado casi a contrarreloj por petición de la Editorial Planeta, sello para el que realizaba en ese momento algunos encargos. De este trabajo, de su creatividad de desdramatizar el drama a través de un muestrario de verdades como puños para el sobrellevar el día a día, hablamos con ella en una charla en la que risa era imposible que no acompañase a cada comentario. Simpatía, cercanía y un derroche de ingenio, así es La PRIMA, naturalidad al 100% cuya única vergüenza se la dedica a aquellos abusadores del autolike

Cuando empiezas a leer el libro, es inevitable no sentirse identificado con alguna, muchas o con todas las citas que recoges. De hecho, comentábamos unas amigas por whatsapp hace un tiempo el tema de nuestra mala suerte como consecuencia de haber roto las cadenas de Hotmail...
¿En serio? ¡Qué bueno! (Risas)

¡Sí! Claro, de hecho esa frase y varias más de "La felicidad es lo que pasa entre putada y putada" me hace cuestionarme si deberíamos pedirte copyright por ello (risas)
(Risas) ¿Así que os he robado? (risas) Es lo que nos pasa un poco a todos. Yo a veces también me lo he planteado. En mi familia son muy de pasar por whatsapp las cadenas esas de "salva a este niño y si lo compartes tantas veces se le ayudará con tanto dinero", y esto hay gente que se lo cree. Así que lo que recoge este libro tiene de muchos, pero de verdad (risas) ¿Así que el libro también es vuestro? 

¡Totalmente! Nos hemos reído mucho comentando la lectura de estas verdades como puños.  ¿Cómo le surge a Berta la creación de este libro? ¿Cuándo y por qué se desarrolla este trabajo?
Todo fue un poco por casualidad y muy acelerado. ¿Conoces el libro de "No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas"? Pues es que conozco a la autora (Laura Norton), porque le publicaron el libro la Editorial Planeta, que es la que también me lo ha publicado a mí. Cuando iban a publicarlo estuvieron buscando títulos y Laura me propuso para hacerlo, bueno, en principio, era para hacer la portada. Ella conocía mi página y se lo dijo a sus editoras y cuando ellas visitaron mi web se enamoraron al completo e hizo que desde ese momento empezase a colaborar con Espasa a nivel de hacer títulos. 

En diciembre, de forma acelerada, me llamaron y me propusieron hacer un libro con las frases. Tenía que estar para Sant Jordi, para el día del libro, y claro, acabado en febrero o marzo. Fue todo corriendo, porque todas las frases tenían que ser inéditas. Me estruje los sesos a más no poder (risas), porque no solo tenían que ser las frases, tenía que tener un poco más de chicha y de ahí salen las historias que les acompañan, que son todas verdades verdaderas (risas).

(Risas) ¡Tremendas todas!
Sí (risas) Me prometí no mentir y decir la verdad y nada más que la verdad (risas).

Con esas historias digamos que cuentas situaciones que a veces son más para ponerse a llorar, pero lo haces dándoles la vuelta y afrontándolas con humor, te ríes de ello y son un plus de carcajadas.
Desdramatizar el drama, que yo digo (risas) Sí, al final lo que busco es tener esa complicidad con la gente, que les pase lo que me has contado antes, que es lo que hace que al final te guste, que lo compartas.



Es difícil quizás quedarse con una frase, pero si te planteo un top three de favoritas, ¿cuáles destacas? Por ejemplo, ¿cuál dirías que es la que más trabajo te ha costado dar forma y de la que te sientas muy contenta?
Me gusta mucho, y estoy muy orgullosa, de la frase y de la historia de «Gente que no folla en la primera cita porque se valora y luego acepta un curro por 300 Euros», es que me parece que tapa bocas. Te intentan argumentar que te contratan como becaria, por una mierda de dinero, como si te estuviesen haciendo un favor. Y no, hay gente que no ve que así se están aprovechando ellos de ti, ¡y no lo ven!

Efectivamente, esa es una situación que conocemos muy bien nosotros, de una primera mano que también nos hace sentirnos muy fan de La PRIMA con está gran verdad que recoges.
(Risas) Es que sí, nos pasa a muchos, y es que al final esa persona va a currar igual que el resto, o más. Y luego, hay mucha gente que ve fatal el irte con ese alguien en una primera cita, pero luego estoy en un despacho de abogados currando sin cobrar nada. Es cierto que son distintas formas de valorarte, ¿cuál está bien y cuál mal? Por todo esto esta frase es una de mis top.

Muy top y también muy ¡zas! (risas)
¡Sí! (Risas) 

Pero, ¿cuál dirías que es la que tiene un mensaje más directo? ¿la frase más ?
La verdad que en el capítulo de la familia, que pensaba que me iba a quedar un poquillo flojo, pues no ha sido así, parece ser que tengo una familia de traca (risas). Según lo iban leyendo las editoras me iban diciendo que tenía mucha fuerza, que era muy bueno, y por eso está al final del libro. Me meto mucho con las madres en general y no sé, como que me hace gracia destacar quizás de aquí la de «Cuando a tu madre se le quema el arroz y lo llama risotto». La historia que la acompaña es que es muy buena, es la de las croquetas de mi abuela, que fue tal cual. Una vez a la semana voy a comer con ella para que no esté tan sola y ¡rebozó las croquetas con coco! Le preguntaba que les había echado, pero me decía que nada. Y cuando nos comimos todas, se empezó a reír y ya nos dijo que las había rebozado y frito con coco porque se había equivocado. (Risas)

(Risas) Muy buena tu abuela a la chita callando hasta el final.
(Risas) Me gusta esa frase mucho por esta historia, pero otra así muy ¡zas! - revisa el libro- «Qué hacemos con esa gente que hace like a sus propios estados». A ver, es que es muy cutre. Esa gente que actualiza su estado y automáticamente le da like, que sale su foto o lo que haya puesto y su "me gusta", es que es algo que me da mucha vergüenza. Tengo muy poca vergüenza en general, pero tengo mucha vergüenza ajena (risas) y esto en general me plantea preguntarse si no hay gente que les diga que no lo hagan (risas).

(Risas) La verdad es que todos conocemos a alguien que abusa de sí mismo (risas)
Es que sientes lo mismo que cuando ves a alguien por la calle mal vestido y te dices si esa persona no tendrá a alguien que le diga que no le queda bien lo que lleva.

Has dicho tres muy buenas, pero, por ejemplo, ¿cuál dirías que refleja tu estado de hoy? ¿Con cuál actualizarías hoy tu estado? Sin darse un autolike, por supuesto.
(Risas) Yo es que hay muchas que me parecen muy buenas, pero no queda bien que lo diga yo (Risas) No es para este momento, pero es que «Y lo divertido que es ver que tu ex está saliendo con alguien feo», es que cuando te pasa te creces, ¿eh? (Risas) La frase que me pega para hoy es «"Eres lo primero en lo que pienso según me levanto" A ver, no. Lo primero en lo que pienso cuando me despierto es la siesta que me voy a pegar después de comer», y quien diga lo contrario, miente. (Risas)


Estamos repasando algunas de estas citas con las que un@ se da cuenta que no está sol@, que ha alguien más le pasan sus desdichas (risas).
Es eso, buscar la complicidad con la gente entre los 20 y 30 años, y que vean lo que dices, que eso también les pasa a ellos. No es que nadie se atreva a decirlo, pero no lo dices descaradamente. Así que aquí están, para decir lo que nadie se atreve a decir. Es una forma descarada de contar cosas que a todos nos pasan con un toque de picardía. Hay mucha cosas que ni quiera comentas con tus amigos, pero que ahí están, o de los jefes. Yo he llevado el libro al trabajo y mi jefa me enseñaba las citas y se reía, pero todo bien (risas).

Yo creo que, como señalaba cuando hablaba del libro, este muy "risoterapeútico". ¿Crees que ello puede hacer que nos lo encontremos en el están de psicología? (Risas)
(Risas) Pues esto me viene bien para contarte que debido al nombre que eligieron las editoras al principio, "Filosofía cotidiana para llevar el día a día", y les dijo que no porque era muy autoayuda, sin gancho. Les dije que me dejaran darle una vuelta, y es cierto que tarde un poco más de lo que pensaba, y lo empezaron a mover así. De hecho, en algún sitio de internet se puede encontrar el libro con ese nombre, y no sé si eso también ha llevado a error y en la Casa del Libro estoy en la sección de psicología y autoayuda. En la Fnac se han pararlo a leerlo un poco y está en la sección de humor (risas), que es donde yo creo que encaja. 

Sin ser psicología, sí que empatizas de alguna forma, pero psicología suena mucho a ciencia formal. Es algo entremedias del humor y la psicología. Quizás psicología desenfadada, no sé cómo llamarlo, pero si lo tengo que posicionar es más dentro de humor gráfico.

Un poco a título personal, y tras revisar el libro, ¿cuál tu mejor psicólogo? ¿la cerveza, el vino o la ginebra?
Tengo una amiga que se lo leyó y cuando la vi hace poco me dijo: "Tía, ¡solucionas todo con cerveza!" (Risas) ¡Pues claro! Realmente la filosofía es un poco, a pesar de que mi madre me decía que podía quedar como muy frívola, todo alcohol o sexo, que hay que poner un poco de nuestra parte cuando no sale del todo bien algo. Que no se acaba el mundo cuando no cogen en un curro o lo que sea, y aunque digamos que no, el alcohol nos ayuda a deshinibirmos de los problemas, aunque al día siguiente nos queramos morir (risas). Si te rodeas de gente optimista eso al final te empuja y te contagia.

"En mi caso, intento que las frases sean para chico y chica (...) Cuando hablo de pareja intento que sea "le" para que ambos se puedan ver reflejados"

Te llamas Berta, pero firmas como La PRIMA, ¿este alias a qué se debe? ¿qué historia tiene detrás?
Pues en realidad es una cosa muy simple, no me rompí mucho la cabeza (risas) Yo soy de Burgos y vine a estudiar a Madrid diseño gráfico y ya me he quedado. Realmente toda mi familia es de Madrid, menos mis padres que está allí en Burgos. Cuando vine aquí no conocía a nadie y me iba con mi prima, me presentaba a gente, empecé a salir con ella y ya era como que "vamos a salir y se viene la prima", "hemos quedado con la prima". La gente me conocía por la prima y no por mi nombre, mucha gente ni sabía cómo me llamaba (risas) De repente fui la prima de todo el mundo y me quedé con este nombre artístico. Dicen prima y respondo (risas).

Comentas que viniste a estudiar diseño gráfico, y no sé si tu verás un poco como esta carrera se ha convertido en los estudios de moda. De hecho, es un carrera que existe desde hace pocos años, ¿crees que es una moda, que es cierto postrero, o que se hace porque está más ligado a lo vocacional?
No lo había pensado, aunque es verdad que la carrera lleva como carrera en sí poco tiempo. A mí me costó encontrar que se hacía, no es fácil localizarlo, no tanto quizás como buscar un sitio para estudiar publicidad. Cuando yo empecé había mucha gente que no sabía lo que era el diseño gráfico, de hecho, mi madre aún no sabe lo que hago, pero bueno (risas). Lo de carrera de moda no es tan así, creo que necesitas cierta base, y creo que también tiene que ser vocacional, pero sí que tienes que estar muy activo, muy al día de ordenadores, revistas... Cuando voy por la calle y veo un cartel inmediatamente le empiezo a dar vueltas de como lo habría hecho yo. Creo que algo tienes que tender dentro para estudiarlo, pero sí que es verdad, hay gente que a poco que hace un curso de photoshop ya dice que es diseñador gráfico. En este mundo también hay mucho intrusismo, por desconocimiento hay mucha gente que hace diseñador a gente que no lo es. 

Es cierta medida, lo que sí se puede ver ahora es el boom del humor gráfico. Una moda que se caracteriza por el hecho de que esta nueva generación de novelas ilustradas están hechas para mujeres y son para mujeres. Algo que rompe con lo que se nos ha acostumbrado siempre, con esa percepción de que la novela gráfica es algo más masculino. 
¡Claro! Siempre que se ha dicho lo de novela gráfica sonaba a cómic, a chico, a friki (risas) Que hay muchas chicas que los leen, pero sí que es más de chicos. Ahora sí que hay muchos libros de este tipo, de grafismos, ilustrados, mucha gente se dedica a esto. En mi caso, intento que las frases sean para chico y chica, pero al final, las que se dejan el dinero en estos libros y lo comparten la mayoría son mujeres. Cuando hablo de pareja intento que sea "le" para que ambos se puedan ver reflejados. 

¿Por qué crees que se ha generado este fenómeno?
Lo hay, pero no sé muy bien porqué. Igual que hay un boom de madres primerizas, de treintañeras que quieren también desdramatizar el drama del embarazo y madres, como la volátil o malas madres. Son chicas que se han sentido identificadas y antes no se contaban. Los tíos dicen muchas burradas y creo que ahora son el altavoz que no hemos tenido antes.

Queda más que evidente que nosotros ya somos seguidores de La PRIMA, pero La PRIMA ¿a qué ilustradores sigue?
Pues, porque les odio, a mister wonderful. Me parece que son muy buenos, por ser los pioneros. Han estado en el momento justo para levantar este imperio. Hay mucha parte de envidia, tienen muchas ideas, y a mí me ha pasado de ocurrirme una frase y al día siguiente verla en su Instagram. Creo que lo han hecho muy bien, pero en mi opinión hasta un tiempo atrás, porque ahora ya cualquier frase es susceptible a ponerla en una taza y cobrarte 15€ por ella. Llevan poco tiempo siendo tan visibles, pero sí que sé que llevan mucho tiempo trabajando. A ellos digamos que les sigo por eso, por envidia-odio (risas).

Moderna de Pueblo me gusta mucho, aunque parece que se ha comprado la Fnac, pero me gusta mucho, mete caña. A Pedrita Parker o a La Volátil también les sigo. También a Laura, la del club de las Malas Madres. Es una curranta, es muy buena en lo suyo y lo está haciendo genial. Si tuviera que decirte un ejemplo que tengo, aunque ella es destinado a un público distinto, es ella. Lo ha montado genial, a nivel club, gráfica y buscarse la vida. Ella contaba en la presentación de su libro que había sido en su peor momento laboral el punto que le había impulsado a crecer en esto y estar hoy tan contenta. La cosa es atreverse, y yo si algún día tuviera que lanzarme solo con La PRIMA va a ver también un momento de inflexión, de caos, de no tener tiempo por la necesidad de mantener tu curro, el miedo a que no pueda ir bien. Si me saliese tan bien como ella me doy con un canto en los dientes.

Y un poco en relación a esto, ¿tienes frases que se hayan quedado en el tintero para un segundo libro? ¿te gustaría?
Pues hay frases que se quedaron fuera de este. Escribía, escribía y escribía y había veces que ya no sabía si era gracioso o no (risas). Cuando escribí el libro mi miedo era "igual solo tiene gracia para mí", porque lo escribes tan seguido, lo lees tantas veces que le ves fallos o te deja de hacer gracia. Con el capítulo de mi familia pensaba que a mi familia le haría gracia pero que quizás al resto de la gente no. Entonces sí que hay algunas frases por ahí que no aparecen aquí, y luego yo en mis redes sociales voy poniendo nuevas, una cada día, así que cada día estoy dándole vueltas (risas). Ahora ya en los grupos de whatsapp dicen mucho que tengan cuidado conmigo porque luego lo cuento (risas), y es tal cual. Estoy al loro a ver lo que dicen o a cualquier situación y si da para una frase (risas).

:: "La felicidad es lo que pasa entre putada y putada", de La Prima, está a la venta por Ediciones Martínez Roca a un PVP de 14.90€ (Libro físico) y 6.99€ (Libro Electrónico). 

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter