Se abre el telón

Crítica de la obra "Taxi" en el Teatro La Latina

9:05


UN LIO MUY ENREDADO CON UN FINAL INESPERADO

2 mujeres, 1 marido, el amigo del marido y 2 inspectores de policía, todos en un lío demasiado enredado que te saca carcajadas hasta que se te saltan las lágrimas. | Por Ester Sánchez.


Rafael Moreno es un taxista que trabaja en Madrid, pero que tiene un particular que le hace no ser como cualquier compañero del gremio ¡está casado con dos mujeres a la vez!
Por un lado está Carmen, con la que vive en el barrio de Chamberí y por el otro lado está Lucia que vive en el cercano barrio de Chamartín. Rafael no ha tenido hasta ahora ningún problema con esto ya que tiene todo muy organizado. Para ello lleva todo anotado en un pequeño cuadernito y además pasa los días con una y las noches con la otra para así poder estar con las dos a la vez. Aparte de esto, Rafael, no lleva teléfono móvil con la excusa de que les tiene manía, cuando la verdadera razón es que ninguna de las dos le pueda llamar y localizar mientras está con la otra.
Una noche Rafael no ha aparecido en casa de Carmen y por la mañana tampoco ha llegado a casa de  Lucía y ambas, por separado, se preocupan y llaman a las comisarias correspondientes a sus distritos.
 Rafael ha sufrido un accidente con el taxi y está herido (las razones de por las que está herido es mejor que las sepáis en directo en la función, así no os hago spoiler). Lleva la cabeza vendada y está algo aturdido. El inspector de policía que le acompaña es Gervasio García García, o como él dice, G G G. Este inspector es un español “fan” de Franco y de lo que todo ello conlleva.
El inspector G G G ha llevado a Rafael a casa de Carmen en el barrio de Chamberí y le explica el accidente y el por qué va con la cabeza vendada y no ha pasado la noche en casa.
Resulta que con el accidente, Rafael acabó en el hospital Gregorio Marañón y allí resulta que dio una dirección y luego en comisaria dio otra distinta, las direcciones de las dos casas de sus esposas. Ahí empieza un lío descomunal.
En medio de todo esta primera parte aparece un vecino que es también amigo de Rafael, Alfonso. Un vecino un poco fumado y con cada salida increíblemente divertida todo aderezado con un peculiar vestuario.
Pero esto no acaba aquí. La otra mujer, Lucía sigue preocupada porque sigue sin saber nada de Rafael hasta que este la llama para decirle que está bien y tiene que inventarse una excusa porque no quiere que se entere del accidente. La excusa es para escucharla de boca del protagonista porque si no no tiene la misma gracia.
Aparece el inspector Molero que pertenece a la comisaría de Chamartín para contrastar datos, ya que el también tenía los datos con las dos direcciones.
Las excusas para que poder estar con las dos mujeres son increíblemente increíbles en la vida real, o eso espero.
El papel de Alfonso, el amigo y vecino, es crucial en esta trama. Y es que a pesar de las cosas que tiene Alfonso, no abandona a Rafael ni en los momentos más complicados y difíciles.
El final no os le podéis imaginar por nada del mundo, pero es estupendo, solo os digo eso.

Un estupendo elenco formado por Esther Del Prado en el papel de Lucía, Amparo Bravo interpretando a Carmen, Alfonso transformado de la mejor manera por Sergio Fernández “El Monaguillo”, el inspector García llevado a cabo magistralmente por Alfredo Cernuda, el inspector Molero dentro del cuerpo de Javier Losán y Josema Yuste interpretando de la mejor manera a el protagonista, Rafael Moreno. Un grupo de profesionales que consiguen hacerte reír a carcajada limpia y solo por eso ya vale la pena.

Esta adaptación de una de las comedias más famosas de Ray Cooney es una de las obras más divertidas actualmente en cartelera que no debería perderse nadie.
Muchas risas, muy divertida y todo de una manera relajada, profesional y en un entorno como el Teatro La Latina.

¡Súbete a este loco taxi!


También te gustará

0 comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Nuestro Twitter