Crítica

Crítica de la obra "Una corbata para Monroe" en el Teatro Arlequín Gran Vía

8:10


LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN TEATRALES

En "Un corbata para Monroe" descubrimos la persona que hay tras el personaje, totalmente desnuda, sin maquillaje ni su perfume favorito. Es una obra teatral que nos ayuda a conocer al mito eterno. | Por Ana Rodríguez.


La  vida de Norma Jean Baker está a punto de cambiar para siempre, pronto se convertirá en uno de los mayores mitos eróticos de la historia del cine y una de las actrices  más influyentes e icono de la moda y de la feminidad. Pero, ¿qué se esconde detrás del glamour y la belleza de un personaje como Marilyn Monroe? ‘Una Corbata Para Monroe’ nos trae la sensualidad de esta musa, aunque también la cara oculta de la fama, el éxito y la vida y el precio que hay que pagar por ello.

Estrenada el 10 de marzo, Una Corbata para Monroe llega al teatro Arlequín Gran Vía, dirigida por el joven Víctor Páez, que además hace las veces de coreógrafo, y protagonizado por Jazmín Abuín en el papel protagonista de Marilyn Monroe, completan el reparto Fran Moreno (Joe Dimaggio), Ander Zumeta (John Kennedy), Marta Wall (profesora de Marilyn), Carlos Báez (Arthur Miller), Edu Rosa (Bobby Kennedy), José Luis Hidalgo (director de cine).

La compañía NeoArte nace con esta obra, después de ver la obra representada de forma amateur, quisieron adaptarla profesionalmente y dar un toque musical a la pieza.

La obra desnuda, quita el maquillaje y el channel nº 5 de Marilyn, y la descubrimos a través de los ojos de Norma Jean, la persona detrás del disfraz, con tintes musicales y coreografías cuidadas que nos van a acompañar a lo largo de la obra y harán de transición entre escenas.

Con varios cambios de vestuarios, una pantalla gigante en la que se proyectan los diferentes lugares por los que trascurre la vida de Monroe, así como los bailes y las canciones que se suceden, la puesta en escena es lo más destacado de Una Corbata Para Monroe.

Quizá peque de ser un proyecto en el que muchas veces el texto está forzado con diálogos metidos con calzador para que el espectador sepa bien lo que pasa en cada momento, una obra en la que no hay cabida para sutilezas, está bien machacada para que el consumidor la engulla como papilla sin grumos.

Por otra parte las interpretaciones podrían ser mejorables, si bien la actuación de Jazmín Abuín es impecable así como las piezas musicales del resto de los actores, a nivel interpretativo quedan por debajo de la protagonista.


En definitiva, una Corbata para Monroe es un biopic con tintes musicales en el que podremos conocer mejor a la persona real detrás del mito eterno.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter