¿Puede el lesbianismo convertirse en tendencia?


Como este mundo está hecho claramente de extremos, o más bien los humanos somos muy proclives a eso, no se puede ignorar el hecho de que en los últimos tiempo, las lesbianas xxx son realmente una tendencia. Hace un par de décadas, la homosexualidad entre mujeres casi podía considerarse un tema tabú, mucho más que en los hombres, y en lo único en que se trataba libremente el tema era en la pornografía; pero cuidado, no pensando precisamente en que los videos lésbicos atrajeran público femenino, sino porque a los hombres les gusta bastante eso de ver que dos mujeres se lo montan delante de ellos (el machismo en el porno es legendario y perfectamente conocido).

Y es que parece que son ellos, los varones, los que están dándole la vuelta a la tortilla, nunca mejor dicho… porque, señores, el lesbianismo les pone a los hombres, según un estudio reciente. Me alivia saber esto, porque ahora ya no es una impresión por mi parte, sino que realmente mi opinión está avalada por la ciencia. Y es que parece ser que es deseo ancestral de que sus parejas mujeres tengan relaciones sexuales, si es que han de tenerlas, con otras mujeres… ¿por qué?, pues ni más ni menos que por machismo puro al parecer: así se preserva su estirpe, pues no hay manera de que ellas puedan reproducirse si mantienen relaciones lésbicas.

Bueno, el resultado del estudio es bastante discutible, y se puede estar de acuerdo o no con él; pero el objeto de estudio está claro: los hombres las prefieren bolleras, así como suena. Eso por no hablar de la fantasía sexual de que la mujer de una pareja tenga sexo con otra fémina delante de su compañero, y no te digo nada si además acaban invitándolo a participar… Creo que esa es la fantasía erótica más extendida entre los varones, alejándose de otros mitos porno que antes hicieron furor pero que están cayendo en desuso: porno chachas, conejitas Playboy, babysitters, secretarias… Como ves, todos ellos heterosexuales, pero ahora han llegado las tortilleras (incluso sirve si sólo son bisexuales, el caso es poder montárselo con otra tía) para desbancarlos a todos.

Y esto, ¿beneficia en algo a las mujeres? Bueno, pues parece ser que, por de pronto, sí que ayuda bastante a las que sean lesbianas; al menos, se habla abiertamente del tema, ya no es necesario esconder ninguna relación entre mujeres y, por si fuera poco, el porno se ha vuelto más flexible y ofrece nuevos horizontes a sus actrices, si lo vemos desde esta perspectiva. Después, a las hetero, o a las que simplemente quieren disfrutar de relaciones sexuales abiertas sea con quién sea, también les da más libertad, aunque sólo sea por poder afirmar y defender sus preferencias. Desde luego, hoy declarar que se es una mujer lesbiana abre muchas puertas, como ya pasara con bastantes famosas que salieron del armario; de hecho, abre más puertas que a los hombres, pues el género masculino es menos flexible a la hora de aceptar la homosexualidad entre varones (se ve que eso de ver a dos hombres montándoselo no los pone ni una pizca, a diferencia de la opción contraria).

Así, parece que si ser lesbiana sigue estando de moda, y se convierte en una tendencia (como dije al principio, los humanos siempre nos vamos a los extremos), las tortilleras tendrán que agradecérselo a ellos, los hombres, ni más ni menos. Claro, si es que un día, de golpe y porrazo, no nos volvemos todos retrógrados y nos atrasamos un siglo en lo que a mentalidad abierta se refiere; yo espero que no, pero con la especie humana… nunca se sabe.