Cómic

Reseña de "Las chicas siempre tienen pipí" de Marie-Périnée Goguenot

10:15


¡ATENCIÓN! PELIGRO DE RISAS


Escrita con el máximo rigor por profesionales del dopaje de vejiga y del pipí en terreno hostil, esta obra está aconsejada para todas las personas que se enfrentan a molestias pipidoras y a la incomprensión de su entorno. La obra está contraindicada para las personas demasiado emotivas, ya que su lectura presenta un riesgo de fuga urinaria derivada de un ataque de risa.

Aunque el género masculino no se enfrenta a la problemática del acceso a los aseos, le instamos encarecidamente a que la consulte. | Por Eva García.



Muchas son las anécdotas, más o menos divertidas o comprometidas, que cualquier persona puede contar cuando ha sentido la urgente necesidad de acudir al WC en situaciones poco favorables. Problema que, por razones biológicas, como se dice en el libro, afecta más a las mujeres que a los hombres.

Y precisamente al colectivo femenino va dedicado este manual, escrito con excelente humor actualizado, donde nos describe las situaciones más molestas y comprometidas en las que nos podemos encontrar, en lugares públicos, qué se debe hacer y que evitar; en el coche, las reacciones de los acompañantes en el auto y las precarias condiciones de los aseos de las estaciones de servicio y de regalo un divertido indicador de nivel de pipí para el coche.

Se dedica otro capítulo a las medidas preventivas para evitar las situaciones apuradas, apartado que, sin perder el estilo cómico, aporta datos de interés para aprender cosas nuevas y desmentir mitos. Las colas, las interminables colas para entrar a los aseos de cualquier restaurante, centro comercial, etc., ocupa el siguiente apartado. Absolutamente todas las lectoras se sentirán identificadas en al menos una de las situaciones que describe el libro. Para ellas otro regalo: una tarjeta prioritaria para incontinentes (no dejéis de leer la letra pequeña).

Tras las colas, la odisea solo acaba de comenzar. Los siguientes dos apartados derrochan humor contándonos las vicisitudes dentro del WC y a la salida, una vez más es imposible no verse reflejada en las chicas de las viñetas, de dibujo sencillo y muy expresivo, a todo color. Después de hablar de los escapes y de lugares poco ortodoxos donde hacer pipí, termina el libro con el cuento de Pipicienta y como último regalo un juego de cartas, el “Pipigame”.

Absolutamente recomendable si lo que quieres es una lectura amena que te haga pasar un buen rato. Leer preferiblemente después de haber pasado por el WC.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter