cine

Crítica de "Blood Father", dirigida por Jean-François Richet

10:18

ARTÍCULO POR ENRIQUE LÁZARO

TIPO DURO, BUEN PADRE

Título: Blood Father. Director: Jean-François Richet. Intérpretes: Mel Gibson, Erin Moriarty, Elisabeth Röhm, William H. Macy, Diego Luna, Thomas Mann, Michael Parks. Género: Thriller de Acción. Nacionalidad: USA 2016. Distribuidora en España: Vértigo Films. Fecha de Estreno: 09/09/2016. Nota:3/5

Sinopsis: Lydia (Erin Moriarty),una joven de 16 años, es acusada de haber robado una fortuna a un cartel, pero en realidad es una trampa fraguada por su novio traficante. La chica tiene que escapar con el único aliado que tiene en el mundo: su padre, John Link (Mel Gibson), un eterno fracasado, antiguo motero rebelde y ex presidiario, que se verá en la obligación de vincularse nuevamente con un pasado del que huía para poder salvarla a ella.



Regresa Mel Gibson al thriller de acción donde se maneja como pez en el agua y que constituye su auténtica zona de confort, recordemos sin ser exhaustivos títulos como las 4 Armas Letales, Payback, Al límite o Vacaciones en el infierno. Un género donde ha demostrado sobradamente su valía como actor.

Y vuelve con este BLOOD FATHER (en su doble acepción: sangriento o biológico, las dos tienen cabida en el título), policiaco a caballo entre la "road movie" (subgénero de huida) y los films de redención familiar.

El director de este vehículo, a mayor gloria del señor Gibson, es Jean-François Richet, director francés con trabajos tanto en Francia como en los USA, y que tiene como títulos más conocidos el "remake" de Asalto a la comisaría del distrito 13 de John Carpenter, aquí bautizada como Asalto al distrito 13, o la reciente Una semana en Córcega con Vincent Cassel.

En la película destacan, aparte del propio Mel, la joven y talentosa Erin Moriarty en el papel de su hija, una actriz con mucho futuro, las intervenciones (escasas) del gran William H. Macy y algunos secundarios muy bien trazados en unos buenos diálogos (el de Michael Parks, sin ir más lejos).
Tambien destacar algunas pinceladas en la relación padre-hija, descritas con mucha gracia e ironía y el tenso final, muy bien rodado.

En el lado negativo resaltar otro papel de "malo" estereotipado, con muy poca chicha, para ese buen actor que es Diego Luna.

En resumen, una película de acción digna, con buenos personajes (el duo protagonista), algunos secundarios algo desaprovechados y excelentes (pocas) escenas de acción.

También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter