Amar en tiempos revueltos

Cita con... Fede Aguado.

11:59


Parece que España no está lista para crear productos como ‘Mar de plástico’, pero yo creo sí, que estamos preparados para hacer los mejores productos del mundo

Una de las nuevas apuestas de la nueva temporada de Atresmedia es la ficción ‘Mar de plástico’, un thriller policíaco con un cartel de actores que dará mucho de que hablar. Entre el amplio elenco que participa está Federico Aguado. Quien interpretara durante 6 años al bueno del agente Bonilla en la exitosa sobremesa ‘Amar en tiempos revueltos’ (TVE) y ‘Amar es para siempre’ (Antena 3) da un giro radical de registro en este proyecto en el que el actor toledano se enfrenta a un personaje que es todo un desafío. | Por Cristina Hernández. Fotografías por José Miguel García (DeOrgaz Photography).

'Mar de plástico': un thriller policíaco ambientado en los invernaderos de Almería

Parte del elenco de 'Mar de plástico'

A unos días de estrenarse se presenta estos días en el FesTVal ‘Mar de plástico’, una de las series que constituye una de las grandes apuestas de la nueva temporada de Atresmedia. Con un elenco de primer nivel encabezado por Rodolfo Sancho, Belén López, Pedro Casablanc, Jesús Castro, Luis Fernández, Fernando Cayo y Patrick Criado, muchos rostros nuevos, tales como Federico Aguado, Nya de la Rubia, Will Shephard, Máximo Pastor, Yaima Ramos, Eva Martín, Lisi Linder, Andrea del Río, Andrea Ros y Ángela Vega, completan el reparto que da vida a los habitantes de Campoamargo, el pueblo ficticio en el que se desarrollará la trama. 

Rodada entre Madrid y Almería, guion, equipo artístico y técnico se convierten en los pilares que hace, ya de entrada, muy atractiva esta serie. Fede Aguado, uno de los rostros de este proyecto, pasará de entrar en los hogares de muchos a la hora de la sobremesa para hacerlo en prime time. Para el actor, formar parte de este proyecto es “algo maravillo”. Señala que “’Mar de plástico’ lo tiene todo.” Aguado, que da vida a Sergio, un joven con una discapacidad psíquica, comparte que “como actor, que te propongan algo así, que te den un papel de una persona discapacitada, te puede pasar una vez en tu vida o ninguna. Puede ser un personaje que te llegasen a ofrecer cuando quizás cuentas con una trayectoria, con un bagaje, porque si sale bien es para lucirte. Que con 32 años me den al oportunidad de hacer algo así, el ‘no’ no existía en la respuesta, era un sí con mayúsculas”.

Apunta que los ingredientes de la trama de ‘Mar de plástico’ tienen que ver con que se trata de un thriller que arranca con el asesinato de una chica, de Ainhoa, en un pueblo muy pequeño llamado Campoamargo: “Lo interesante es que van pasando los capítulos, y en cada uno parece que uno es el asesino, luego otro… todo se va moviendo alrededor de ese pueblo, de esa gente… De hecho, nosotros mismos ni siquiera sabemos quien es el asesino. Podría ser yo, ya lo verá la audiencia”, dice el actor toledano en nuestro encuentro en el madrileño barrio de La Latina. Apunta también que “en la escuela siempre me han dicho que la luz es un personaje más en una obra de teatro, en una serie o en una película, y haciendo esto me he dado cuenta que es verdad, que la luz, la ambientación, es otro más de la trama. Mucha gente me ha preguntado, pero ¿’Mar de plástico’ es una serie o una película? Parece que es la precuela de ‘La isla mínima’ (Alberto Rodríguez, 2014). Hay algo visual muy potente que yo nunca he visto en ficción española. Y luego tiene algo muy importante que es que apuesta por gente nueva, y eso Antena 3 lo está haciendo muy bien. Es algo que solo he visto aquí y en ‘Vis a vis’, que ha funcionado muy bien. Al final esto es una profesión de talentos, y quien lo hace mejor se tiene que llevar el pastel. Hay mucho talento en el casting. Hay gente nueva que yo no conocía y que me parece maravillosa”.

Fede explica que “el nombre de la serie es porque está ambientada en los invernaderos de Almería y el asesinato ocurre en uno de los invernaderos”. Señala que su personaje está vinculado a este lugar porque “Sergio es hijo de Juan Rueda (Pedro Casablanc), que es como el terrateniente de uno de estos invernaderos”. Añade que su relación con el personaje que interpreta Casablanc radica en que “Sergio es repudiado por su padre porque éste vive mucho de lo que opinen los demás, de demostrar una posición social ante el resto y tener un hijo discapacitado no lo deja muy bien. Por tanto, ahí hay un conflicto familiar muy importante”. Por otro lado, Aguado destaca la trama en la que participa la gente joven del pueblo, “otro factor muy interesante que se desarrolla fundamentalmente en un bar que se llama Bar Amancio”.

“Mi personaje aunque está en todo no está en nada”

El actor confiesa que su personaje “aunque está en todo no está en nada”. Comparte entusiasmado que cada lectura de un nuevo guion le hace apuntar a uno u otro presunto asesino: “Me leo los capítulo y voy pensado que si es este el asesino o el otro, pero a mi personaje le da igual todo eso. Sergio vive en su mundo, en su historia. Es un anexo de su hermano (Patrick Criado) que está con la gente joven porque por edad así le corresponde, pero al ser discapacitado tiene su propio mundo que le hace estar relacionado con todos, aunque a la vez no tiene una conexión con nadie en concreto”.

Siendo un registro que le supone un gran reto, hacerle frente, trabajarlo, le ha llevado al actor tomar mucha conciencia del verdadero espíritu que encierran las personas con discapacidad: “Yo he querido tratarlo con mucho respeto. Sí que es verdad, que como dicen los directores, ‘cada vez que Sergio Rueda habla sube el pan’. Una persona discapacitada es como un niño, no tiene filtros, no tiene juicios, dice lo que piensa y lo que siente, por eso está tratado con mucho respeto, desde un punto de verdad, aunque es cierto que es inevitable que como espectador las circunstancias que a él le ocurren puedan hacer que te rías, pero porque son cómicas por su propia naturalidad. Es lo que dicen, eso de que 'la mejor comedia viene del mayor drama'. Es tan dramática la situación, tan duro lo que se está viviendo, que de repente viene un personaje así y te dice la verdad como te la dice, te ríes porque piensas lo mismo que él, porque lleva razón”.

Un trabajo muy duro en el que se ha ayudado para darle forma en una famosa cinta de Lasse Hallström: “El personaje está basado, entre comillas, en la película ‘¿A quién ama Gilbert Grape?’ en la que Leonardo Dicaprio hace de un personaje con una discapacidad psíquica. Es un niño de ocho años en el cuerpo de un adulto, algo que me pasa a mí, y está basado un poco en eso dentro de lo que es un poco la línea de acción. Luego yo he creado mi propio personaje, el que hace Dicaprio y yo es muy diferente”, explica el actor. Para Federico Aguado “el actor se tiene que basar en observar”. Reconoce que “al principio me empecé a fijar en personas discapacitados, con síndrome de down, autismo…. Hasta que un día di con la clave que me ocurrió en un supermercado cuando ví a una persona así enfadarse con su madre, y era un enfado de niño. Me di cuenta que era un niño, y entonces empecé a basarme en niños para construir el personaje, en cómo habla, cómo reacciona, cómo se expresa... esa fusión entre esas dos cosas es lo que he conjugado para interpretar a Sergio. También está el trabajo físico, que lo tiene, y es que todo ello forma parte de este reto, cada día es una aventura y como actor eso es maravilloso


Encontrándose ahora mismo en el ecuador del rodaje, Fede comparte una anécdota difícil de plasmar por escrito siendo fiel a la gran comicidad de su ejecución al comentarla. Cuenta que, estando en la puerta del hotel en Almería, se acercó un chico que insistía preguntando por la película que se estaba grabando, en la película que salían. Ellos, diciendo que no era una película, sino una serie, desistieron ante la sin razón del joven. Ante lo cómico de la situación, Fede les dijo que eran de 'Juego de Tronos', y fue la encendida de una mecha que llegó de un lado al otro de esa zona almeriense durante la estancia del equipo allí. Ante la expectación y la risa de los compañeros de serie con los que estaba en ese momento, comenta que con toda la seriedad del mundo les dijo que él era el enano, que él era Tyrion Lannister. Siendo la risa la consecuencia ante esta anécdota durante la entrevista, no es de extrañar lo que debió de ser para el equipo y testigos de ese momentazo, culminado por el joven almeriense,que con orgullo le comentaba a un amigo la razón que tenía él con que la televisión es mentira, que el enano era ese actor - que poco tiene que ver con Peter Dinklage - y que eso debía de ser porque para crear ese efecto usaban croma, “una pared de colores”.

“Creo que estamos haciendo un producto muy bueno

Expectantes estamos por el estreno de 'Mar de plástico', una serie que el actor que interpreta a Sergio Rueda califica como “una serie que toca a unos públicos muy claros. De 40 para arriba, porque los protagonistas son Rodolfo Sancho y Belén López, y luego para un público más joven al estar Jesús Castro, Andrea del Río, Luis Fernández, Patrick Criado… Me incluyo en ellos (risas). Toca las dos vertientes de trama de edad, pero creo que si gusta la historia que se está contando le gustará a todo el mundo”. 

‘Mar de plástico’, como menciona Aguado, tendrá una gran fuerza visual. Otro ejemplo de “cine para televisión” que se suma a la ruptura del carácter más lineal y sencillez que caracterizaba a la ficción española hasta hace poco. Comenta que “sí que es verdad que ya hemos pasado de las de relaciones personales. Este país está preparado. Parece que España no está lista para crear productos como ‘Mar de plástico’, pero yo creo sí, que estamos preparados para hacer los mejores productos del mundo. Tenemos profesionales maravillosos a todos los niveles, tanto cámara, guion, dirección, actores…, hay gente con ideas, lo que falta es gente que arriesgue y apueste por esas ideas.  Ahí tenemos a Tito, uno de los directores, un tío que hizo el documental ‘¿Cuánto pesa su edificio, Sr. Foster?’, un trabajo nominado a los Oscar, y que él esté en la serie significa que tenemos a profesionales preparados

Admite que, aunque entiende que estén Rodolfo Sancho y Jesús Castro como cabezas del cartel, “el resto somos desconocidos y repito, estamos ahí porque hemos hecho una buena prueba. Tendríamos que hacer como en Estados Unidos, es algo que vi en el making of de ‘Big Bang Theory’ que ha Kaley Cuoco no la quería la cadena y fueron los directores los que les plantaron y les dijeron que sin ella no hacían la serie, y mira, a día de hoy Kaley Cuoco es una diosa de la televisión. Por todo ello, creo que es importante que se apueste por gente nueva, por caras que no sean las mismas siempre”. Aún opinando así, Fede se deshace en buenas palabras hacía su compañero Rodolfo Sancho: “Es un profesional como la copa de un pino. El mejor compañero que me he encontrado en mi vida. El tío más humilde que he conocido. Es un currante alucinante. Hace todas las escenas de acción, no le falla el texto, es maravilloso. Es un placer currar con él”. 

Anunciado su estreno para el próximo 14 de septiembre, el actor señala que “pase lo que pase, guste o no guste esta serie no depende de mí, pero creo que estamos haciendo un producto muy bueno, interesante. Boomerang TV y Atresmedia está apostando por un contenido muy difícil, y ahí estamos, peleándolo

Bonilla, un invitado en los hogares españoles durante seis años

Javier Collado (izq) y Fede Aguado (dcha), Héctor y Bonilla en 'Amar...' | Imagen de TVE

“Aunque parezca increíble mi abuelo me llama Bonilla”

Muchos serán quienes conozcan de nuevas a Fede Aguado cuando se estrene ‘Mar de plástico’, pero para mucha gente es Inocencio Bonilla, un personaje que ha estado en millones de hogares durante seis años. La exitosa ficción nacida en TVE (2005 - 2012), y que actualmente se emite en Antena 3 (desde 2013), cambió de nombre hace dos años, pero no de fórmula, ni de personajes, ni la Plaza de los Frutos, el epicentro en torno al cuál parecen peregrinar unos y otros personajes. 

“Bonilla me lo ha dado todo. Me puedo emocionar”, confiesa Aguado. Y es cierto. Tras una pequeña pausa para coger aire, un emocionado Fede indica que “aunque parezca increíble mi abuelo me llama Bonilla” y es entonces cuando nos habla de este personaje y de su vivencia en ‘Amar…’: “A Bonilla le debo la vida y él a mí. Han sido los seis años más bonitos de mi vida. He aprendido que esto es un oficio como cualquier otro y me ha enseñado a crear callo, mucho callo. Yo entré en la serie para tres meses y he estado seis años. La despedida que me hicieron fue lo más bonito que me han hecho en la vida. Les quiero mucho, y ellos lo saben”, reconoce. “Les pedí que me matarán, pero me dijeron que no. Yo tengo hablado con ‘Mar de plástico’ que si me llaman de ‘Amar…’ volveré siempre. Ha sido la experiencia más bonita de mi vida, con el mejor equipo de trabajo. Es una serie que trabaja desde la humildad y es un equipo, por eso lleva tantos años. Voy a estar en el FesTVal de Vitoria y será la primera vez que la serie esté allí. Ya he hablado con los productores de ‘Amar…’ y su photocall lo voy a hacer con ellos porque yo soy una parte de esa familia. Soy el actor que soy gracias a haber estado en esa serie”, afirma. “Le agradeceré siempre, siempre, y estoy aquí gracias a mi repre, Sonia Baena, que lo digo en todas las ocasiones, pero sobretodo a Eduardo Casanova, el director de ‘Amar…’, que fue el que apostó por mi cuando no era nadie. Peleó por mí y luchó por mí en TVE, y de ir para dos meses me quedé seis años. Le debo mucho a este director.”, reitera todavía emocionado.

Muchos años poniendo voz y cuerpo a un personaje, y no todo el mundo separa realidad de ficción, actor del personaje. De nuevo Fede nos hace reír escenificando una de las situaciones que eso le ha hecho vivir, de como le han parado por la calle para saludarle con cariño, hasta como le han llegado a recriminar su actitud con 'la mujer de su mejor amigo'.

Fede Aguado y el teatro


Tras las emociones y las risas compartidas, charlar en un lugar tan cultural, y el estar a pocos pasos del teatro La Latina, invita a preguntar lo que es para él la más antigua de las artes escénicas: “Para mí el teatro es todo. Yo soy actor por el teatro. Yo me subí al escenario con 14 años y es cierto lo que me dijo un profesor, eso de que ‘el teatro es un veneno que te encanta o te mata’, y me encanta y me mata, las dos cosas (ríe)”, confiesa Fede.“Subirte a un escenario como actor es maravilloso. Ojalá que en este país se pudiera vivir del teatro. Yo he hecho obras comerciales como ‘Subprime’ (Ricardo Campelo, 2012) o ‘La puta enamorada’ (Chema Cardeña, 2014 – actualmente en gira), pero es imposible luchar contra el 21%”, añade algo disgustado. 

Concluye destacando que necesita hacer teatropero hay que darle prioridad a la televisión y al cine. Necesito comer, necesito vivir. Ahora bien, el teatro es el arte dramático y no tenemos que olvidarlo nunca”.

También te gustará

1 comentarios

  1. Está interpretando su personaje en la serie a la perfección (y no es nada fácil).
    Enhorabuena y a seguir así...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter