Cira con...

Cita con... Marwan.

14:42


MARWAN: "El arte solo cobra sentido real cuando es compartido"


Entrevistamos a Marwan con motivo del lanzamiento de su segundo libro, "Todos mis futuros son contigo", un precioso poemario a la venta por la Editorial Planeta. | Por Cristina Hernández.

Tan difícil como elegir una de sus canciones o uno de sus poemas como favoritos es describir en una palabra a Marwan. Quizás naturalidad. Podría ser cercanía. También simpatía. Tal vez arte. Ciertamente son todas, y es que, para quien le conozca habrá comprobado como este poeta pop moderno hace de su cordialidad y espontaneidad un arma de seducción que termina por embaucar - o hacerlo más - a quienes se hayan emocionado con su poética, cantada o escrita. Y bajo esta tónica se desarrolla nuestra cita con él, con quien hablamos con motivo del lanzamiento de su segundo libro, "Todos mis futuros son contigo", un precioso poemario a la venta por la Editorial Planeta.

Hijo de padre palestino y madre española,  a los 15 años se compró su primera guitarra para tocar música heavy  con sus amigos,  pero los discos de Serrat y Silvio Rodríguez siempre sonaron en casa; y sobre todo cantautores de la generación de los 90 como  Ismael Serrano, Tontxu y Carlos Chaouen. Desde entonces, son ya 12 años los que lleva desarrollando una carrera musical cuyo éxito, ya no solo se debe a su talento musical o a sus admirables - y provocadores de suspiros- poemas, sino también a una naturalidad que radia simpatía, sencillez y agradecimiento en cada ocasión, presencial o virtualmente.

A punto de embarcarse rumbo a México para dar los conciertos que forman parte de su gira "Apuntes sobre mi paso por el invierno", el nuevo libro de Marwan ya es una realidad que con una semana de vida apunta a ponerse a la venta muy pronto una cuarta edición. Una poética más madura apuntada por un hombre enamorado que deja de lado - en parte - el dolor de ese desamor que impregnaba las páginas de "La triste historia de tu cuerpo sobre el mío" (Editorial Noviembre) para mostrar de nuevo su interior, sus sentimientos y sus reflexiones con un tono más positivo. Si bien son los versos de temática social, quizás, ejemplos de este maravilloso libro a destacar algo más, el autor madrileño nos reapuntaba entre foto y foto su favoritismo por "Compañeras", un escrito precioso.

Con una amabilidad acompañada siempre de una sonrisa y respuestas completas a todo el cuestionario sin dejar de hablar mirando a los ojos, este madrileño culé es una de nuestras entrevistas más especiales porque le seguimos desde hace tiempo y ya habíamos comprobado en directo del gran talento del huracán Marwan. Por muchos más futuros con él, porque nos gusta pensar que será así. Nos vemos el 10 de Julio en el Teatro Circo Price.


Habiendo disfrutado, y mucho, con los poemas tristes firmados por un hombre feliz de “La triste historia de tu cuerpo sobre el mío”, la luminosidad en los poemas de este nuevo libro evidencian que ese hombre feliz, está más feliz si cabe. En “Todos mis futuros son contigo” los versos tienen un tono más positivo, ¿este libro es reflejo de que Marwan está en una etapa de su vida más plena, tanto a nivel profesional como sentimental?
Sí, la verdad que este libro refleja una etapa más plena, más luminosa en mi vida... A nivel profesional ya me sentía muy feliz cuando escribí el otro, lo que pasa es que luego con el éxito que tuvo sí que es cierto que a nivel profesional he crecido y he dado determinados pasos: he cambiado de manager, ahora tengo pareja... He dado varios pasos a nivel profesional y sentimental, que como tú dices han producido una plenitud, un florecimiento en mi vida. Osea que lo cierto, es que este libro si que refleja más cosas, aunque también hay poemas tristes como la gente va a poder apreciar.

De autodistribuir tu trabajo, ahora éste se ve apoyado el sello Planeta. ¿Cómo surge esta propuesta? ¿Qué supone para ti que tu trabajo vaya a ser distribuido a gran escala y arropado por este grupo editorial tan grande?
Es cierto que llevo muchos años distribuyendo mi trabajo por mis propios medios y surgió la posibilidad de Planeta, que en un principio me hizo una oferta por una novela, pero yo estaba con este libro de poemas y decidí que era el momento de tener ayuda porque lo cierto es que yo tengo muchas limitaciones. Mi libros no pueden llegar a Sudamérica, a unos siete u ocho países donde tengo mucho público y vi en Planeta esa posibilidad, porque en España tengo mis medios, aunque también limitados, pero fuera no. Espero que con ellos tenga una gran distribución, una gran promoción de libro, y en el fondo me haga crecer y haga que mi libro llegue a muchos más países, a muchas más ciudades, a muchas más tiendas y a mucha más gente.

Ahora me siento muy bien arropado y por una vez en mi vida siento que tengo un gran aparato para apoyar mi trabajo, porque lo cierto es que habla del fenómeno Marwan porque me va bien, pero no hay fenómeno ni leches. Yo me he dedicado durante doce años a tirar una pared a cabezazos, y la he tirado, aunque me duele un poco la cabeza, necesito un poco de ayuda para no hacerme daño (ríe).   

Si la publicación de tu primer “hijo” fue especial para ti, ¿cómo vives la puesta de largo de este segundo “bebé”? ¿Aplicas lo aprendido con el anterior? ¿No tendrá celos el uno del otro?
(Sonríe) No, no van a tener celos el uno del otro. De hecho, son hermanos. El anterior libro y este son hermanos totales, se quieren mucho y este libro es lo que es por el libro anterior. El primer libro es un libro más ingenuo, pero era el primer paso que tenía que dar para escribir este, que está mucho más trabajado, es más largo, más maduro. Es un libro en el que he trabajo más cosas importantes de la poesía como el ritmo, las particiones de los versos. Es más variado a nivel temático, es un poco menos triste... Lo que veo es que "La triste historia de tu cuerpo sobre el mío" fue el primer paso para escribir "Todos mis futuros son contigo". 

El amor en general, y Marwan en particular, impregna de sentimiento las páginas de “Todos mis futuros son contigo”. ¿Cómo ha sido el proceso de dar forma a este nuevo libro? ¿Ha costado más, o menos, que el primero? ¿Cómo describirías en general el resultado?
Ambos han costado lo mismo, han llevado un proceso de escribir, escribir y escribir, en contar cosas que me emocionan, cosas que me pasan, en inspirarme en los libros que leo o en las cosas que veo, en las cosas que acontecen a la sociedad. Este segundo quizás me lo he currado un poco más porque es el doble de largo, el otro eran 100 folios de word y este 200 folios, pero para ambos he dedicado quizás unos ocho o nueve meses para terminarlos.



El ajedrez está presente en la portada y un peón acompaña la numeración de las páginas. ¿Es la vida un juego de estrategias? 
No creo que la vida sea un juego de estrategias. En realidad, lo que más quiero simbolizar con que el ajedrez esté presente en la portada es a la reina, la pieza más importante de mi vida, mi reina. Lo del peón es simplemente un elemento decorativo para acompañar, aunque quizás uno a veces cuando uno quiere tanto a una persona se siente un peón al lado de esa reina, por lo grande que siente que es esa persona, ¿no?  (Sonríe)

“Me gusta pensar que es así” es el poema que abre este viaje de rimas conmovedoras, unos versos que todo aquel que ya te conozca te declarará, si no lo ha hecho ya, que todos sus futuros también los quiere contigo. Es un guiño MUY bonito. Agradeces al principio y al final el apoyo de esas personas que leen tu poesía. ¿Qué significado tiene para ti contar con tantos seguidores? ¿Cómo crees que es el público de Marwan?
No creo que haya un público de Marwan, por decirlo así. Creo que hay gente que te lee, gente que te apoya, gente que te sigue y te acompaña, y en mi caso, a día de hoy tengo muchos seguidores y el significado que tienen para mí ellos es el máximo, porque puedo cumplir el sueño de vivir de mi pasión gracias a ellos. Y gracias ellos tengo tengo trabajo. Gracias a toda la gente que compra mis libros o viene a mis conciertos puedo vivir y disfrutar de esto, y también sentirme muy recompensado. Hay una parte, que es la parte emocional, que me da mucha satisfacción personal ver que tus poemas están sirviendo. Y cuando digo servir me refiero a que tienen una vocación se servicio de ayudar a la gente, de acompañarles, de emocionarles, y toda esa gente que lo recibe así en el fondo me está haciendo el regalo de dar valor a estos poemas y de hacerlo útiles para la vida de la gente, algo que me parece algo maravillo. Hay quienes dicen que el arte no tiene que ser útil y yo pienso que el arte solo cobra sentido real cuando es compartido, así que todos mis seguidores me dan la oportunidad de disfrutar de estas cosas y sentirme recompensado en muchos aspectos.    

La poética desfila por las reflexiones, confesiones y cierta crítica de este libro. La figura del poeta también es el referente de algunos poemas. ¿Es complicada vuestra mente? ¿Cómo se describe Marwan como poeta? ¿Qué le hace diferente de otros?
No creo que necesariamente tenga que ser complicada nuestra mente. Lo que sí es que hay unas ciertas inquietudes que vagan por mi cabeza, tengo mis ideas, mis convicciones, mis dolores, mis enfados, mis luces y todas esas cosas están reflejadas en el libro.

¿Cómo me describiría como poeta? Pues no me describiría. Es que ni siquiera sé si soy poeta. Soy una persona que escribe y trata de hacerlo de modo poético. Y sobre diferente de lo otros no soy yo quien tiene que decirlo. No creo que pueda decir nada que me haga diferente de otros. 

Sabemos que eres futbolero y del Barcelona, de nuevo campeones de la liga esta temporada. ¿Qué te da el fútbol? ¿Por qué un “Poema de amor para Xavi”? 
(Sonríe) EL fútbol me da mucha alegría, democratiza la alegría, o la tristeza, es lo bueno. El día que España ganó el mundial en 2010 ganaron todos los ricos y todos los pobres de este país. El deporte, el fútbol, como dice un amigo mío, no es una cosa importante pero de las cosas menos importantes es la más importantes de todas (sonríe). En mi caso es una pasión, me encanta el deporte, y todo ser humano tiene la necesidad de identificarse con algo. Esto estudié cuando hice INEF. En Teoría del Deporte decían que mucho ser humano necesita pertenecer a un grupo y el deporte, o los equipos, te ofrecen esa opción.

Y sí, como dices yo soy del Barça, y el fútbol me da disfrute, me hace volver a ser niño, me quita ese tiempo que dedico tanto, tanto, tanto a darle la vuelta a mis poemas y a mis canciones y me da disfrute, desconectar y no pensar en nada más durante un rato. A parte me parece un arte y por eso hice el "Poema de amor para Xavi". Yo digo que en cada libro tiene que haber un poema friki, (ríe) en el anterior se lo hice al balón con el que ganamos el mundial, y ahora se lo he hecho a Xavi porque me parece un artista, me parece que representa la generosidad del fútbol, los mejores valores de este deporte, como el compañerismo, y aparte tiene un talento brutal que siempre ha hecho que tanto el Barcelona como la Selección Española brillen en torno a su figura porque él es el que mejor al resto dirigiéndoles. Es un poco el que tiene la batuta de los equipos y creo que se merecía este homenaje más que nadie.

De este poemario yo me quedo con las emociones que me ha provocado su lectura. Tengo la manía de doblar la esquinita de las páginas que me gustan por algo en concreto y me temo que he dejado el libro como un acordeón porque es un non stop de emoción, de ternura, de provocar cierta sonrillisa… Si es difícil para mí, para ti seguro que más, pero ¿me podrías destacar un top three de textos de este libro que por un motivo u otro reflejen el mensaje de “Todos mis futuros son contigo”? 
(Sonríe) Me alegra mucho que me digas eso, que has marcado tantas páginas del libro. Yo también lo hago, los marco por detrás, en el índice, así que es un halago increíble que lo hagas.

Si te tengo que elegir ese top de textos yo diría los dos primeros poemas, el de "Me gusta pensar que es así" y el poema "La palabra María", y luego creo que me quedaría con el de "Compañeras", aunque también creo que es uno de los mejores el de "Inevitable (Consideraciones con respecto a la pasión)" o el de "La Felicidad también es un lugar". En el fondo hay muchos que me gustan, pero sobre todo esos tres primeros que te he dicho (sonríe).


Creo que la poesía es un género que para las generaciones más jóvenes puede evocar a antaño, a solera ☺. Una etiqueta que cae por completo ante la nueva generación de poetas, cada día más visibles, cada día en las librerías esta sección va creciendo y teniendo mayor presencia. Siendo tu anterior libro uno de los más vendidos, ¿te ves como el máximo exponente de esta nueva generación?
No me veo como un exponente de nada. Sé que mi libro es el que más ha vendido de esta nueva generación de autores, de poetas, pero vamos, que no soy ningún exponente. De hecho, de verdad, dentro de esta generación hay poetas que son mucho mejores que yo como Carlos Salem, Batania y Pedro Andreu. Creo que ellos tres son los principales exponentes porque son los que mejor escriben y los que mejor cuentan las cosas.

Quizá yo soy el más mediático, porque no solo se me ha conocido por la poesía, ya se me conocía por  música, y antes de que mi libro tuviera éxito yo ya había llenado grandes salas en España, entonces esto también me ha ayudado. Pero vamos, que no me considero el exponente de nada. Me considero uno más y bienvenido sea todo el que se quiera sumar (sonríe).

Muchos te describen como un poeta 2.0. En tu caso, las redes sociales es el mecanismo que te ha servido, y te sirve, para promocionar tu trabajo. Es la vía que usas de manera activa cada día para comunicar tus novedades y también para regalar sonrisas extras a tus seguidores con poemas o clips exclusivos. ¿Dirías que le debes mucho a estos instrumentos? 
Lo de poeta 2.0 lo entiendo, porque estamos en las redes y creo que la gente también dice eso porque algunos de nosotros escribimos una poesía muy de la calle, con un lenguaje muy llano, sin retorcer mucho el lenguaje... Había muchos poetas antes de que nosotros lo hiciéramos que ya lo hacían, lo que pasa es que a lo mejor no los ha leído mucha gente. En mi caso, sí soy 2.0 por todo lo que le debo a las redes sociales. Creo que nosotros le hemos dado un carácter más mediático, hemos movido mucho nuestro trabajo por las redes y por ese motivo si que le debemos mucho a todo lo que envuelve a estos aparatos. 

La poética mueve tus creaciones, tus canciones y tus textos. ¿Cómo decides que se convierte en poesía y que en canción?
Normalmente no decido lo que se convierte en poesía y lo que se convierte en canción. Cuando estoy delante de un folio escribo poesía y cuando estoy con la guitarra en la mano escribo canciones. No es una decisión, simplemente creo que hay cosas que son más musicales y me surgen más con la guitarra, y cosas que son más de divagar, reflexivas o con formato más diferente acaban con forma de poema. Utilizo formas diferentes en la forma de hablar aunque todo gire en torno a lo poético es muy diferente la poesía de una de mis canciones de la que plasmo en un poema.

Lo que algunos no sabrán es que antes de saltar al círculo de cantautores fuiste profe de educación física. ¿Tan mala fue la experiencia que lo dejaste? ¿Qué ocurrió para dar un giro a tu vida e implicarte al 100% en esta faceta? ¿Qué compositor o artista dirías que fue tu inspiración?
Dejé las clases de educación física en 2007 porque me ofrecieron un puesto en el colegio en el que daba un ciclo de grado superior de técnicos deportivos para secundaria. Fui un par de días y decidí abandonar porque no me apetecía dar secundaria, ni madrugar. No porque no me gustará la enseñanza, me gustaba en el puesto que ya estaba. En ese momento me iba muy bien ya en la música, así que no fue un salto al vacío ni nada parecido, desde el primer día viví de la música, lo que pasa es que lo compaginaba.

Al principio de mi carrera el que fue la inspiración absoluta fue Ismael Serrano. También llevaba tiempo escuchando a Silvio Rodríguez y a Serrat. Luego aparecieron otros como Sabina, al que apenas había escuchado, pero conocía desde hacía muchos años, y mucha gente de la generación de nuevos cantautores como César Rodrígez o Carlos Chaouen, de esa generación de los 90. Ellos fueron mi inspiración, me hicieron componer, y luego con los años me empecé a dedicar a esto.

El carácter del cantautor siempre se ve como más ligado a una temática social, pero mucho sois los que dais más hincapié a las cosas del amor y del desamor, ¿es quizás porque son cuestiones que resultan más fáciles de responder? ¿El mundo en el que vivimos es fruto de preguntas sin respuesta?
Soy de los que piensa que el cantautor tiene que escribir sobre aquello que le conmueve. Siempre hemos estado más ligados, como tú dices, a la figura de canción protesta, de conciencia social, de canción con mensaje, comprometida, y es verdad que últimamente hacemos mucho hincapié en el amor y en el desamor. Supongo que en un principio es porque no nos ha tocado vivir una época de dictadura, como a los cantautores de otras épocas, pero lo cierto es que en los últimos años ha habido mucha problemática social, con la crisis, las guerras, y eso no lo hemos acabado de reflejar del todo.

Desde mi punto de vista, en mi generación tenemos una deuda con la canción social. Creo que en cuanto a social lo hacemos más relacionado con canciones más amorosas, que también forman parte de la sociedad, pero no es una canción protesta.

En mi caso, creo que no compongo mucha canción social porque temo mucho caer en el panfleto. Creo que hay que ser muy fino al escribir de ello para que no parezca una canción panfletaria. En cambio, a mi las canciones de amor y desamor me salen muy fácilmente y creo que están a la orden del día, y lamentablemente también estamos de moda. De repente cuelgo en mi muro de Facebook una canción de amor y toda la gente la aplaude, pero luego cuelgo una canción social que para mí es preciosa y me la he curado increíble y la respuesta que recibo es menor. Aún así, yo voy a seguir componiendo canción social como la que aparece en todos mis discos.


En relación a lo anterior, sí que es cierto que entre tus composiciones también hay letras con un carácter más social, como “Meninos de rua”, “Hijos de las piedras”, “Jueves 7:36” o la canción dedicada a tu padre.  ¿Crees que es importante, imprescindible, que personas como tu, con voz, se presten a demostrar que son conscientes de la realidad que les rodea?
Imprescindible no. Creo que cada uno debe hacer lo que quiera, pero yo, por mis convicciones personales y éticas, y por como me emociona la canción social, y como me conmueve la problemáticas sociales, creo que está muy bien que la gente que tenemos cierto tirón mediático tratemos de sensibilizar.

Creo que no se puede cambiar el mundo de un día para otro, pero creo que una canción puede sensibilizar, y uno nunca sabe hasta donde puede llegar. Igual puede mover muchas conciencias o igual ninguna, pero hay que intentarlo. Está por ahí el dicho que habla de una montaña que estaba delante de un pueblo al que le daba la sombra todo el día y eso estaba haciendo que se murieran los sembrados. Cuando un día un sabio fue con una cuchara a mover la montaña le decían que a dónde iba con eso, que estaba loco si pensaba que podía deshacer la montaña con una cuchara, pero él les dijo eso de no voy a cambiar el mundo pero alguien tiene que empezar a hacerlo. Creo que una canción no va a cambiar el mundo, pero poquito a poco puede empezar a hacerlo, por lo menos cambiando la conciencia de ciertas personas.

Hace unos años te nombraron músico por La Paz por el Parlamento Europeo. ¿Cambia que te den un título así? ¿Qué supuso para este nombramiento?
No me cambio este nombramiento. Fue una mención de honor por haber colaborado con muchos proyectos benéficos con mis canciones, que las habían utilizado para trabajar temas de valores sociales y luego haciendo algunos conciertos. Supuso un gran honor, pero nada más. Me sentí contento de que valorarán que mi música aportaba cosas para algunas personas y cosas de educación de valores.

La suma ‘cercanía + emoción + diversión’ define tus conciertos. Tu naturalidad convierte cada recital en una cita que nadie se quiere perder. Es casi habitual que agotes entradas – te lo digo porque lo vivido en primera persona-. ¿Cómo llevas que te ocurran estas cosas? ¿Se acostumbra uno a ello? 
A lo bueno uno siempre se acostumbra (sonríe) A veces si me acostumbro a que venga gente a mis conciertos. Por ejemplo, en la Sala Galileo Galilei todos los meses se llena. Siempre que toco tengo aforo completo. Lo llevo bien porque me da mucha felicidad. Aún así, me sigue sorprendiendo salir fuera y ver que hay 100, 200 o 300 personas en otra ciudad, es algo que me parece siempre increíble. Aunque me acostumbre me sorprende porque creo que hay cierta ingenuidad en mí y me siento infinitamente agradecido con esa gente que llena cada garito.

No tienes una gran discográfico detrás, todo lo has ido sacando tu poco a poco, pero lo que te decía antes es la demostración del cariño que te tienen tus fans, y esto ¿no hace soñar con tocar en algún gran recinto concreto? Y es que, para alguna ocasión un palacio de los deportes no te quedaría nada grande. Ahí lo dejo ☺
La verdad es que me encantaría tocar alguna vez en el Palacio de los Deportes. No suelo tener muchas ambiciones, sobretodo después de haber tocado en el Circo Price, que me parece que es el sitio más bonito de Madrid para tocar (sonríe). Pero es verdad, que hace poco tiempo viendo a Izal, un amigo que llenó el Palacio de los Deportes, pensé que alguna vez estaría bien poder actuar ahí. Quizás, quien sabe, a lo mejor podemos pillar el recinto pequeño del Palacio de los Deportes, o quizás el grande. Nunca se sabe. Si algún día tengo apoyo pues posiblemente pueda conseguirlo. Ahí lo dejo yo también (sonríe). 


Sí que has estado en un maravilloso escenario, en el mágico Circo Price, y el próximo 10 de julio repites. ¿Te emociona volver a pisar ese ruedo? ¿Habrá sorpresas, colaboraciones, como las de aquel inolvidable “Marwan y Amigos” del 2013?
Aquel fue el mejor concierto de mi vida. Fue el más increíble. Hubo muchos invitados estelares, como Jorge Drexler, Ismael Serrano, Pedro Guerra, Rozalen o Luis Ramiro, y esta vez también habrá sorpresas y colaboraciones para tratar que sea un día inolvidable. Espero que sea muy bonito. Además de las colaboraciones será un concierto con mi banda, con el cuarteto de cámara, así espero que sea algo muy especial.

Tus padres, y tu hermano, son tu público más fiel. Verles emocionados en la presentación del libro de tu hermano Samir (“Cosas que he roto”,  una gozada) hacen perceptible esa admiración que ellos sienten por sus hijos. Tú, como hijo, ¿qué sientes cada vez que les ves entre el público, como unos más disfrutando de tu arte?
Me pone muy contento que mis padres me hayan apoyado siempre, y en este caso, también apoyen a mi hermano. Desde el principio se emocionaban mucho con mis canciones, mi hermano también, y el hecho de poder compartir últimamente escenario con Samir en recitales es increíble, y mis padres claro, se sienten súper felices de ver que sus dos hijos han cumplido ciertos sueños. Mi madre era la que nos daba libros de pequeños y mi padre el que nos ponía mogollón de canciones de cantautores, y de repente, ese poso está reflejado en nuestro trabajo.  

Eres una de las voces que forman parte de nuestra playlist favorita, ¿quién forma parte de la tuya?
¡En mi playlist hay mucha gente! (sonríe) Yo siempre digo gente de toda la vida: Ismael Serrano, Serrat, Silvio Rodríguez o Sabina. Luego también gente de mi generación como Carlos Chaouen, Luis Ramiro, Funambulista, y últimamente, lo que más he escuchados estos años han sido cantautores anglosajones como Damien Rice o lo que más me vuelvo loco, a Nach, que me flipa, y ahí tengo esa colaboración que hicimos con la canción "Necesito un país" de mi último disco. Pero vamos, si abro el Spotify tengo desde la BSO de Interstellar a Michael Jackson, pasando por Izal, Coque Malla, Depedro... Tengo muchísimas cosas, muy variado.

Un día de estos puede pasar cualquier cosa, pero ¿qué apuntes deja tu paso por la primavera del 2015? 
(Sonríe) Pues lo apuntes que deja este paso por la primavera son bonitos, porque estoy dando un montón de conciertos, que están todos llenos y la gente me ofrece su cariño, sale a la venta mi nuevo libro que está apoyado por Planeta, una noticia maravillosa, y más conciertos porque me voy ahora México de gira... No sé, la vida me sonríe. Tengo una pareja maravillosa, tengo salud, aunque he estado con dolor de espalda y me ha hecho suspender algún concierto, pero estoy muy bien. Está dejando muy buenos apuntes esta primavera, y el más importante que me deja es que el invierno pasa y las cosas buenas siempre vuelven. Si uno trabaja con pasión, con amor y lo mejor que puede suele obtener sus frutos (sonríe).

:: "Todos mis futuros son contigo" de Marwan está a la venta por la Editorial Planeta a un PVP de 12'95€. Pincha aquí para leer las primeras páginas.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter