Crítica

Crítica de la obra "Vecinos" de L'Azotea Teatro en Teatro La Puerta Estrecha

8:04


ASÍ NO HAY QUIÉN VIVA

Es probable que el ronquido de tu vecino no te deje dormir o que siga dejando la basura en el rellano aún cuando ya pusiste una nota acosadora. El problema de verdad llega cuando simboliza todo lo que quisiste ser alguna vez. El teatro La Puerta Estrecha descubre a través de la comedia de VECINOS el drama de Silvia y Jerónimo que cansados de observar en Elena y Alberto la vida que siempre quisieron llevar, tendrán la oportunidad de “ser” ellos durante dos semanas. | Por Adolfo Pardo.


La convivencia vecinal no siempre es fácil. Pero, ¿y si la perfección de la vida de tus vecinos es tu mayor pesadilla? Carreras de éxito, belleza permanente, sonrisas perfectas, zapatos, bolsos y cinturones de firma, coches de alta gama, perfumes caros que embriagan las zonas comunes… Detalles que ponen en evidencia la decadencia de tu vida, las expectativas vitales frustradas. Este es el caso de nuestros VECINOS: Alberto y Elena deciden hacer un viaje de placer a la Riviera Maya, motivo por el que recurren a Silvia y Jerónimo, sus vecinos, para que se encarguen mientras estén fuera de alimentar a su gato y de subir y bajar las persianas. Lo que parecía un encargo monótono, acabará por desconfigurar la vida conyugal de Silvia y Jerónimo, nuestros protagonistas, dos jóvenes cercanos a la treintena que desean la, para ellos, perfecta vida de sus admirados, a la vez que odiados, vecinos.

Es imposible apartar a un lado la oportunidad de vivir como siempre quisiste aunque sólo sean un par de semanas, aunque  por un momento olvides quién eres de verdad y empieces la metamorfosis hacía unos personajes que difieren mucho de ti. A Silvia y Jerónimo no les gusta hablar sobre sus problemas ni siquiera sobre el reciente accidente de su amigo Javi. Cada mala sensación viene cubierta de un nuevo device para él o un par de zapatos para ella. Desean el éxito, poseer más y más cosas, aunque realmente ¿Da el consumo la felicidad?

Ellos intentan ocultar lo que sienten, aunque sus actos y sueños desvelan quiénes fueron y hacía donde van. VECINOS revela en su texto la cara más amarga del capitalismo que en su carácter más consumista hace de las personas maniquís analizables por lo que llevan o tienen por encima de su psique y sentimientos. Si no consumes, si no tienes más que los demás, no eres bueno y lo cierto es que nunca tendrás suficiente, siempre querrás más y más. Esta es la verdadera pesadilla.

Con una puesta en escena propia de comedia americana Alejandro Butrón y Paula Grueso consiguen a través de su actuación cambiar las localizaciones y mostrar hasta qué punto lo material acaba por degradar la personalidad de sus personajes: Jerónimo y Silvia. Sonreír con ellos se hace fácil, te haces cómplice de sus obsesiones y al final de la actuación agradeces el poco aprecio hacia tu vecino de la puerta de al lado. Más vale vivir con los ojos cerrados a su felicidad.

VECINOS dirigida por Nacho León se representa en el teatro La Puerta Estrecha (Calle del Amparo 94, Madrid. Metro: Lavapiés L3) todos los viernes de marzo a las 21:00 y todos los jueves de abril a las 20:30.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter