Cira con...

Cita con... Elsa Punset

13:22


Las emociones son nuestro patrimonio universal

Las emociones pueden y deben ser ejercitadas al igual que tu cuerpo no dejes que te juegen una mala pasada, a flor de piel solo tendrás las mejores. | Por P.C.J.

“ El libro de las pequeñas revoluciones” contiene 250 rutinas breves para que  todo aquello que te pasa en tu día a día puedas administrarlo emocionalmente sin que te pese de más.
Es un libro que se sale de lo común, no tiene un principio predeterminado ni un fin al igual  que no hace falta leerlo del tirón sino que tu decides cuando leerlo, y por donde … esta hecho para ti, para la necesidad que te surjan en cada momento.

Las rutinas que te propone Elsa son para que puedas gestionar tus emociones desde conocerte mejor, alegria, tristeza, ansiedad,nuevo retos, para activarte, protegerte de entornos tóxicos…y un sinfín de emociones y sentimientos  con rutinas que seguro vas poder ponerlas en practica, son ejercios, reflexiones, retos y sugerencias.

En definitiva, es un libro para que lo manejes a tu antojo en funcion de tus necesidades que contribuye a que esas breves rutinas se manifiesten en grandes cambios que iras notando desde el primer momento. No te hará falta nada mas  lleva este libro haya donde vayas utilizarlo inclusión en caso de emergencia, te será de gran utilidad.

Lo primero, muchas gracias tanto. Por crear este maravilloso libro, el cual tendría que estar en todo botiquín de casa y, segundo, por concederme esta entrevista, la cual jamás pensaría que podría realizar a una persona como tú, a la admiro. Aunque, si te soy sincera me hubiera encantado realizarla mirándote a los ojos.

J ¡Hola, Patricia! Tu entrevista es muy personal, y aunque no pueda mirarte a los ojos, si que te siento detrás de estas preguntas.

Quería hacer una pequeña aclaración, por si te lleva a duda en mi entrevista. Cuando estudiaba en enfermería, en la asignatura de psicología, nos dijo la profesora que no confundiéramos emoción y sentimiento, ya que la primera es algún que no perdura en el tiempo. Sin embargo, el sentimiento es más profundo y duradero… Por ello te lo pongo a la par para que me hables de
ambos términos que en definitiva para mi es lo que sentimos con mayor o menor perdurabilidad en el tiempo.
Aunque tendemos a usar los dos conceptos de forma intercambiable- emoción y sentimiento- técnicamente las emociones son una respuesta codificada, automatizada, que se genera en la parte más emocional del cerebro…  Primero surge la emoción, que es como un oleaje. Y tú, que estás en la orilla, recibes esas olas y puede que te rías, o puede que llores, o puede que te den miedo… Esos son los sentimientos, con los que vas a poder filtrar e interpretar la emoción básica.
Si tienes una buena inteligencia emocional, sabrás además gestionar esos sentimientos, ponerles nombre, potenciarlos o calmarlos, en función de lo que necesites. ¡Serás su dueño, en vez de ser su esclavo!

Para poder hablar de las emociones y saber cómo afrontarlas, ¿basta con estudiarlas o hay que vivirlas en las propias entrañas para saber de lo que se está hablando?
Las dos cosas, porque para transformar algo primero hay que comprenderlo… Aunque puedes dejar que otros estudien, y disfrutar aplicándote las conclusiones pertinentes J
Eso sí, una vez que comprendes algo con el intelecto, tienes que ponerte manos a la obra porque no vas a cambiar nada solo por comprenderlo… ¡No basta con pensar, ni siquiera con pensar positivamente! ¡Hay que trabajar el hábito, hacer que esos pensamientos que crean hábitos sean automáticos! Y eso exige mucha repetición y paciencia.

Elsa, ¿hay alguna emoción o sentimiento que no hayas vivido en primera persona?
No puedo saberlo seguro, ¡pero lo dudo! Nada de lo humano me es ajeno, como decía Terencio, el autor romano. La magia, la belleza de las emociones, es que nos habitan a todos, en cualquier cultura del mundo. Son nuestro patrimonio universal, el único lenguaje que compartimos. Gracias a ellas, somos capaces de comprendernos y de convivir, de sentir los unos por los otros.

Si tuvieras un don, ¿qué emoción/sentimiento desterrarías por siempre?
¡Noooo! ¡Ninguna! Las emociones no son buenas ni malas, son útiles o perjudiciales. ¡Depende cómo las uses! Todas tienen un mensaje, todas tienen una utilidad evolutiva. El miedo es la señal de alarma que te ayuda a sobrevivir… el asco te protege de las cosas tóxicas… la ira puede ser el germen de la justicia social, porque te lleva a defender aquello que te parece justo… Hasta la envidia es útil, porque es un gran motivador… ¡Pero hay formas positivas y negativas de vivir la envidia! En el Libro de las Pequeñas Revoluciones, por ejemplo, hablo de cómo transformar la envidia en “envidia buena.”
Así que no quiero renunciar a ninguna emoción, pero si quiero ser más dueña de ellas, gestionarlas mejor. Usaría pues el don que me ofreces para ser mejor a la hora de filtrar y gestionar esas emociones J  Aprendería a no dejar que mi cerebro programado para sobrevivir agrande tanto las posibles amenazas, las palabras y actos que me dañan… ¡Mejoraría mi inteligencia emocional!

En lo referente a las emociones, ¿crees que esta todo visto? Es decir, ¿habrá emociones por descubrir?
¿Te refieres a como pasa con los planetas? J Pues no, ¡creo que ya tenemos el abanico de emociones básicas y universales bastante claro! ¡Llevamos siglos estudiando a los humanos!  Lo que si queda mucho por descubrir es acerca de los mecanismos del cerebro, porque estamos desarrollando la tecnología que no teníamos para descubrir sus procesos y sus reacciones, y podrá variar la forma de clasificar las emociones, o incluso de entender sus mecanismos, cómo las memorizamos, qué impacto físico tiene cada una…
La novedad no está pues en las emociones en sí… la novedad está en saber, por ejemplo, que nuestras emociones no son inmutables y rígidas, sino que podemos entrenarlas como un músculo. Esto será, cada día más, una ciencia más y más precisa.

Hace unos años, describí que el pueblo japonés tiene una alta tasa de suicidios y que lo achacaban a que es una sociedad poco da a mostrar que sienten que padecen o incluso que viven …  hay un youtuber español viviendo en Japón que acaba de nacer su hija y en el hospital narraba como ninguna mama se comunicaba con su bebe y que el personal sanitario se quedaba alucinado y extrañado de por qué él hablaba a su bebe si supuestamente era perder el tiempo ya que no le entendía.
No se Elsa si habrás llegado a ese público japonés, pero qué opinas de ellos y si te gustaría por hacer llegar a ellos que el mostrarse ante los demás no es un signo de debilidad.
Me encantaría conocer Japón, pero es una asignatura pendiente… Antes hablábamos de que las emociones son las mismas para todo el mundo… pero también hay que decir que cada cultura pone el acento, o da importancia, a unas emociones más que a otras. Los japoneses dan mucha importancia a lo social, por encima de lo individual. Por ello, manifestar tus emociones de forma muy abierta puede parecerles agresivo, egoísta. Como todo, esto tiene su lado bueno, y su lado malo, más represivo para el individuo.
Respecto a lo que me cuentas del bebé, me sorprende, porque ya es muy aceptado en la comunidad médica que los bebés perciben emociones desde el primer día de su vida, y que responden a las emociones de sus padres de forma casi alarmante… Por ejemplo, los bebés de madres deprimidas muestran un menor desarrollo cognitivo. 

Para ti Elsa, ¿qué es lo más indicado, potenciar las emociones y sentimientos positivos o centrarse en aminorar los negativos?
Las dos cosas J… ¡porque ambas son tendencia para el cerebro humano! Como dice el psiquiatra y neurólogo Rick Hanson, la mente es como teflón para lo positivo, y velcro para lo negativo… Pero como tenemos un cerebro entrenable, tan entrenable como un músculo, ¡es cuestión de desarrollar hábitos mentales y emocionales sanos!

Elsa, en nuestra sociedad de hoy en día creo que están pasando muchas contradicciones somos un mundo hiperconectado podemos hablar con alguien de México por ejemplo o de Filipinas el caso que cuando estamos cara a cara ya ni nos miramos a los ojos, veo que mostramos más los sentimientos por WhatsApp que cara a cara porque la gente se está volviendo tan impersonal.
Patricia, es cierto que el mundo es complejo y contradictorio, pero nunca hemos tenido tantas oportunidades y posibilidades como hoy en día. Nunca hemos hablado tanto de la necesidad de ser justos, de ser compasivos, de ser empáticos y respetar la diversidad que hay en el mundo. Podemos elegir e influir  más que nunca. Y eso convive sin embargo con un incremento en el sentimiento de soledad de las personas y con el auge de la depresión y de muchas enfermedades de origen emocional, precisamente porque nuestra forma de vivir es más compleja que antes.
Respecto a nuestra forma de comunicarnos y de convivir, tenemos que aprender a usar las nuevas tecnologías para que circule información y poder intercambiar ideas y ser más creativos… pero sin renunciar a la necesidad básica que tenemos de dar y recibir afecto. Esto requiere que podamos convivir físicamente, tocarnos, mirarnos a los ojos. ¡Y es un reto pendiente!

Muchas gracias espero poder algún día verte un saludo enorme
¡Gracias y hasta pronto! J


:: "El libro de las pequeñas revoluciones" ya está a la venta, publicado por Ediciones Destino, al PVP recomendado de 18,90€ (físico) y 9,99€ (digital)::


También te gustará

2 comentarios

  1. Un libro estupendo de una autora muy especial. Totalmente recomendable

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter