Amazon

Cita con... Magela Gracia

9:05



Quién me lee sentirá lo que yo siento cuando me pongo delante del folio en blanco a escribir


Magela Gracia no escribe erotismo, escribe porno. Ella lo tiene claro, y el lector que se atreve a devorar sus libros también. Su última novela, "Aunque sea mi hermano..." ha sufrido la censura del portal de ventas Amazon, aunque finalmente lo han publicado... | Por Enrique Calvo.



Hablar de Magela Gracia es hablar de personajes llevados al límite en cada historia que la autora escribe. Un limite cuya línea a veces es muy fina, como ha pasado en el caso de "Aunque sea mi hermano...", ya que ha sufrido una dura censura pro Amazon, a pesar de que está a la venta.. Cosas de la vida.

Magela Gracia hace que cada una de las páginas que escribe sean emocionantes, sensuales, eróticas, pornográficas, pero todo con un porqué y trasfondo. Esas aventuras comenzaron con la publicación de "Una mancha en la cama", que tuvo gran éxito entre sus lectores. Yo yo he de ser sinceros con todos vosotros, es la primera vez en mi vida que leo literatura de este tipo, pero Magela Gracia me tiene enganchado, de ahí el pedirle esta entrevista, que contestó gustosa.

¡Muy buenas Magela! Estamos más que encantados de tenerte en Cover Set. Nosotros ya te conocemos pero, para quién aún no se haya atrevido a hacerlo, ¿quién es Magela Gracia?
Hola, buenos días, Enrique. Antes de nada quería decir que estoy encantada de poder hablar con vosotros y con todos los lectores de vuestra web y que estoy muy agradecida por esta oportunidad para dar un poco más a conocer mi trabajo. Magela es una enfermera canaria que empezó a escribir erotismo en el 2005, cuando de pronto un  amante regresó a su vida. Ese amante, el hombre que empieza por O y que hizo que yo me convirtiera realmente en la otra cuando tenía apenas veinte años, hizo que terminada la carrera universitaria y ya con una vida mucho más estable, volviera a necesitar escribir. Apenas si lograba  verlo una vez  al mes, y trataba de mantener su interés a través de los mails que le enviaba, a modo de Cartas de mi Puta, los relatos que ahora aparecen en mi blog erótico. Sobra decir que gracias a esas palabras que le mandaba casi a diario mantenía el interés de O, muy dado a perderse en los placeres de la carne que le ofrecían sus muchas amantes. Con el tiempo, un escritor de relatos eróticos me animó a abrir mi propio blog, lo cual hice en el 2011, y a partir de ahí… bueno. A partir de ahí, casi todo está en las redes sociales.

Yo puedo añadir que eres una de las autoras más innovadoras en la literatura que he leído últimamente, ya que tus historias siempre tienen un porqué y no regalas escenas de sexo porque sí. ¿Es difícil a veces hilar una escena de alto contenido con una historia o, por el contrario, te sale solo?
Lo cierto es que, para mí, es mucho más complicado escribir una experiencia sexual sin un porqué. Creo que cada persona “folla” de una manera diferente dependiendo de su personalidad, de la pareja a la que tiene entre las piernas, del sitio donde se encuentran o del estado de ánimo que los embarga en ese instante. Si no hay un trasfondo, para mi es como una de esas películas donde se suceden simplemente escenas sexuales sin historia. Puede que valga para una película, pero creo que para un libro no es algo que pueda enganchar a un lector. Yo, al fin y al cabo, creo que hago literatura, y si no hay una historia… ¿qué le estás contando a la persona que te lee? Muchas veces, describiendo cómo te mira el hombre mucho antes de que decida arrancarte la ropa ya los lectores saben cómo va a mirarte mientras te separa las piernas…

Tu primera novela es “Una Mancha en la Cama”, una recopilación de relatos muy ardientes pero, cuéntame, ¿cómo surgió eso de ser escritora y la idea de este libro?
Llevaba muchos años escribiendo relatos en mi blog, Cartas de mi Puta, que luego se transformó en mi web, magelagracia.com . Aún tengo muchos relatos sin publicar, escritos a mano, guardados en cajones. Por suerte, mi amante –el actual, no aquel yo nombre empezaba por O- cree mucho en mi trabajo, y me animó a elegir unos cuantos para compilarlos en un libro. Así nació “Una Mancha en la Cama”, de la idea de que todos los relatos, o casi todos, pueden salir de una imagen. Soy muy visual; me gusta mucho la fotografía erótica. Me inspiro muchas veces con una imagen, o una situación. Pensé que escribir la historia de una voyeur, que acude a un parque a espiar a la gente con la que se tropieza en él, podía ser un buen nexo de unión para quince relatos bien distintos. Mi mente siempre ha sido muy perversa, y me encanta lo de imaginar sexo en cualquier situación que para nada tendría un contexto sexual de primeras. Aproveché esa idea para dar vida a la protagonista, que necesita imaginar la vida sexual de la gente para luego ir a masturbarse a su casa.

Luego seguiste con “La Otra. Historia de la Amante”, un libro en el que el lector será testigo de cómo las terceras personas a veces hacen daño a las parejas... o no. ¿Te inspiraste en alguna historia real?
Como te comenté al principio, desgraciadamente fui La Otra de "mi novio" durante un año, teniendo yo veinte. Esa historia de mi juventud ha marcado mucho la forma de acercarme a los hombres, y por supuesto me dio la base para poder entender mucho mejor que las relaciones no son nunca como una las espera, sino como van surgiendo, y como te adaptas a ellas. Siempre se me ha catalogado como una escritora bastante emocional, ya que me gusta que la persona que me lee pueda probarse la piel del personaje al que describo en mis libros. Creo que si no se es capaz de sentir lo que yo siento cuando escribo de poco va a servir que relate una relación sexual plana, sin matices. Me encanta que el lector me escuche gemir, sepa a qué sabe mi piel cuando pasa la lengua por ella, o el tacto de mi entrepierna cuando me humedezco. Que sea capaz de ponerse en mi lugar en el de mi amante.

“La Otra. Historia de la Amante” me ha dado la oportunidad de escribir sobre una historia que, por fortuna, ya tiene una cicatriz bien curada, pero que en su momento dolió mucho, fue tortuosa y dura a la vez que tremendamente pasional y alocada. Olivia soy yo maquillada, pero ella no habría existido si no llega a ser por O, por Octavio, ni yo sería la persona que soy ahora sin haber pasado esa experiencia, haber sido buena y mala, haber sufrido y reído… En definitiva, gracias a O empecé a escribir Cartas de mi Puta y “La Otra. Historia de la Amante”. Aunque me hiciera mucho daño no me queda más remedio que agradecerle las cosas que me hizo sentir hace más de quince años. Habría salido otra historia si llego a escribirla hace diez. Ahora… también yo soy otra persona… y encontré a un Oziel que me aportó mucho más morbo que el que simplemente imaginaba. La combinación de ambos personajes ha hecho que este libro sea tan especial.

Además, en ese libro descubriremos como ha crecido Oziel, uno de los personajes de “Aunque Sea Mi Hermano…”.  ¿Cómo surgió la idea de volver a contar con ese personaje para una nueva historia?
Realmente, en la historia primigenia, la de “Aunque Sea Mi Hermano…”, Oziel no aparecía por ninguna parte. Eran cuatro capítulos bastante cortos que enganchó  a muchos lectores desde mi página web cuando lo escribí en su momento. Por ello, cuando este verano pensé que con un par de horas de dedicación podía sacar una pequeña novela para hacer que los lectores pasaran un rato caliente en sus vacaciones, decidí que la historia necesitaba más personajes. Oziel era ya una realidad en “La Otra. Historia De La Amante”, un hombre que había llamado mucho la atención en este libro, acaparando gran parte de los mensajes que me enviaban las lectoras. Por ello pensé que podía ser buena idea darle vida también en “Aunque Sea Mi Hermano…” y que se repartiera el morbo de los personajes entre Víctor y Oziel.

“Aunque Sea Mi Hermano…” es tu última novela. Novela que ha sido censurada en Amazon. ¿Cómo se te queda el cuerpo cuándo te censuran? ¿Es la primera vez que te ocurre?
He de confesar que lloré. No me había imaginado nunca que pudieran censurar una historia en la que el sexo, en verdad, no fuera ilegal. Cuando imaginé la vida de Bea, hace muchos años, ella era menor y bastante más influenciable. Por ello, para evitar problemas, la hice crecer en el libro hasta cumplir la mayoría de edad. Cuando me llegó el mensaje de la parte de Amazon que gestiona los libros en formato digital diciendo que mi historia no iba a estar disponible porque el contenido no era adecuado fue como si me golpeara alguien directamente en el estómago. Fue muy duro, porque incluso amenazaron con cerrarme la cuenta de escritora si volvía a intentar subir un libro en el que el contenido no fuera adecuado, y esa amenaza me hizo mucho daño. Por suerte, el abrazo de mi amante, y sus palabras de “¿cuál es el problema? ¡Eres escritora! ¿Vas a decirme que no sabes cambiar la historia para saltarte la censura?” me hicieron reaccionar. Un par de besos y una ducha conjunta antes de reposar la cabeza en la almohada transformaron “Aunque Sea Mi Hermano…” en “Aunque Sea Su Hermano…”. Antes de quedarme dormida ya tenía pensado como arreglar toda la historia.


Y aunque censurado, “Aunque Sea Mi Hermano…” está disponible en Amazon. Increíble, ¿verdad?
Sí. La verdad que no me lo esperaba, porque en principio si te censuran el libro en digital pensaba que también estaría censurado en papel, pero no fue el caso. Amazon trabaja con Create Space a la hora de imprimir sus libros de autoedición así que subieron la versión del libro en papel, así que de momento, y no sé por cuanto tiempo, Amazon permite comprar el libro que encontraron inapropiado en formato digital. Al final la temática filial tiene muchos lectores, aunque esté mal vista. Yo ofrezco la versión censurada en digital a través de mi web, y la envío con total discreción al correo electrónico que se me facilita. Para muchas personas es mucho más fácil leer en formato digital, y me parecía una pena no ponerla a la venta, ya que estaba preparada.

Y para superar la censura del portal de compras tuviste que escribir “Aunque Sea Su Hermano…”, que está teniendo mucho éxito, ¿te lo esperabas?
No, la verdad es que tampoco me esperaba que fuera a tener tanto éxito una historia escrita como quien dice a la carrera. El libro se puso a la venta en digital (y en papel) a principios de Agosto, y está teniendo una media de descargas muy buena. Por los correos que me llegan de los lectores puedo asegurar que la historia está gustando mucho, sorprendiendo por lo diferente que es a todo lo que se publica normalmente en la temática de literatura erótica. Si llego a saber que iba a agradar tanto la hubiera puesto a la venta antes, pero una nunca sabe lo que en verdad va a enganchar al lector. Me alegra que al final un trabajo que me ha dado tantos quebraderos de cabeza para ser publicado esté resultando un éxito de ventas, y que esté haciendo pasar un buen rato a las personas que han confiado en mí para leerlo.

¿Nos puedes contar las diferencias que hay entre ambos libros?
Pues mientras que en “Aunque Sea Mi Hermano… “ Víctor es el hermano de Bea, en “Aunque Sea Su Hermano…” Víctor es el hermano de la mejor amiga de Bea, y lleva varios años viviendo con ella y su familia en su casa para que el futuro arquitecto pueda estudiar en la universidad, ya que los padres de Víctor viven en otra ciudad. En ambos casos, Bea está muy unida a Víctor, ya que e su cuidador y la persona adulta de referencia mientras los padres de Bea están trabajando. Por ello, y de pronto, se siente atraída por él en ambas novelas, y eso hace que la relación se complique mucho y que ella llegue a hacer verdaderas tonterías por llamar la atención de su hermano/del hermano de su mejor amiga. Básicamente es la misma historia, pero una de las dos relaciones es incestuosa, mientras que en la otra Víctor se sentirá culpable por traicionar la confianza que han depositado en él los padres de Bea.

Sé que tu mente perversa no para de crear, ¿qué proyectos son los más próximos?
Pues ahora mismo tengo en mi ordenador guardado varios libros en diferentes procesos de escritura y edición. Por un lado está la segunda parte de “La Otra. Historia De La Amante”, que se va a llamar “La Otra. Dejando De Ser La Amante”. Era un proyecto que me habría encantado sacar para este verano, pero que por culpa de las oposiciones de enfermería que me estoy preparando ha quedado bastante relegado. Después tengo la recopilación de relatos de “Cartas De Mi Puta”, esas cartas que le envié a O y que tienen un carácter muy íntimo y erótico. También tengo pendiente un libro de relatos que se llama “De Enfermeras Y Pacientes (Y Algún Que Otro Médico)” y es algo diferente a lo que he publicado hasta el momento, ya que aparecen todas las historias que he escrito hasta la fecha sobre estas tres especies que habitan los centros de salud. Otro proyecto consistirá en otra recopilación que se va a llamar “Amantes Con Canciones Canallas En La Boca” y que estará escrita desde el punto de vista masculino, bastante más complicado para mí, pero que de momento ha encontrado muy buena aceptación entre mis lectores. Tengo la fea costumbre de querer hacerle relatos a las canciones que más me gustan, para que los protagonistas las canten en algún momento de la narración. Otro más se llamará “¿A Que No Me Besas?”y tratará la historia de una chica adolescente que acepta la apuesta de un desconocido que lleva mucho tiempo enviándole notas con el mismo mensaje. Por último, pero no menos importante, “Cuarenta y Ocho Escalones”, una historia trágica que probablemente sea lo más difícil que he escrito hasta ahora, y que precisamente por lo angustioso de la escena me lleva bastante tiempo para lograr avanzar en ella.

Si a eso, además, añadimos que los lectores de “Aunque Sea Su Hermano…” me piden que dé continuidad a la historia de Bea y Víctor… creo que puedes imaginar que tengo el ordenador que echa humo…

¿Te gustaría ver adaptada cinematográficamente alguna de tus historias?
Me encantaría. En cierta ocasión un lector invidente me comentó que leer mis relatos era la mejor forma de ver pornografía que había tenido en su vida, ya que a él no le decía nada escuchar a una mujer y a un hombre gemir sin ningún tipo de visualización de la escena. Desde entonces, y por diferentes motivos, he encontrado a algunas personas que me han comentado que les gustaría hacer un pequeño corto con alguno de los relatos, y que si estaba dispuesta a hacer la adaptación y el diálogo. También, por diferentes motivos, las propuestas aún no han llegado a realizarse, pero supongo que es ponerle empeño y ganas, y encontrar a las personas adecuadas para llevar el proyecto a buen puerto.

Para terminar, ¿qué le dirías a ese lector que aún no se ha atrevido a leerte?
Pues que si no tiene vergüenza ni pereza en SENTIR, debiera darle una oportunidad a un tipo de literatura diferente. Soy clara y explícita con el sexo, pero además va a encontrar historias, va a descubrir pasiones, va a estremecerse poniéndose en el lugar de los personajes… Va a sentir lo que yo siento cuando me pongo delante del folio en blanco a escribir… Y yo siento mucho. Me gustaría poder seguir transmitiendo emociones, no solamente excitación. Una entrepierna húmeda se seca tras el orgasmo… lo que no se olvida es la presión en el abdomen de cuando subía la excitación. Eso perdura cuando cierras los ojos en la cama, con ello sueñas y te hace dibujar una sonrisa cuando despiertas por la mañana. Yo persigo sonrisas que hagan recordar las sensaciones, quiero dibujarlas para hacer un poquito más intrascendentes los días, que ya hay muchas cosas serias en este mundo que nos van a borrar esas sonrisas.

¡Muchas gracias por dedicarnos un poco de tu tiempo y te seguiremos la pista porque nos encantas!
Gracias a vosotros por hacerme sentir tan cómoda respondiendo a las preguntas. Aquí me tendréis para lo que queráis, siempre pensando en cómo darle un giro a esas historias que tengo en la cabeza. Y si no llegan a ver nunca la luz… pues seguro que los ojos de mi amante devorarán mis letras, pensando en cómo hacerlas realidad sobre nuestros cuerpos.

Besos perversos.

:: "Aunque sea mi hermano..." ya está a la venta en formato electrónico a través de la propia autora. Para conseguirlo os podéis poner en contacto con ella en su web oficial o a través de sus RRSS. También disponible en formato físico en Amazon, que el portal ha publicado por error, saltándose su propia censura. 


También está a la venta la versión censurada,  llamada "Aunque sea su hermano...", al PVP recomendado de 3,94€ en formato físico y 0,99€ en formato electrónico. ¡Cuidado que, en ambas versiones, su contenido es altamente inflamable!

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter