Ana Otero

Crítica de la obra "Memoria o desierto" en Teatro Fígaro

13:09


UN VÍNCULO QUE LA DISTANCIA NUNCA ROMPIÓ

Una relación entre hermanas es siempre única, especial al tiempo que complicada. ‘Memoria o Desierto’, revolver el pasado o dejar que se pierda. El teatro Fígaro acoge en su escenario la representación del texto de Ignasi Vidal en una producción que se llena de emoción y realidad en la visceral actuación  de Ana Rayo, Marian Aguilera y Ana Otero. La historia de una familia sepultada en la sombra hasta que un detonante ponga de manifiesto que las apariencias engañaban. | Por Adolfo Pardo.
 Un secreto sepultado en el tiempo irrumpe tras la muerte del padre de tres hermanas que no tienen relación por hechos que ocurrieron en el pasado. Esta es la historia de tres supervivientes emocionales que superaron la falta del cariño cuando eran unas niñas tras la muerte de su madre.


El tiempo pasa, cambia las circunstancias y hace mella en las relaciones que más nos importan porque evolucionamos, avanzamos hacia adelante y olvidamos que hay un sitio para nosotros al que volver: el hogar. Un lugar en el mundo que se rompe cuando desaparece la persona que lo creó nuestro padre, aunque no todos son iguales. Ellas son tres hermanas, tres mujeres marcadas por el estigma que les dejó su padre, no saben si llorar por su muerte, permanecer impasibles o reír por la alegría de reencontrarse tras años sin verse. Sin embargo, hay un secreto que las atormenta y que en ese punto de inflexión verá finalmente la luz, eliminando el rastro de dolor que quedó cuando el amor de su madre desapareció de golpe de sus vidas. Un recuerdo latente a la espera de ser activado.

No hay nada más humano que la familia, la red social creada por el flujo de la sangre. Memoria o Desierto desvela sus entresijos, la decepción por el fallo de un hermano, la inexplicable necesidad de su contacto y la inevitable sensación de vivir cuando por fin el contacto vuelve. Con ella es posible reír a carcajada limpia o llorar cuando el drama se descubre y desvela la tristeza que escondía hasta ese momento sus corazones. Una dualidad necesaria en la representación de la vida.

La puesta de escena consigue recrear a la perfección el espacio de la acción de una forma casi cinematográfica sin excesos y una gran dosis de realidad teatral. Marian Aguilera nos enamora con la ‘aparente’ inocencia de Cata y sus ocurrencias, Ana Rayo nos provoca una enorme risa ante los comentarios irónicos de Magda mientras que Ana Otero emociona ante el profundo sentimiento que tanto tiempo había guardado Natalia.

‘Memoria o Desierto’ es el conjunto de dos dimensiones, es perdón y amor, todo al mismo tiempo. Una obra con la que disfrutar en un texto para no olvidar. Muy recomendable.


‘Memoria o Desierto’ dirigida por Ignasi Vidal se representa en el Teatro Fígaro (c/ Doctor Cortezo 5, Madrid Metro: Vodafone Sol (L1, L2, L3)) todos los martes y miércoles a las 20:00 durante el mes de abril

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter