Cita con...

Cita con... Diego Ojeda.

14:14


“El resultado supone el sentirme realizado de ver que un proyecto que tuve en mi cabeza durante mucho tiempo se ha podido llevar a la realidad y ha quedado como un día lo soñé”

Diego Ojeda publica "Siempre donde quieras", un poemario en el que música y poesía hacen viajar por el universo de este cantante y poeta canario. Un libro precioso y luminoso que desprende sentimiento en cada capítulo, página y verso del que hablamos con su autor. | Por Cristina Hernández.

El autor de "Mi chica revolucionaria" vuelve con una poesía más urbana, desenfadada y lírica para nuevos lectores. Siempre de gira, Diego Ojeda es música y poesía. Un ferviente compositor que ha publicado dos libros: "A pesar de los aviones" (2011) y "Mi chica revolucionaria" (2014), y tiene a la venta cuatro discos: "Escaparate" (2009), "Canciones para amantes sin futuro" (2012), "Te voy a hablar de México" (2013) y "Por culpa de la poesía" (2014). 

Este cantautor y poeta canario, diplomado en magisterio musical - profesión que ejerció durante más de  ocho años - acaba de publicar su tercer libro, un maravilloso poemario. "Siempre donde quieras" (Espasa) recoge canciones, pensamientos, lugares imposibles hechos realidad por la pluma mágica de Cristina Reina. Un año entero: 2014. Un universo en el que la poesía se convierte de nuevo en el más pacífico de todos los lenguajes y el amor, la mejor de todas las revoluciones. De eso hablan estos poemas. Y es que, este libro no es sólo un poemario: es un cuaderno vital dividido en tres tiempos; un libro de canciones; un disco de poemas; un diario emocional de un gran año. Es el lugar perfecto en el que se unen los dos mundos de Diego Ojeda: poemas escritos a lápiz entre viajes, conciertos y recitales; canciones grabadas en el salón de casa con la misma emoción y cercanía que en cada uno de sus directos. Su chica guerrillera, una vez más, protagoniza todas sus revoluciones. Y le acompañan también sus amigos músicos y poetas: Rayden, Marwan, Elvira Sastre, Carlos Salem, Escandar Algeet y Fredi Leis. 

Este libro es un lugar donde quedarse a vivir, siempre que quieras. Un libro tremendamente bello del que hablamos con Diego Ojeda, el protagonista revolucionario de esta fantástica entrevista.


En “Siempre donde quieras” la esperanza, el amor y las cosas cotidianas se cuelan entre los versos de las poesías de este precioso poemario. Diego, ¿eres consciente de lo bonito que escribes? ;) 
 (Ríe) No, la verdad es que no. Escribo como forma de desahogo. La poesía me salva de muchas cosas y escribo sin más. Es una forma de vida y muy bonito ver que mucha gente se siente identificada y que disfruta con lo que yo escribo.

No sé si podría definirse como una especie de libro-cd, pero sí que es cierto que este trabajo sí que debe de resultar especial para ti, ya no sólo por los versos que encierran sus páginas, sino por ver aunado tus dos mundos. ¿Qué te supone el resultado de este tercer poemario? ¿Cómo describes las composiciones incluidas en este libro?
Pues efectivamente, posiblemente sea uno de los trabajos más especiales de lo que he hecho en mi carrera, tanto a nivel literario como musical, por lo que dices que aquí se unen mis dos  mundos. El resultado supone el sentirme realizado de ver que un proyecto que tuve en mi cabeza durante mucho tiempo se ha podido llevar a la realidad y ha quedado como un día lo soñé.

Las canciones que forman este libro tienen mucho que ver con mi libro anterior, con “Mi chica revolucionaria”, porque son canciones que escribí casi casi a la par que los poemas de Mi chica por lo que guardan mucha relación, tiene mucho que ver con ese momento.

La poesía es una revolución, y como señala Irene X en el prólogo, este libro lo confirma. El lector es testigo de un arte lleno de sentimiento y verdad en cada verso, en cada poema, en cada página. Cuando uno os lee – me refiero a los poetas- parece que os es fácil abrir vuestro alma y plasmar con palabras vuestras emociones o reflexiones más íntimas, ¿esto no es así, verdad? ¿o sí? ¿en tu caso?
Si… ya  no es que sea fácil o difícil. Yo escribo en el silencio de mi habitación, sobretodo por las noches, y no imagino que vaya a leer nadie lo que estoy escribiendo. Escribo, como te decía antes, porque es una forma de desahogo para mi, y bueno, luego traspasan esos textos la barrera de lo que es solo tuyo cuando se publica y llega a muchas personas. Es necesario más que fácil.

Referente a lo anterior, en el poema titulado “Un cuerpo ajeno” hablas de ello, de cómo el poeta se ve desnudo en este ejercicio, de cómo se expone en cuerpo y alma a la ejecución de unas composiciones que consiguen tocar, emocionar. ¿Qué sientes cuando el lector comparte contigo que tus composiciones han calado en ellos? ¿Tienes algún ejemplo concreto de alguna experiencia compartida por alguien?
Sientes que de repente todo tiene sentido porque cuando publicas lo que has escrito para ti es una maravilla comprobar que hay personas que se sienten identificadas. No sé, anécdotas hay muchas, y muy emocionantes, de personas que me cuentan que mi libro, mis poemas, mis canciones les ha ayudado a salir de momentos personales jodidos y de crisis personales. Eso es lo más bonito que me ha pasado.

La estructura del libro plantea una lectura donde el 2014 es el escenario que enmarca unos poemas que describen el significado de las tres palabras que dan título al libro. De entre todos versos de este tomo, ¿cuál te atreves a destacar como el que mejor refleja ese “Siempre donde quieras”? ¿Te ha resultado difícil elegir el contenido del libro? 
Yo creo que los versos que mejor destacan el título del libro es uno de los primeros poemas que lleva de título el título del libro, “Siempre donde quieras”, y en el resumo perfectamente todo lo que ocurre en el libro y todo lo que significa ese título.

No me ha resultado difícil elegir el contenido del libro porque ha sido como muy espontáneo. No he escrito pensando en escribir un libro escrito por escribir, sino que finalmente lo que he escrito ha formado un todo que es esto.

Vienes de autoeditarte tus libros anteriores, así que, ¿qué supone para ti que este nuevo trabajo venga apoyado por ESPASA?  El prescindir de ese esfuerzo previo de autogestión, ¿dirías que te está haciendo disfrutar más de la experiencia de ver nacer y crecer este nuevo libro?
Exactamente, así es. Para mí supone el poder tener más cobertura y trabajar menos para mí. El que por primera vez haya un equipo humano que está trabajando dando la cara por mí trabajo también me está haciendo disfrutar muchísimo más de esta experiencia. Lo vivo un poco más desde fuera y te permite disfrutar más.

El diario de ese hombre feliz con su chica revolucionaria está ilustrado por Cristina Reina, y el resultado es maravilloso. Los meses pasan, la vida pasa y muchas veces no nos damos cuenta de muchas cosas. Utilizando una de las citas invernales, ¿qué cosas son importantes para ti que no se ven?
Pues precisamente esas, las que no se ven, como el calor de un amigo, la complicidad con tu pareja, la cercanía de tu familia, un abrazo en un momento dado, unas palabras en el lugar correcto…

Las colaboraciones que participan enfatizando ese “amerizaje” configuran la banda sonora del libro.  ¿Cómo surge el incluir este regalo adicional en forma de cd?  ¿Qué significa para ti haber contado con la participación de Escandar Algeet, Marwan, Carlos Salem, Elvira Sastre, Fredi Leis y Rayden? 
Todo esto surge, el incluir Amerizaje dentro del libro, pues por lo que comentábamos antes, por las ganas de aunar mis dos mundos en uno solo y vi que este era el lugar perfecto para hacerlo. Sobretodo porque no son unas canciones puestas pegadas a unos poemas que no tienen nada que ver, van de la par, van de la mano. Y el haber contado con estas colaboraciones es un privilegio para mí, porque todos son grandes amigos a los que quiero muchísimo y admiro muchísimo, con lo cual ha sido una auténtica maravilla.

Ya sea a través de versos escritos o recitados, la poesía también perfila tus canciones. Varios sois los que tenéis la capacidad de hacernos disfrutar maravillosamente de esta dualidad artística. Poesía y música van en muchos casos de la mano de muchos de vosotros. A la hora de componer, ¿qué te resulta más difícil elaborar? ¿El proceso de escritura de una u otra cosa es parecido, diferente…?

Hay lugares comunes a al hora de escribir una canción o un poema, pero son escenarios completamente diferentes. A la hora de escribir una canción me siento mucho más limitado por la temática, por la música, por los tiempos… porque tienes que contar mucho en tres minutos y acompañarlo de una buena melodía, un buen estribillo, y es más difícil. En cambio, con la poesía me siento mucho más libre, porque puedo hacer lo que me da la gana y contar todo conforme lo siento, y me encanta.

Desde que empezaste a escribir, ¿ha cambiado de alguna manera tu forma de componer?
Sí, muchísimo. Creo que he madurado mucho tanto a nivel musical como en la manera de escribir. Los textos de las canciones han mejorado con el paso del tiempo y he conseguido, porque eso intento, que cada vez tengan un lenguaje más cercano y a la vez más poético.

¿Cuando tiene claro uno que se quiere dedicar a esto? ¿Qué inspiración e inspiradores tienen algo que ver con el poeta y con el cantautor Diego Ojeda? 
Lo tuve claro desde muy joven, desde que le pedí mi primera guitarra a mis padres con doce años. Tuve un flash de que quería cantar, de dedicarme a esto de dar conciertos, y aquí estamos (sonríe).

Mi inspiración se encuentra en el día a día, en las cosas que me rodean, en las cosas que me hacen temblar: mis miedos, mis inseguridades, mis sueños…. La gente que tengo cerca, sus problemas y también sus inseguridades.

Inspiradores tengo muchos, tanto a nivel artístico que tengo a muchos compañeros que me sirven de inspiración, tanto a nivel literario como musical, y luego personas que a nivel vital forman parte de mi vida.

El auge de la poesía pop moderna, del boom de poetas del siglo XXI , ¿a qué crees que se debe? ¿cómo describes el resultado que se está viviendo?
Yo creo que más que un boom es el resultado del trabajo de muchas personas que hemos ido haciendo durante muchos años y que hemos hecho crecer todo este movimiento, por un lado con el trabajo de muchos poetas y editores de poesía independiente, y luego con el trabajo de algunos cantautores que al sumarnos a estos poetas hemos hecho que todo esto crezca, que llegue a más personas y que cada vez haya más personas que vengan a nuestros recitales y haya más escritores de poesía.

¿Crees que vivimos una época en la que existen más chicas revolucionarias?
Siempre han existido chicas revolucionarias porque así ha sido necesario. Pero como bien digo en una de las frases de mi libro anterior “las chicas revolucionarias andan sueltas , vuelan sin bragas y llevan en el bolso un libro de poemas”, y yo creo que eso siempre ha sido así.

No quería terminar sin compartir que tengo la manía de doblar las esquinas de las páginas de los libros cuando me gusta mucho lo que he leído. En este caso, muchas son las que tengo marcadas así en el tuyo, ¿tú tienes alguna manía de este estilo? Insisto, escribes muy bonito ;)
(Sonríe) ¡Pues igual que tú! Si vieras mis libros…. Voy marcando las páginas, subrayando, tachando, apuntando en los lomos una frase que me gusta, una palabra… en fin, me siento súper identificado con lo que cuentas y es así como me gusta leer los libros, sobretodo los libros de poesía, así que muchas gracias por eso que me dices (sonríe).

:: "Siempre donde quieras" de Diego Ojeda está a la venta por ESPASA a un PVP de 14.90€. Pincha aquí para leer el primer capítulo.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter